COMUNICADO DE PRENSA

El presidente del Grupo Banco Mundial llama a actuar con urgencia para encarar la crisis del hambre

Marzo 08, 2017


Ciudad de Washington, 8 de marzo de 2017. El presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, emitió hoy la siguiente declaración sobre los niveles devastadores de inseguridad alimentaria en África al sur del Sahara y Yemen:

" Millones de vidas corren riesgo y más personas morirán si no actuamos rápida y decididamente.

Quienes trabajamos en el Grupo Banco Mundial nos solidarizamos con las personas que en la actualidad están amenazadas por las hambrunas. Estamos movilizando una respuesta inmediata para Etiopía, Kenya, Nigeria, Somalia, Sudán del Sur y Yemen. Estamos armando un paquete financiero de más de USD 1600 millones para crear sistemas de protección social, fortalecer la resiliencia de las comunidades y mantener la prestación de servicios para los más vulnerables. Dicho paquete abarca operaciones existentes por valor de más de USD 870 millones que ayudarán a las comunidades amenazadas por las hambrunas. También estoy trabajando con nuestro Directorio Ejecutivo para asegurar la aprobación de operaciones nuevas por valor de USD 770 millones, que se financiarán sustancialmente a través del Servicio de Respuesta ante las Crisis de la Asociación Internacional de Fomento.

, pero debemos admitir que las hambrunas tendrán impactos duraderos en la salud, y la capacidad de aprendizaje y de ganarse la vida de las personas. De modo que también continuaremos colaborando con las comunidades para recuperar sus medios de subsistencia y crear resiliencia frente a crisis futuras.

Estamos coordinando estrechamente nuestros esfuerzos con las Naciones Unidas y otros asociados en todas las áreas de nuestra respuesta. Sabemos que no será posible solucionar esta crisis aguda sin la labor conjunta de todos los actores de los ámbitos humanitario y del desarrollo. Pedimos a la comunidad internacional que dé una respuesta enérgica y rápida al llamamiento mundial de las Naciones Unidas destinado a movilizar recursos para encarar las hambrunas.

Para evitar crisis en el futuro, debemos invertir en paliar las causas y los factores que dan lugar a la fragilidad actual, y ayudar a los países a crear resiliencia en las instituciones y la sociedad".

Antecedentes

Se denomina hambruna a la situación en la que una parte considerable de la población no tiene acceso a alimentos básicos y sufre malnutrición grave, y en que un número sin precedente de personas muere de hambre. Los niños menores de cinco años son los más afectados. El 20 de febrero se declaró oficialmente la hambruna en Sudán del Sur, e impactó aproximadamente a 100 000 personas, y hay un riesgo creíble de que se produzcan más hambrunas en Yemen, el noreste de Nigeria y otros países. Los conflictos y la inseguridad civil existentes intensifican aún más la inseguridad alimentaria de millones de personas de toda la región, y ya se observan desplazamientos generalizados y otros efectos secundarios transfronterizos. Por ejemplo, la inseguridad alimentaria en Somalia y la hambruna en Sudán del Sur están acelerando la corriente de refugiados con destino a Etiopía y Uganda. Las Naciones Unidas estiman que alrededor de 20 millones de personas en Nigeria, Sudán del Sur, Somalia y Yemen se encuentran en estado crítico de hambruna. La sequía también afecta a Uganda y partes de Tanzanía. La última hambruna se declaró en 2011 en Somalia, y como consecuencia de ella murieron 260 000 personas. 

Contactos para medios de comunicación
En Washington
David Theis
Teléfono: 202-458-8626
dtheis@worldbankgroup.org

COMUNICADO DE PRENSA N.º
178