Esta página en:

Fortalecimiento institucional en la República Centroafricana

Una respuesta más dinámica del sector público al VIH/sida, paludismo, educación y servicios sociales básicos

Febrero 08, 2013

El Proyecto Multisectorial de Apoyo de Emergencia sobre VIH/Sida, Salud y Educación (MHPP, por sus siglas en inglés) apunta a ayudar a la República Centroafricana a responder a las necesidades sociales urgentes, como prevención del paludismo, mayor acceso a suministro de agua, mejor educación primaria, y acceso a prevención, tratamiento y mitigación del VIH. En marzo de 2012, fecha de cierre del proyecto, 118.862 personas habían sido sometidas a pruebas, entre ellas 10.465 embarazadas. Además, se había entregado tratamiento antirretroviral a 1.624 adultos y 95 niños; capacitado al personal de 45 laboratorios en transfusión de sangre, y entregado generadores y equipamiento médico a 16 laboratorios y 15 centros de salud, respectivamente.
MAPA DEL PROYECTO

Desafíos

Al momento de la evaluación inicial del proyecto en el año 2000, la República Centroafricana estaba afectada por inestabilidad política, conflicto armado y una tasa de pobreza de 67% debido a luchas permanentes.  Esto había hecho caer al país al lugar 165 entre 173 naciones incluidas en el Informe sobre desarrollo humano, con una esperanza de vida estimada de 44,3 años. Las periódicas sublevaciones e intentos de golpe que habían destruido infraestructura y servicios sociales retardaron la ejecución del proyecto hasta 2007, cuando por fin se logró celebrar elecciones nacionales y firmar acuerdos de paz con grupos rebeldes clave. Aún persistían actos esporádicos de violencia,  cuando la Asociación Internacional de Fomento (AIF) reinició sus actividades en el país, las cuales se centraron en la entrega de servicios sociales básicos y de prevención y control del VIH/sida. En 2001, según el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA), el 10,7% de la población entre 15 y 49 años vivía con la enfermedad, la que anualmente cobraba la vida de entre 13.000 y 23.000 personas. Era frecuente la falta de acceso a atención de salud básica, educación primaria, y agua y saneamiento asequibles. Esta situación elevó la mortalidad infantil a 106 por cada 1.000 nacidos vivos y a 19% el porcentaje de menores de 5 años con desnutrición. La mortalidad materna era alta y el 20% de los menores de 5 años tenía paludismo. La relación maestro-alumnos había disminuido a alrededor de 1 profesor por cada 100 estudiantes y, como resultado, el 30% de los alumnos repetía grados y el 40% no terminaba la educación primaria.

Soluciones

El proyecto fue ideado para responder a las necesidades sociales urgentes que afligían al país, como aumentar el acceso a abastecimiento de agua, mejorar la educación primaria y la prevención del paludismo, e intensificar el acceso a tratamiento preventivo y mitigación del VIH. La iniciativa constaba de cuatro componentes:

  • Apoyo al Programa Nacional de VIH/Sida (US$5,72 millones)
    Se han financiado respuestas de la sociedad civil al VIH/sida basadas en cambios de conducta y apoyo a personas afectadas por la enfermedad. Se ayudó a los ministerios de salud, educación, defensa, asuntos sociales y servicios públicos en la entrega de servicios preventivos y asistencia a los enfermos, mediante la entrega de asesoramiento y análisis voluntarios y tratamiento antirretroviral. El Comité Nacional de Coordinación de Actividades relacionadas con el VIH/Sida recibió financiamiento y respaldo para un estudio nacional de salud y VIH/sida.
  • Apoyo a necesidades de salud urgentes (US$8,33 millones)
    Se distribuyeron 300.000 mosquiteros tratados con insecticidas entre embarazadas y niños menores de 5 años para prevenir el contagio con paludismo. También se financiaron pequeños proyectos comunitarios para abordar necesidades urgentes de salud, entre ellos sistemas rurales de suministro de agua, drenaje de pantanos para disminuir la reproducción de zancudos, suministros médicos de poca cuantía y capacitación de trabajadores de la salud.
  • Apoyo a necesidades urgentes del sector educacional (US$2,64 millones)
    Se ayudó a mejorar la calidad de la formación pedagógica y la relación maestro-alumnos, al tiempo que el proyecto entregó textos de estudio, pequeños mobiliarios, materiales didácticos y otros insumos educacionales a escuelas primarias desatendidas.
  • Apoyo a la gestión financiera y al sistema de adquisiciones (US$2,26 millones)

