Proyectos y operaciones

Esta página en:

Productos y servicios

    Panorama general

    El Grupo del Banco Mundial ofrece una amplia gama de soluciones para hacer frente a los desafíos de desarrollo; todas están diseñadas para respaldar a los Gobiernos en sus esfuerzos por reducir la pobreza e impulsar la prosperidad:

    Instrumentos de financiamiento

    Instrumentos de financiamiento

    • A través del financiamiento para proyectos de inversión, se ofrecen a los Gobiernos préstamos del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y créditos, donaciones y garantías de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) dirigidos a la creación de la infraestructura física y social necesaria para reducir la pobreza y generar un desarrollo sostenible.

    • El financiamiento para políticas de desarrollo consiste en préstamos del BIRF y créditos, donaciones y garantías de la AIF que brindan apoyo presupuestario a Gobiernos o subdivisiones políticas de un país con el objetivo de concretar un programa de medidas institucionales y de políticas, y así lograr el crecimiento compartido y sostenible y la reducción de la pobreza.

    • El financiamiento de programas por resultados (i) vincula los desembolsos de fondos directamente con la obtención de resultados definidos, lo cual ayuda a los países a mejorar el diseño y la ejecución de sus propios programas de desarrollo y lograr resultados duraderos a través de la consolidación de sus instituciones y el fortalecimiento de la capacidad. 

    • Los fondos fiduciarios y las donaciones (i) posibilitan ampliar la escala de las actividades, especialmente en situaciones de fragilidad y de crisis; permiten al Grupo del Banco proporcionar apoyo cuando su capacidad de otorgar préstamos se ve limitada; proporcionan asistencia inmediata en respuesta a desastres naturales y otras emergencias, y contribuyen a aplicar innovaciones en forma experimental, que luego se incorporan en las operaciones habituales. 

    • El Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA) y la Corporación Financiera Internacional (IFC) ofrecen opciones para el sector privado: (i) financiamiento, inversión directa y garantías.

    • Opciones personalizadas y gestión de riesgos (i)

    Financiamiento de proyectos de inversión (IPF, por sus siglas en inglés)

    Se utiliza en todos los sectores, especialmente en infraestructura, desarrollo humano, agricultura y administración pública. El IPF se centra en el largo plazo (de 5 a 10 años) y permite financiar una gran variedad de actividades, entre ellas, las inversiones que requieren mucho capital, el desarrollo agrícola, la prestación de servicios, el otorgamiento de créditos y donaciones (incluidos los microcréditos), el desarrollo basado en la comunidad y el fortalecimiento institucional.

    A diferencia del financiamiento en condiciones comerciales, el IPF del Banco no solo suministra a los países prestatarios el financiamiento que necesitan, sino que además constituye un importante medio para facilitar la transferencia de conocimientos y la asistencia técnica a nivel mundial en forma permanente. Esto incluye el apoyo a actividades de análisis y diseño en las etapas conceptuales de la preparación de los proyectos, asistencia técnica y conocimientos especializados (incluso en las esferas de gestión de los proyectos y actividades relacionadas con los procesos fiduciarios y las salvaguardias) durante la ejecución, y el fortalecimiento institucional a lo largo de todo el ciclo del proyecto.

    Examen y reforma

    2013: (i) Se aclararon los procesos, se agregó flexibilidad para los prestatarios y se reforzaron la eficacia y el impacto en términos de desarrollo. Información sobre los cambios. (i)

    Recursos sobre financiamiento para proyectos de inversión (i)

    Notas de orientación (i)


    Operaciones de financiamiento para políticas de desarrollo (DPF, por sus siglas en inglés)

    Ofrecen fondos de desembolso rápido para ayudar a un prestatario a resolver necesidades de financiamiento para el desarrollo reales o previstas. Las DPF están destinadas a respaldar al prestatario para que logre el desarrollo sostenible a través de un programa de medidas institucionales y de políticas, como el fortalecimiento de la gestión de las finanzas públicas, el mejoramiento del clima para las inversiones, la resolución de inconvenientes para mejorar la prestación de servicios y la diversificación de la economía. Las DPF respaldan este tipo de reformas mediante financiamiento presupuestario general (sin asignación específica) que depende de los procesos y sistemas de implementación del prestatario. La utilización de las OPD en un país se determina en el contexto de la estrategia de asistencia al país (EAP). (i)

