Peduli, un programa comunitario nacional, se ocupa de los marginados en Indonesia

Abril 03, 2013


Image

Ofrecer capacitación y participación a mujeres marginadas da las herramientas necesarias para que logren ser autosuficientes y puedan brindar una mejor calidad de vida a sus familias.

Nugroho Sunjoyo / Banco Mundial

A través del Programa Nacional de Empoderamiento de las Comunidades o Programa "Nasional Pemberdayaan Mandiri (PNPM) Peduli", el Gobierno de Indonesia está ayudando a los grupos marginados para que logren ser autosuficientes y puedan tener una mejor calidad de vida. En esta labor cuenta con el respaldo del Servicio de Apoyo del PNPM, cuyo objetivo es fortalecer las capacidades de las organizaciones de la sociedad civil del país, para que lleguen y potencien a las poblaciones excluidas a fin de mejorar sus condiciones socioeconómicas. En su primer año, el PNPM Peduli ayudó a más de 12.000 personas a obtener nuevas destrezas, acceder a información y servicios, generar confianza y crear nuevas oportunidades de participación en la vida comunitaria.

Desafío
El crecimiento incluyente y darse cuenta del potencial de todos los ciudadanos en el desarrollo económico y social es una máxima prioridad para el Gobierno de Indonesia tal como se ve reflejado en el Plan de Desarrollo Nacional (RPJMN). Sin embargo, al mismo tiempo, las autoridades reconocen que los marginados constituyen un activo nacional no aprovechado y que, a menudo, se benefician menos que los otros habitantes de los programas de reducción de la pobreza y de los servicios públicos.

El PNPM Peduli persigue “desbloquear” el potencial de las comunidades excluidas mediante su empoderamiento, para que logren ser autosuficientes y puedan crear oportunidades que mejoren sus condiciones socioeconómicas. Las organizaciones de la sociedad civil (OSC) de Indonesia tienen una ventaja comparativa y se encuentran bien ubicadas a nivel local para llegar a estos grupos. No obstante, muchas de estas OSC no cuentan con capacidad suficiente para ofrecer capacitación y orientación de calidad y, a menudo, funcionan con un presupuesto muy bajo. Además, abordar las causas fundamentales de la inclusión social no implica solo mejorar sus medios de sustento, sino integrar completamente a los individuos en la vida cívica,  aumentando su participación, eliminando las barreras sociales, terminando con los estigmas y cambiando sus objetivos.

 


World Bank Group


Solución

El PNPM Peduli se encarga del empoderamiento de las poblaciones marginadas para que logren ser autosuficientes, puedan vivir más dignamente y mejoren la calidad de sus vidas. El programa ha establecido la concesión de donaciones a las OSC indonesias locales y nacionales, y beneficia a individuos en todas las zonas urbanas y rurales de Indonesia. En junio de 2011, se otorgaron donaciones a tres OSC nacionales, que funcionan como organizaciones ejecutivas (OE): la Asociación para el Empoderamiento de la Comunidad, la Asociación para el Buen Gobierno (Kemitraan) y Lakpesdam, el instituto de investigación y desarrollo de Nahdlatul Ulama (NU), la organización confesional más grande de Indonesia. Así, las tres OE aportaron subdonaciones a las OSC locales o filiales de NU, para respaldar las acciones dirigidas a los grupos marginados y fortalecer la capacidad de las OSC locales asociadas. Las actividades a nivel local comenzaron en octubre de 2011 y, durante la fase piloto, el programa apoyó a 72 organizaciones que trabajaron en 231 pueblos, ubicados en 91 distritos de 24 provincias. Estas tareas beneficiaron a más de 9.000 individuos vinculados a 404 grupos comunitarios.


Image

Widi, como tantas otras mujeres en Indonesia, ha sido beneficiada por el programa y ahora, con su propio emprendimiento, es el sostén de la familia.

Nugroho Sunjoyo / Banco Mundial

Resultados
En su etapa piloto, el PNPM Peduli ya ha logrado muchos resultados importantes, entre ellos:

  • Desde enero de 2012, las OSC o filiales de NU han respaldado el establecimiento de 71 grupos empresariales (1.600 personas) dirigidos por grupos marginados, como por ejemplo, sastrerías, servicios de comidas, fabricación de ladrillos, artesanías, agricultura orgánica, avicultura orgánica, cultivo de algas y actividades comerciales.
  • Cinco OSC han proporcionado a 17 grupos de mujeres (un total de 385 mujeres) equipamiento empresarial, suministros y espacio para alquilar, capacitación en materia de negocios y de destrezas para ayudarlas a crear sus propias empresas, a través de un acuerdo de préstamos renovables. Actualmente, estos grupos son dueños de lavanderías, cafeterías, puestos de tarjetas telefónicas y establecimientos de producción de comida.
  • En Yakarta Oriental, 182 niños de la calle han recibido sus certificados de nacimiento, 266 padres han obtenido sus credenciales  de salud (Jamkesmas) y 150 escolares que no completaron sus estudios actualmente asisten a clases  no formales.
  • En la provincia de Jambi, 75 grupos indígenas en tres distritos han recibido sus primeros controles de salud por parte de los proveedores de servicios sanitarios.
  • En tres distritos de Nusa Tenggara Oriental, se realizó un control médico a 134 hombres y mujeres de pueblos remotos en puestos móviles para controlar enfermedades de transmisión sexual (ETS), incluidos el VIH y el sida. Otros servicios adicionales incluyen educación preventiva, distribución gratuita de profilácticos y tratamiento de ETS y del VIH/sida.

