Esta página en:

Mejorar la generación y distribución de la electricidad

Aumentar la rentabilidad y dar acceso a la energía a los nigerianos

Diciembre 12, 2012

Mediante diversas inversiones, destinadas por ejemplo a lograr un mejor acceso para la población, el proyecto apuntó a apoyar las reformas del sector energético emprendidas por el Gobierno y facilitar la transición del sector a una nueva estructura institucional y de mercado. Se conectaron a la red eléctrica aproximadamente 25.000 nuevos hogares en Nigeria y 117.000 consumidores y pequeños negocios recibieron medidores nuevos, mientras que 4,4 millones de usuarios recibieron un servicio más eficiente y de mejor calidad. Estos avances apoyan el surgimiento de una industria energética competitiva en el país, la cual está mejor preparada para contribuir al crecimiento y para una mejor prestación de los servicios.
MAPA DEL PROYECTO

Resumen

Mediante diversas inversiones, destinadas por ejemplo a lograr un mejor acceso para la población, el proyecto apuntó a apoyar las reformas del sector energético emprendidas por el Gobierno y facilitar la transición del sector a una nueva estructura institucional y de mercado. Se conectaron a la red eléctrica aproximadamente 25.000 nuevos hogares en Nigeria y 117.000 consumidores y pequeños negocios recibieron medidores nuevos, mientras que 4,4 millones de usuarios recibieron un servicio más eficiente y de mejor calidad. Estos avances apoyan el surgimiento de una industria energética competitiva en el país, la cual está mejor preparada para contribuir al crecimiento y para una mejor prestación de los servicios.

Desafío

Nigeria, el país más poblado de África, sufre de una escasez crónica de generación de energía y de capacidad de transmisión y distribución porque la mitad de toda la electricidad se pierde debido a robos y fallas técnicas. A pesar de ser uno de los productores de petróleo más grandes del mundo, el 70% de los 160 millones de nigerianos vivía por debajo de la línea de pobreza en 2010. Las deficiencias del sector energético causaban que el 55% de la población no tuviera electricidad y quienes contaban con acceso a ella, recibían servicios de poca calidad. Una gran parte del país no estaba conectada a la red de suministro y la compañía de electricidad de Nigeria, Power Holding Company (PHCN, antes conocida como NEPA), era ineficaz, carecía de mantenimiento y registraba bajas inversiones. La falta de medidores, sistemas de información desactualizados y prácticas de facturación contradictorias provocaban graves pérdidas de ingresos, que totalizaban más de US$120 millones al año. En 2005, la Asociación Internacional de Fomento (AIF) maximizó su compromiso a largo plazo con Nigeria e inició el Proyecto Nacional de Desarrollo del Sector Energético (NEDP, por sus siglas en inglés).

Solución

El NEDP tenía como objetivos: mejorar la distribución del servicio y el entorno para un crecimiento no dependiente del petróleo, y lograr una mayor transparencia en la gestión y rendición de cuentas. El proyecto ayudó a actualizar las versiones de los sistemas de transmisión mediante la rehabilitación de las subestaciones deterioradas, instalar equipos en las subestaciones existentes, y financiar estudios para líneas nuevas de 330 kilovoltios (kV). Para mejorar la eficiencia de la distribución, se invirtió en la actualización de líneas, transformadores de distribución, medidores, asistencia técnica y generación de capacidades. Se amplió la reorientación comercial del conjunto de herramientas para el sector energético a fin de frenar el hurto de electricidad y elevar los estándares del servicio al cliente, incluidos los sistemas de distribución de alta tensión, los condensadores en línea y medidores, el servicio al usuario y un sistema de facturación universal. Se desarrollaron fuentes de energía renovable en las áreas rurales, y también se crearon instrumentos para la mitigación del riesgo a fin de facilitar las privatizaciones; se llevaron a cabo campañas de comunicación, y se empoderó a las instituciones del sector. En Mfaminyen, un pueblo inaccesible durante algunas estaciones del año, el NEDP financió la instalación de paneles solares fotovoltaicos (FV) para la electrificación y carga de baterías; un espacio público comunitario con un centro comercial de tecnologías de la información y comunicaciones (TIC); alumbrado público con energía solar, y pozos de agua que funcionan con energía solar, lo que demuestra que la energía renovable es factible y accesible en las zonas rurales.