    La política de las DPF hace hincapié en la identificación y alineación del país con los programas, la consulta con las partes interesadas, la coordinación de los donantes y los resultados; exige un tratamiento sistemático de los riesgos fiduciarios y de las posibles consecuencias ambientales y distributivas de las políticas respaldadas. Las DPO pueden ofrecerse como préstamos, créditos o garantías. Los fondos se ponen a disposición del cliente cuando se cumplen los siguientes requisitos:

    • Mantenimiento de un marco de política macroeconómica adecuado, determinado por el Banco a partir de elementos de las evaluaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI);
    • Implementación satisfactoria del programa general de reforma, y
    • Finalización de un conjunto de medidas institucionales y de políticas clave, acordadas entre el Banco y el cliente.

    Examen y reforma
    2012: (i) Se garantizó un marco unificado para todas las operaciones de financiamiento para políticas de desarrollo y se permitió adaptar el contenido y el diseño a las circunstancias de cada país.

    En los exámenes del financiamiento para políticas de desarrollo (DPL, por sus siglas en inglés), se utiliza lo siguiente: Retrospectivas de financiamiento de 2012, (i) 2009, (i) 2001. (i)

    Recursos relativos a las operaciones de financiamiento para políticas de desarrollo


    Servicios

    Servicios




    Asistencia técnica. El Grupo del Banco Mundial puede proporcionar asistencia técnica profesional en respaldo de las reformas jurídicas, de políticas, de gestión y de gobierno (entre otras) que necesite un país para alcanzar sus objetivos de desarrollo. La amplia variedad de conocimientos y aptitudes especializadas que posee el Banco se utiliza para ayudar a los países a crear instituciones públicas responsables y eficientes, y así lograr un desarrollo sostenible que beneficie a sus ciudadanos a largo plazo. El personal del Banco brinda asesoría y respaldo a los Gobiernos para preparar documentos, tales como proyectos de ley, planes de desarrollo institucional, estrategias nacionales y planes de acción para la ejecución. Asimismo, puede ayudarlos a diseñar o establecer nuevas políticas y programas.

    Servicios de asesoría reembolsables. A pedido del cliente, el Banco Mundial puede ofrecer servicios de asesoría a través de este sistema, que resulta útil cuando el Banco no puede financiar totalmente una actividad con el presupuesto existente. Esto puede incluir conocimientos y labor de asesoría tradicionales, así como servicios de acercamiento de partes. Teniendo en cuenta las salvaguardias y la gestión de riesgos correspondientes, el Banco puede proporcionar asistencia técnica para servicios de respaldo a la preparación y ejecución de proyectos, aunque no puede asesorar directamente sobre la ingeniería o el diseño final de estos. Ejemplos en Europa y Asia central. (i)

    Estudios económicos y sectoriales. En colaboración con clientes de los países y asociados en la tarea del desarrollo, el personal del Banco que trabaja en los países reúne y evalúa información (datos, políticas y estadísticas) sobre la economía actual, las instituciones del Gobierno o los sistemas de servicios sociales. Estos datos constituyen el punto de partida para deliberaciones sobre políticas y estrategias con los prestatarios y ayudan a mejorar la capacidad y los conocimientos de un país. Los estudios y los informes analíticos (i) permiten que el Banco ayude a los clientes a planificar y ejecutar programas y proyectos de desarrollo eficaces.

    Coordinación de la ayuda de los donantes. Ocasionalmente, el Grupo del Banco Mundial actúa como coordinador de interacciones regulares y organizadas entre donantes (Gobiernos, organismos de ayuda, grupos humanitarios, fundaciones y bancos de desarrollo). Esto incluye desde las actividades más simples, como el intercambio de información y de ideas, hasta el cofinanciamiento de un proyecto concreto o la programación estratégica conjunta en un país o una región. Se incluye también la preparación de eventos de coordinación de los donantes, como las reuniones de los grupos consultivos (reuniones conjuntas de los asociados) que se centran en una cuestión o un país en particular. Más información sobre asociaciones.