Treinta segundos que cambiaron la vida de un país

Enero 12, 2015

Una docena de jóvenes escritores escriben cuentos para olvidarlo. Una doctora recién graduada tuvo su prueba de fuego atendiendo a los heridos. Hoy tiene su propia clínica. Una emprendedora lo perdió todo pero ahora tiene un próspero negocio en Puerto Príncipe. El terremoto de hace cinco años dejó una enorme huella emocional y física en los haitianos, pero también los hizo resistentes y expectantes de un futuro mejor, que ellos mismos han levantado desde aquel aciago 12 de enero de 2010. En medio de una compleja situación política, la tarea de reconstrucción ha significado un gran desafío para el gobierno y la población. Además de aprender a construir nuevas viviendas y escuelas que les permitan sobrevivir a una nueva catástrofe, los haitianos también intentan andar sobre sus propios pies en otras áreas, como el empleo, la salud y la literatura. Este video cuenta algunas de esas historias, de propia boca de los protagonistas.