publication
Hacia un gasto público social más eficiente y efectivo en Centroamérica


Image

Aunque existen diferencias entre los países centroamericanos (Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá), como las guerras civiles que sufrieron algunos de ellos en la región, los países centroamericanos tienen muchas similitudes como es la extensión territorial, así como la historia y la cultura.  Una dificultad que enfrentan los seis países centroamericanos es como mejorar la distribución de los presupuestos generales de nación, y sobre todo en la eficiencia del gasto en los sectores sociales. Los cuales son ingredientes esenciales para promover mejores estándares de vida para la población actual y futura, pero especialmente para los más pobres y vulnerables.

El reporte del Banco Mundial analiza las últimas tendencias y composiciones del gasto público entre los años 2007 y 2014 en los sectores sociales (Educación, Salud y Protección Social y Empleo). Asimismo, evalúa la calidad de las medidas tomadas por determinadas instituciones y en ciertas áreas de gobernanza que influyen en el gasto público social. El informe describe tres problemas cruciales en políticas públicas: (a) como mejorar la cobertura y la incidencia del gasto público social en cada país, (b) como aumentar la efectividad y eficiencia del gasto público social, y (c) como fortalecer a las instituciones que manejan el gasto público en el sector social. 

Para este informe, se recolectaron, armonizaron y analizaron nuevos datos sobre el gasto público orientado no solamente sobre el gasto social general, sino enfocando en los sectores de educación, salud y protección social y empleo. Los datos utilizados del gasto social corresponden a los presupuestos generales ejecutados por entidades centralizadas y descentralizadas del gobierno, siguiendo la clasificación del Fondo Monetario Internacional (FMI). Los datos sobre el gasto fueron armonizados para recoger de forma consistente y sistemática los mismos elementos en todos los países centroamericanos.

Las conclusiones aportan recomendaciones sumamente beneficiosas en términos de políticas públicas para educación, salud, y protección social y empleo en los diferentes países de la región. Como norma general, los países de Centro América deben mejorar en ciertas áreas comunes. Primero, fortalecer el monitoreo y evaluación del sistema dentro y entre los sectores sociales para promover un gasto de desarrollo humano con una rentabilidad social más grande.   Para que la subregión pueda planificar, monitorizar y evaluar los programas y efectividad del gasto público social, es necesario contar con más y mejores datos para efectuar un seguimiento más detallado del desempeño en productos y resultados sociales, así como también contar con los recursos financieros a nivel nacional y subnacional. Segundo, para lograr productos y resultados en materia de desarrollo humano es necesario implementar reformas que fomenten una mayor rendición de cuentas en la prestación de servicios para los proveedores de servicios públicos, tanto a nivel nacional como subnacional. Finalmente, es importante mejorar la coordinación en el diseño, seguimiento y evaluación de intervenciones sociales, lo cual es decisivo para alcanzar resultados más efectivos en el desarrollo humano, así como para asegurar una mayor disponibilidad de recursos humanos calificados.