COMUNICADO DE PRENSA Marzo 01, 2018

Ante el auge de los conflictos en todo el mundo, nuevos planteamientos para su prevención pueden salvar vidas y ahorrar hasta USD 70 000 millones al año

CIUDAD DE WASHINGTON, 1 de marzo de 2018. —hasta USD 70 000 millones al año, en promedio—, según un estudio publicado hoy por el Banco Mundial y las Naciones Unidas.

Según el nuevo estudio, que se titula Pathways for Peace: Inclusive Approaches to Preventing Violent Conflict (Opciones de paz: Planteamientos inclusivos para prevenir los conflictos violentos) y constituye el primer informe sobre prevención de conflictos preparado conjuntamente por el Banco Mundial y las Naciones Unidas, La clave está en identificar tempranamente los riesgos y trabajar en estrecha colaboración con los Gobiernos a fin de mejorar la respuesta ante tales riesgos y reforzar la inclusión.

“Es cada vez más claro que los conflictos violentos son uno de los mayores obstáculos para poner fin a la pobreza”, dijo el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim. “Los conflictos afectan a un número creciente de personas dentro de los países, pero no se confinan en las fronteras nacionales, y sus repercusiones pueden poner en peligro a regiones enteras y plantear riesgos en todo el mundo. La prevención de conflictos violentos es uno de los desafíos relativos al desarrollo más complejos de nuestros tiempos, y para abordarlo se requieren más recursos, planteamientos innovadores y una colaboración más estrecha entre los asociados internacionales”.

Tan solo entre 2010 y 2016 se duplicó el número de civiles que perdieron la vida en conflictos violentos. Además, los conflictos violentos han desplazado de sus hogares a una cantidad de personas que no tiene precedente. En la actualidad,

Se estima que los conflictos violentos podrían costar hasta USD 13,6 billones al año a nivel mundial, cifra equivalente al 13,3 % del producto interno bruto (PIB) mundial. La recuperación tras los conflictos puede llevar generaciones. El mencionado informe demuestra que la prevención es eficaz en función del costo, y en él se destacan tres escenarios que permitirían ahorrar desde USD 5000 millones hasta casi USD 70 000 millones anuales en costos.

En la actualidad, el gasto en prevención de conflictos representa solo una fracción del gasto en respuestas frente a las crisis y esfuerzos de reconstrucción. Según el informe, un cambio hacia la realización de inversiones en desarrollo inclusivo y sostenible —junto con el fortalecimiento de la diplomacia y las iniciativas de seguridad, y el abordaje de la desigualdad y la exclusión que suelen desencadenar conflictos— podría reducir considerablemente los costos.

: para 2030, más de la mitad de los pobres del mundo vivirá en países afectados por altos niveles de violencia. No obstante, en el informe se subraya que los conflictos ocurren tanto en países de ingreso bajo como en países de ingreso mediano, y que el ingreso y la riqueza no son una garantía contra la violencia. En consecuencia, el informe ofrece a los países de distintos niveles de ingresos un conjunto de recomendaciones de política y medidas específicas que ellos y otros actores pueden adoptar para resolver conflictos sin violencia. Estas son: abordar los riesgos de manera temprana, antes de que los agravios se arraiguen; promover la participación de las mujeres y los jóvenes, y comenzar a adoptar políticas más inclusivas que garanticen un acceso más equitativo a los recursos naturales, los servicios básicos, la seguridad y la justicia.

Según las conclusiones del informe, los países que logran mayor éxito movilizan una coalición de la sociedad civil, agrupaciones de mujeres, organizaciones confesionales y el sector privado para brindar incentivos en pro de la paz y manejar las tensiones. Además, emprenden reformas orientadas a consolidar las bases y el carácter inclusivo de sus instituciones.

En el informe se hace un llamado urgente a revisar los incentivos que tienen los actores nacionales, locales e internacionales para actuar tempranamente y en forma colaborativa con miras a construir y mantener la paz, y se señala que la única manera de prevenir conflictos violentos es mediante la plena colaboración de los actores en el ámbito nacional, diplomático, del desarrollo y de la seguridad.

Para leer el informe completo, visite www.pathwaysforpeace.org  

 

Personas de contacto:
En la ciudad de Washington: Kristina Nwazota, (202) 473-9219, knwazota@worldbank.org
Para pedidos de contenido multimedia: Huma Imtiaz, (202) 473-2409, himtiaz@worldbankgroup.org

 


COMUNICADO DE PRENSA N.º 2018/109/FCV

Api
Api