COMUNICADO DE PRENSA Mayo 08, 2018

Nuevo informe analiza desastres del pasado en preparación para el futuro

Fondo Mundial para la Reducción de los Desastres y la Recuperación: ¿Estamos preparados para la próxima Pompeya?

CIUDAD DE WASHINGTON, 8 de mayo de 2018. ante los desafíos modernos, como el cambio climático y la rápida urbanización.

En el informe Aftershocks: Remodeling the Past for a Resilient Future (i) (Réplicas: Remodelizar el pasado con miras a un futuro resiliente), publicado hoy por el Fondo Mundial para la Reducción de los Desastres y la Recuperación (GFDRR), se pasa revista a varios desastres ocurridos en el pasado distante y reciente, y se analizan los impactos que podrían tener eventos similares si sucedieran en el mundo actual, más poblado y más conectado.

La erupción del monte Tambora en 1815, que se detalla en el informe, fue el evento volcánico más devastador del último milenio, en el que murieron más de 70 000 personas en las inmediaciones. Las partículas diseminadas por la erupción bloquearon la luz del sol, lo que contribuyó a un descenso de 3o C de las temperaturas mundiales, fenómeno que a su vez fue la causa del “año sin verano” en todo el planeta en 1816. En China, Europa y América del Norte se perdieron cultivos y en algunas partes del mundo hubo hambrunas.

Si hoy ocurriera una erupción similar en Indonesia, esta se produciría en una superficie 10 veces más densamente poblada. Perturbaría el tráfico aéreo en una zona extensa y podría reducir la producción mundial de alimentos en una época en que el planeta tiene 6000 millones más de habitantes.

“Ante unos niveles de población, urbanización e infraestructura construida considerablemente mayores, nuestras ciudades y comunidades están más expuestas a los riesgos de desastres. Analizar los desastres del pasado nos ayuda a formular planes para un futuro más resiliente”, dijo Laura Tuck, vicepresidenta de Desarrollo Sostenible del Banco Mundial.

En el informe Aftershocks, publicado hoy con ocasión del Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y con antelación al Foro sobre Comprensión de los Riesgos 2018 (i) que tendrá lugar en Ciudad de México del 16 al 18 de mayo, se señala que los impactos de los desastres van en aumento debido al desarrollo y al crecimiento de la población. Es probable que estas tendencias continúen en el futuro. Por ejemplo, los modelos muestran que Sin embargo, en estas cifras no están considerados los impactos del cambio climático en la intensidad y la frecuencia de los peligros; en el futuro, la mayor frecuencia de fenómenos extremos de precipitaciones provocará más sequías e inundaciones, y como consecuencia de la subida del nivel del mar muchas zonas costeras experimentarán inundaciones más frecuentes e intensas.

En el informe se analiza el impacto que podrían tener los desastres en diversos sectores, como los de agricultura e infraestructura. Igualmente, se estudia la vulnerabilidad de nuestra infraestructura digital y electrónica más reciente ante distintos escenarios potencialmente devastadores, como el evento Carrington, una potente tormenta solar que provocó el fallo de los sistemas de telégrafo en Europa y América del Norte en 1859.

Un aspecto importante que se analiza en el informe Aftershocks es que,

Por ejemplo, los terremotos ocurridos en Chile y en Haití en 2010 demuestran la importancia del cumplimiento de las normas de construcción y de una planificación urbana resiliente para mitigar el impacto de eventos futuros. La remodelización del tifón Wanda, que asoló las regiones costeras de China en 1956, muestra tanto el impacto de los peligros naturales en una economía que crece aceleradamente como las ventajas de una identificación eficaz de los riesgos y de los sistemas de alerta temprana. Una mirada más detenida de los dos terremotos ocurridos en Ciudad de México en 1985 y 2017 ilustra la importancia de integrar múltiples intervenciones para mitigar los riesgos, desde la alerta temprana hasta la mejora de las prácticas de construcción y la protección financiera.

“Los devastadores huracanes y terremotos ocurridos el año pasado en América Latina y el Caribe son un recordatorio de la urgente necesidad de comprender mejor nuestras vulnerabilidades y de tomar medidas para reducirlas”, dijo Francis Ghesquiere, jefe del Fondo Mundial para la Reducción de los Desastres y la Recuperación (GFDRR). “Comprender mejor los desastres históricos nos brinda una oportunidad para evitar los errores del pasado”.

Los desastres impactan desproporcionadamente a los países en desarrollo, y las comunidades más pobres de esos países se ven especialmente afectadas. En el informe Aftershocks se plantea que esas comunidades pueden beneficiarse de una mejor difusión de la información sobre los riesgos, incluida aquella que aportan los modelos de riesgos.

“Con los impactos adicionales del cambio climático, en los próximos años aumentará la frecuencia y la gravedad de algunos peligros”, subrayó Tuck. “Estos desafíos requerirán el despliegue de todas las herramientas disponibles: desde las importantes lecciones aprendidas del pasado hasta las tecnologías emergentes del presente y el futuro”.

Para obtener más información sobre el informe Aftershocks: Remodeling the Past for a Resilient Future, visite: https://www.gfdrr.org/en/aftershocks (i)

El Fondo Mundial para la Reducción de los Desastres y la Recuperación (i)

El Fondo Mundial para la Reducción de los Desastres y la Recuperación (GFDRR) es una alianza mundial que ayuda a los países en desarrollo a comprender mejor y reducir sus vulnerabilidades ante los peligros naturales y a adaptarse al cambio climático. En colaboración con más de 400 asociados locales, nacionales, regionales e internacionales, el GFDRR proporciona financiamiento a título de donación y asistencia técnica y desarrolla actividades de capacitación e intercambio de conocimientos con el fin de integrar la gestión de los riesgos de desastres y relacionados con el clima en las políticas y las estrategias. El GFDRR es administrado por el Banco Mundial y cuenta con el respaldo de 34 países y 9 organizaciones internacionales.

El Foro sobre Comprensión de los Riesgos 2018 (i)

El Foro sobre Comprensión de los Riesgos 2018, organizado por el GFDRR, congregará a más de 800 expertos y líderes de opinión de todo el mundo para analizar el papel fundamental de la difusión de la información sobre los riesgos, así como de las tecnologías disruptivas, en la gestión de los riesgos de desastres. En dicho foro se expondrán las últimas innovaciones, se facilitará el intercambio de conocimientos y se fomentarán las relaciones de colaboración para la identificación y la evaluación de riesgos. El encuentro incluirá talleres interactivos, paneles de expertos y demostraciones en directo de tecnologías que impactan la forma de evaluar los riesgos de desastres.

 


COMUNICADO DE PRENSA N.º 2018/160/GCC

Contacto

David Tucker
+1 202 473 3817
dtucker1@worldbank.org
Api
Api