Discursos y transcripciones

Declaración del presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim, tras la reunión con el presidente de la República Democrática del Congo, Joseph Kabila

World Bank Group President Jim Yong Kim

Meeting with the Democratic Republic of Congo (DRC) President Joseph Kabila

Kinshasa, Congo, República Democrática del

Mayo 22, 2013

Alocución inicial

Señor presidente Kabila, honorables señores ministros: sírvanse aceptar las expresiones de mi gratitud por la generosa hospitalidad con que nos han dado la bienvenida en el día de hoy. Quisiera expresar la satisfacción que me produce encontrarme aquí con ustedes y con el secretario general Ban Ki-moon en el comienzo de nuestra inusual visita conjunta a la región de los Grandes Lagos.

El secretario general y yo considerábamos muy importante realizar juntos una visita a esta región. Queremos poner de manifiesto con la mayor claridad posible que el Grupo del Banco Mundial y las Naciones Unidas pueden unir fuerzas y producir un efecto de transformación al ayudar a la región a recuperarse de las secuelas del conflicto y la inseguridad. Queremos contribuir a llevar a la práctica el acuerdo de paz de la región de los Grandes Lagos.

Lo que aquí sucede afecta a toda África. Tenemos ante nosotros una oportunidad histórica de reducir extraordinariamente la pobreza extrema y elevar los niveles de vida, no solo en la región, sino en todo el continente.

Me complace anunciar en el día de hoy que el Grupo del Banco Mundial proporcionará financiamiento adicional por un monto de más US$1000 millones para ayudar a mejorar las condiciones de vida de la población de la República Democrática del Congo y de otros países de la región de los Grandes Lagos.

Ese nuevo financiamiento proporcionará mejores servicios de salud, educación, nutrición, capacitación laboral y otros servicios igualmente esenciales para la población de esta región, donde tantas familias y comunidades han padecido las consecuencias del conflicto durante un período muy prolongado.

Este financiamiento incrementará el comercio transfronterizo, dará impulso al suministro de electricidad y a la producción agrícola; mejorará caminos y otras redes de transporte y ayudará a la región de los Grandes Lagos a mantener la paz y a revitalizar la economía regional. La población de esta región merece unirse a tantos pueblos de este continente hoy beneficiados por un vigoroso crecimiento económico.

El Grupo del Banco Mundial intensificará su labor en países que están dejando atrás años de conflictos. Estamos resueltos a ayudar a los Estados frágiles a superar su fragilidad y a comenzar una etapa de prosperidad.

Muchas gracias.