" Antes, cuando andaba en la calle, todas las personas del pueblo se decían entre ellos: '¡Cuidado! Una jablay*'. No me consideraban humana. A través de Bandung Wangi, hice amigos, aprendí a hablar en público y ahora hasta tengo un puesto de pulsa [sistema de crédito prepagado para teléfonos móviles]. Es como un sueño "

Ani

era una trabajadora sexual en Jatinegara, en Yakarta Oriental

Contribución del Grupo del Banco
El PNPM Peduli es un programa financiado por un fondo fiduciario de múltiples donantes, dirigido por el Gobierno y que se lleva a cabo como una "iniciativa piloto", a través del Servicio de Apoyo del PNPM (PSF, por sus siglas en inglés), gestionado por el Banco Mundial. En enero de 2010, el comité conjunto de gestión aprobó un presupuesto inicial de US$4.215.000 para el diseño del proyecto, el establecimiento de los procedimientos operacionales y el otorgamiento de donaciones para las tres primeras OE, durante la implementación de la primera fase. Posteriormente, se asignaron otros US$5,5 millones en abril de 2012, lo que suma una inversión total en la fase piloto del PNPM Peduli de US$9.715.000.

Asociados
Desde sus inicios, Peduli se ha asociado con 72 OSC indonesias que comprenden las 3 OE, 3 asociados intermediarios (AI), 36 OSC locales y 30 filiales de Lakpesdam NU. Todas estas organizaciones trabajan en 91 distritos a través de 24 provincias, con una variedad de grupos marginados, incluidos pueblos indígenas, microempresarias, agricultores y pescadores, recolectores de residuos, niños de la calle, trabajadores sexuales, ex prisioneros políticos, trabajadores migrantes, mujeres y  niños en riesgo de tráfico humano, homosexuales y transexuales, víctimas de violencia doméstica,  niños en prisión y personas con VIH.

El Servicio de Apoyo del PNPM es financiado por los organismos de desarrollo internacional de  Australia (AusAID),  de Canadá (CIDA) y de Dinamarca (DANIDA); la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional; la Unión Europea; el Gobierno de los Países Bajos, y UKAID. La administración está a cargo del Banco Mundial.

Próximos pasos
Entre agosto y octubre de 2012, un grupo de examen externo evaluó el programa para preparar la implementación completa en la segunda fase. Este análisis concluyó que PNPM Peduli se encuentra en el camino correcto: la etapa piloto estableció un conjunto de relaciones y sistemas comerciales que lo respaldarán para poder avanzar hacia el desarrollo y la comprensión de los enfoques efectivos que logren llegar y empoderar a los grupos marginados de Indonesia. En el futuro, a partir del aprendizaje y las recomendaciones aportadas por este examen, las OSC nacionales se enfocarán en obtener evidencias en terreno para desarrollar una base de conocimientos sobre los caminos a seguir para el logro de la inclusión. El objetivo es que esto se pueda traducir en asesoría en materia de políticas para el Gobierno, a fin de fortalecer los ministerios que intentan llegar a determinadas poblaciones que se encuentran excluidas actualmente de los sistemas y servicios públicos.

Beneficiarios
"Antes, cuando andaba en la calle, todas las personas del pueblo se decían entre ellos: '¡Cuidado! Una jablay*'. No me consideraban humana. A través de Bandung Wangi, hice amigos, aprendí a hablar en público y ahora hasta tengo un puesto de pulsa [sistema de crédito prepagado para teléfonos móviles]. Es como un sueño". Ani era una trabajadora sexual en Jatinegara, en Yakarta Oriental, quien intentó encontrar empleos alternativos, pero la gente sabía de su ocupación y no le daban trabajo. Bajo el programa PNPM Peduli, una OSC local (Bandung Wangi) le entregó a ella, y a otras 20 trabajadoras sexuales, capacitación y destrezas empresariales. Ani abandonó su antiguo oficio y actualmente, junto con cuatro amigas, dirige un puesto de tarjetas telefónicas. No hace tanto dinero como antes, pero se da cuenta de que está segura, que ya no es víctima de abuso o violencia sexual y que su salud ha mejorado. Bandung Wangi les proporcionó equipos y un espacio para alquilar, y les ofrece asesoría continua sobre el negocio. A su vez, estas mujeres están pagando a Bandung Wangi el préstamo que obtuvieron para el equipamiento y los suministros.

*‟Jablay” es una palabra despectiva que se refiere a los que necesitan interacción sexual.

Image
12.000
Personas marginadas obtuvieron nuevas destrezas y más oportunidades para participar en la vida comunitaria.


MAPA DEL PROYECTO