Resultados

El proyecto pudo incrementar la eficiencia y mejorar el suministro de electricidad y también contribuyó al desarrollo de instituciones clave y marcos comerciales en el sector energético y de gas. Algunos logros específicos son:

  • Más de 25.000 nuevos hogares se conectaron a la red de suministro y 117.000 consumidores y pequeños negocios recibieron medidores nuevos.
  • Aproximadamente 4,4 millones de consumidores de electricidad en Nigeria, entre los que se incluyen familias, empresas comerciales/negocios, fábricas y el sector público, se beneficiaron con la mayor eficiencia y mejor calidad del suministro eléctrico.
  • Se desarrolló un nuevo modelo de tarifas para incluir una provisión de ayuda esencial sostenible de modo de proteger a los pobres.
  • Se rehabilitaron diversas subestaciones, a fin de optimizar la eficiencia energética. La energía recibida aumentó un 56% en el área de Karu cerca de la capital de Nigeria, y la venta de electricidad a partir de medidores prepagados se duplicó entre el segundo semestre de 2011 y el primer trimestre de 2012.
  • Se instalaron líneas de distribución de alta tensión en la zona de Karu, lo cual mejoró la tensión de la parte final de las líneas, redujo las horas de corte de energía y dificultó la perpetración de hurtos.
  • Se instalaron cerca de 8.100 medidores en las áreas rurales, con los que se conectó a 24.600 hogares en 40 comunidades de toda Nigeria. También se extendió la electrificación a las granjas comerciales del estado de Kaduna y, así, se mejoró la productividad y competitividad.
  • Mediante cuatro proyectos piloto fuera de la red, se instalaron más de 45 sistemas residenciales de energía solar, 17 tendidos de alumbrado público alimentados con energía solar y dos bombas de agua que funcionan con energía solar para fomentar las actividades comerciales de los grupos de usuarios. Esto demostró que la energía renovable es factible y accesible en las áreas rurales.

Contribución del Grupo del Banco Mundial

Cuando se aprobó el NEDP, la AIF tenía una relación de larga data con PHCN/NEPA y personal con experiencia para abordar las reformas, los cambios a la gestión de las empresas de servicios públicos, las regulaciones, las comunicaciones estratégicas y la comercialización de servicios públicos. La AIF aportó US$172 millones al proyecto, de los cuales US$54 millones se utilizaron en el desarrollo del sistema de transmisión; US$92 millones en la optimización de la eficiencia de la distribución; US$7 millones en energía renovable y ampliación del acceso; US$6 millones en asistencia técnica para la unidad de gestión del proyecto, y US$4 millones en asistencia técnica para reformas y participación privada.

Asociados

El Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) entregó una donación de US$1 millón para expandir el uso de las tecnologías de energía renovable, lo cual  se hizo mediante la facilitación de este tipo de fuentes de energía conectadas a la red de suministro eléctrico o fuera de esta.

Próximos pasos

El Proyecto de Mejoramiento del Suministro de Electricidad y Gas en Nigeria (i) (NEGIP, por sus siglas en inglés) y el Proyecto de Garantías para el Sector de la Energía Eléctrica (PSGP, por sus siglas en inglés) sucederán al NEDP, a fin de continuar el diálogo sobre las reformas y, al mismo tiempo, apoyar la generación de energía, las políticas del sector de gas y las regulaciones. El NEGIP es financiado con un crédito de US$200 millones y una garantía parcial contra riesgos de US$400 millones destinados a mitigar el riesgo mediante el incremento de los suministros de gas a las plantas de energía del sector público, la optimización de la infraestructura de transmisión y distribución, y la entrega de consultoría técnica sobre apoyo logístico, y a sostener las reformas en curso. El PSPG se centrará en el respaldo a un conjunto de plantas independientes de energía que están siendo desarrolladas por el sector privado.

Beneficiarios

El negocio de fotografía de Simon en Karu registra actualmente los niveles más altos de productividad, gracias a un suministro eléctrico casi constante. En Karu y Nyanya, otra zona beneficiada, las mujeres en particular aprecian la posibilidad de refrigerar los alimentos perecederos, y los padres están contentos de que sus hijos tengan más enchufes para aprovechar los recursos de educación, entretenimiento y aire acondicionado, mientras que los negocios han podido utilizar lo que ahorran en combustible para generadores para ampliar su capital. Un residente de Nyanya dijo: “Soy feliz tan solo porque veo luz. Supongo que la luz significa felicidad para todos”.