Reforma del Transporte Urbano: La experiencia de Santiago

Abril 11, 2013


Image

Carrill de bus pintado de colores especiales en Santiago de Chile.

Mauricio Carrasco, Transantiago-SE

Aprovechando parte de las actividades de asistencia técnica financiadas en el contexto del proyecto, el Gobierno de Chile mejoró la eficiencia y la sostenibilidad del sistema de transporte urbano de Santiago, conocido como Transantiago. Las mejoras incluían paradas de autobús iluminadas, códigos cromáticos para carriles de autobuses, normas ambientales mejoradas y modernización en el servicio de autobuses para reducir los transbordos, aumentar la cobertura y evitar la interferencia con los mercados callejeros.


Desafío

Hacia fines de la década de los noventa, el sistema de transporte de Santiago tenía problemas graves, por ejemplo: i) el aumento en la cantidad y el uso de automotores; ii) bajas en la utilización del transporte público; iii) deficiencias en la organización del sistema de autobuses (propiedad fragmentada, competencia entre empresas operadoras para conseguir pasajeros, informalidad y falta de gestión profesional, y carencia de integración entre los sistemas de autobuses y subterráneo), y iv) niveles elevados de contaminación del aire y de accidentes relacionados con autobuses.

Solución

En el año 2000, el Gobierno divulgó el Plan de Transporte Urbano para Santiago 2000-10. El plan contemplaba la transformación del sistema de transporte público. Su alcance y su complejidad sin precedentes afectaron a la ciudad en su totalidad y a todos los medios de transporte público. El Banco Mundial respaldó la ejecución del plan a través de un préstamo de asistencia técnica, que contribuyó a la ejecución de la reforma del transporte público y ofreció orientación y asesoramiento para respaldar este difícil proceso de transformación.

El Proyecto de Transporte Urbano para Santiago ayudó al Gobierno de Chile a crear las bases para un sistema de transporte urbano más eficiente y sostenible. Los resultados conseguidos incluyen normas ambientales más estrictas para los vehículos del transporte público y cambios en los servicios de autobuses tendientes a reducir los transbordos, aumentar la cobertura y evitar la interferencia con los vendedores callejeros.


Image

Parada de bus con luz solar.

Mauricio Carrasco, Transantiago-SE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Resultados

El proyecto ayudó al Gobierno a establecer las bases para un sistema de transporte urbano más eficiente y sostenible. Los resultados alcanzados incluyen:

  • paradas de autobús iluminadas en los suburbios, que hacen que el sistema sea más seguro. (2011-12);
  • crriles coloreados para los autobuses, a fin de reducir la incursión de automóviles y de acelerar el tiempo de los recorridos (2011-12);
  • normas ambientales más estrictas para los vehículos del transporte público, con las cuales, en 2011, se redujeron las emisiones de partículas en un 19,9% y las emisiones de óxidos de nitrógeno en un 1,7% respecto de los niveles de 2010;
  • cambios en los servicios de autobuses tendientes a reducir los transbordos, aumentar la cobertura y evitar la interferencia del sistema con el funcionamiento de los vendedores callejeros (2010-12);
  • conocimiento integral acerca del funcionamiento de estaciones y terminales, y orientación para realizar mejoras;
  • herramentas de planificación del transporte más sólidas;
  • mejoras en la organización de la Secretaría Ejecutiva del Comité de Ministros para el Transporte Urbano de la Ciudad de Santiago (SE-Transantiago), entidad a cargo del sistema de autobuses(2010-12);
  • preparación de la base para la transformación de SE-Transantiago en una entidad autónoma e independiente (2006-12);
  • comprensión de la situación financiera de las empresas operadoras de autobuses y algunas mejoras iniciales para el sistema financiero y de pago de Transantiago (2012).

 

Aporte del Grupo del Banco Mundial

El Banco Mundial suministró US$2,4 millones para financiar las actividades.

De cara al futuro

El Banco Mundial seguirá respaldando al Gobierno en el sector de transporte mediante el Programa de Estudios Conjuntos, que, en el año fiscal 2012, financió un estudio relacionado con tarifas viales y de congestión y captura de valor de las inversiones en transporte. Se contempla un estudio de seguimiento para el año fiscal 2013.

Beneficiarios

El principal grupo beneficiario eran unos 4 millones de usuarios del transporte público, que suelen ser personas de ingreso más bajo. A causa de las externalidades reducidas del transporte público, este grupo incluía a residentes que hacen viajes hacia la ciudad y dentro de ella, independientemente del modo de transporte, y a todos los habitantes de la ciudad. Los otros beneficiarios fueron SE-Transantiago, el organismo que ejecuta el proyecto, y la Secretaría de Planificación de Transporte. Dichos organismos se vieron favorecidos por el el fortalecimiento de las capacidades, la mejora de las herramientas analíticas y de los datos, y la información.


Image

Transporte público en Avenida Apoquindo, en Santiago - Chile

Elisabeth Goller, World Bank

Image
en un 19,9 %
se redujeron las emisiones de partículas entre 2010 y 2011.


MAPA DEL PROYECTO