Esta página en:

A la altura del desafío

Sudán: Parteras de aldeas son capacitadas para ayudar a mejorar la salud materna

Febrero 21, 2013

Con el respaldo del Fondo Fiduciario de Múltiples Donantes de Sudán, administrado por el Banco Mundial, el Proyecto de Desarrollo de un Sistema Descentralizado de Salud ha contribuido a mejorar el acceso a los servicios básicos de salud de las poblaciones afectadas por conflictos y desatendidas. Gracias a la formación de parteras, equipos médicos y subsidios para la atención gratuita el número de partos asistidos aumentó del 23% en 2010 al 51% en 2012 y la proporción de embarazadas que acuden al menos a una consulta prenatal subió del 59% al 69% en el mismo periodo. El proyecto también respaldó la capacitación de 2.240 trabajadores de salud primaria en 2012.
MAPA DEL PROYECTO

Desafío

La Encuesta de hogares de Sudán de 2006 mostró que una increíble cantidad de 1.414 mujeres por cada 100.000 nacidos vivos moría por causas relacionadas con la maternidad en Kassala, siendo una de las tasas más altas del mundo en desarrollo. El número de parteras capacitadas en las aldeas era insuficiente; los casos de alto riesgo no se detectaban ni se derivaban a centros que ofrecían servicios de cirugía obstétrica; las mujeres no tenían acceso a suplementos nutricionales, y había pocos conocimientos sobre salud reproductiva. Además, las deficiencias en la infraestructura básica, como insuficientes carreteras y medios de transporte, hacían que fuera difícil transportar a las madres en riesgo para que recibieran un tratamiento médico más intensivo.

Solución

En el estado de Kassala, el proyecto respaldó la creación de escuelas de formación de parteras en pueblos como Wagar y Hamashkoraib, donde por lo general no se permite a las mujeres trasladarse a la capital para recibir capacitación. Este también está apoyando la construcción de un establecimiento de este tipo en la ciudad de Kassala, donde las parteras mayores pueden recibir formación continua y los nuevos estudiantes ingresan a un programa de estudios de dos años. El proyecto paga a los graduados en función de su desempeño, promoviendo las consultas de atención prenatal, los partos, y las consultas postnatales a cargo de personal calificado, como parteras capacitadas. Debido a que reciben los incentivos del proyecto, estas no cobran por los servicios, abriendo la opción de la atención de salud a muchas mujeres pobres. Los graduados también reciben una caja de suministros  médicos e instrumental, que incluye tijeras, un termómetro, un instrumento para medir la presión arterial, anestésicos, y vitaminas, todos los cuales se reponen cada mes.

Resultados

Algunos resultados en el estado de Kassala son:

  • La proporción de mujeres embarazadas que acuden al menos a una consulta prenatal aumentó del 59% en 2010 al 69% en 2012.
  • El número de partos asistidos por personal capacitado aumentó del 23% en 2010 al 51% en 2012.
  • Aproximadamente 2.240 trabajadores de atención primaria recibieron capacitación en 2012.
  • Se abrieron escuelas de formación de parteras en 2010, aumentando el número de parteras capacitadas.
  • A 30 de septiembre de 2010, se habían construido o renovado 18 centros de atención de salud.
  • Se dio formación adicional en enfermería a 40 parteras de aldeas en Hamashkoraib, donde no hay trabajadores de la salud comunitarios para brindar primeros auxilios o servicios de maternidad.
  • El aumento de parteras en las zonas con menor cobertura produjo el mayor impacto en los resultados. En los siguientes pueblos entre 2006 y 2012, las cantidades subieron:
    • Wagar: de 7 a 46
    • Hamashkoraib:de  0 a 66
    • Kassala (rural): de 49 a 68
    • Aroma: de 17 a 67
    • Talkuk: de 13 a 73

Contribución del Grupo del Banco Mundial

El Fondo Fiduciario de Múltiples Donantes de Sudán aportó US$5 millones con el fin de ampliar el acceso a servicios de atención primaria de  salud para las poblaciones desatendidas. Este también contribuyó con US$13,4 millones para establecer las bases de la reforma y el desarrollo de un sistema descentralizado de salud. Los donantes del fondo fiduciario fueron los Países Bajos, Noruega, el Reino Unido, Canadá, la Unión Europea, Suecia, Finlandia, España, Alemania, Dinamarca, Italia, Egipto, Islandia, Grecia y el Banco Mundial.

Asociados

Asociados en el desarrollo, como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y algunas organizaciones no gubernamentales (ONG) han participado en la mejora de la salud reproductiva en Sudán.

Próximos pasos

El programa de capacitación de parteras de este proyecto ha sido adoptado como un modelo por UNICEF. Este organismo, además, lo ha replicado mediante la creación de un internado en 2010 para la formación de 40 parteras a la vez.

Beneficiarios

Nora, una egresada de la escuela de parteras Tawaeet, está recibiendo actualmente capacitación médica adicional en la ciudad de Kassala. Ella viene del pueblo de Tagher, que está a unas dos horas en automóvil de Kassala, y se enorgullece de ser la primera de su aldea que entrega servicios a su comunidad.

“Les digo a las embarazadas que vengan a controlarse y veo cómo va su embarazo. Si noto que va a haber complicaciones con el parto, las envío al hospital; si veo que el alumbramiento puede ocurrir sin problemas, las ayudo a dar a luz en casa”, explica Nora.