Resultados

Los principales resultados incluyeron:

  • En marzo de 2012, se había fortalecido el sistema de asesoramiento y análisis voluntario con nuevos equipos, capacitación, marketing y apoyo logístico. Esto permitió realizar pruebas a 118.862 personas, entre ellas 10.465 embarazadas, 1.999 maestros y 6.845 militares y sus familias;
  • El personal de 45 laboratorios recibió capacitación en transfusión de sangre, se entregaron generadores a 16 laboratorios y equipo médico a 15 centros de salud;
  • Se proporcionó tratamiento antirretroviral a 1.624 adultos y 95 niños;
  • El Ministerio de Asuntos Sociales sensibilizó a 18.448 individuos y sus familias; 8.948 de estos se sometieron a pruebas y ahora 332 reciben tratamiento;
  • Se contrató y capacitó a 1.023 maestros;
  • Se distribuyeron 178.500 textos de estudio, 5.596 juegos didácticos y 5.130 pupitres;
  • Se imprimieron 3.000 nuevos programas de estudio y se capacitó a 22 jefes de distritos escolares;
  • Los 192 pequeños proyectos comunitarios se tradujeron en 46 fundiciones, 46 fuentes de agua, nueve pozos y la rehabilitación de varios centros de salud;
  • Se financiaron 15 restaurantes y 19 hostales pequeños para 31 asociaciones de personas que viven con VIH/sida;
  • El Ministerio de Educación distribuyó condones.

Contribución del Grupo del Banco Mundial

Pese a la condición de Estado frágil de la República Centroafricana, el proyecto ha avanzado notablemente. La AIF aportó US$18,95 millones como única fuente de financiamiento. De esta cantidad, US$5,72 millones se destinaron a personas que viven con VIH/sida; US$8,33 millones a necesidades urgentes del sector salud; US$2,64 millones al sector educacional, y US$2,26 millones a la Unidad de Gestión Financiera y Adquisiciones.
 
Asociados

Los principales asociados del proyecto fueron las organizaciones de la sociedad civil del país, dado que el componente de US$5,72 millones estaba orientado a apoyar y fortalecer el trabajo de los ministerios de salud, educación, defensa, asuntos sociales y servicios públicos.

Próximos pasos

En el marco del Proyecto Multisectorial de Salud, Educación y Sida (PSES, por sus siglas en francés), el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y el Paludismo ayudará a entregar tratamiento antirretroviral a pacientes en 31 establecimientos y a ampliar la prevención de la transmisión del virus de madre a hijo, en tanto que el Gobierno comenzará a solventar el Comité Nacional de Coordinación del VIH/Sida. El Fondo Catalizador de la Iniciativa Vía Rápida de Educación para Todos, de US$38 millones, apoyará la estrategia nacional de educación mediante la construcción y rehabilitación de escuelas, capacitación de maestros y entrega de materiales didácticos. Una operación de US$28,3 millones de la AIF y el Fondo Fiduciario para Innovación en materia de Resultados del Sector de la Salud respaldará la utilización y calidad de los servicios maternos y de salud. Por último, el financiamiento adicional de US$24 millones de la AIF para el Proyecto de Emergencia para la Rehabilitación de Infraestructura Urbana mejorará el suministro de agua y drenaje y mitigará el impacto de las inundaciones.