Reseña de resultados Octubre 19, 2017

Estado de Amazonas: Préstamo para Políticas de Desarrollo sobre Modernización de la Gestión Pública, Seguridad Ciudadana y Políticas de Género

Image

Pasajeros en una embarcación que navega por el río Negro, en Manaos, capital del estado brasileño de Amazonas.

Mariana Kaipper Ceratti/Banco Mundial


El Gobierno del estado brasileño de Amazonas aumentó la recaudación fiscal, implementó un sistema de adquisiciones más eficiente y transparente, y también mejoró la calidad de los servicios de seguridad ciudadana y aumentó el acceso a servicios para las mujeres. Además, dispuso unidades móviles para prestar servicios jurídicos y básicos a las mujeres en comunidades aisladas. El pago de impuestos aumentó en el sector minorista y se redujeron los costos de la recaudación tributaria. Una serie de reformas aumentaron la eficiencia de las adquisiciones públicas, el nivel de ahorro del Gobierno y la transparencia.

Desafío

En 2015, se registró la mayor recesión en décadas en Brasil en medio de una grave crisis política que desembocó en una acusación constitucional contra la presidenta Dilma Rousseff en agosto de 2016. En 2015, la producción industrial en el estado de Amazonas disminuyó en 17,2 %, un porcentaje muy superior al 8,3 % registrado a nivel nacional. La recaudación del impuesto local a la circulación de los bienes y a los servicios de transporte entre los estados y entre las ciudades y los servicios de comunicaciones, que equivale al impuesto al valor agregado (IVA) que se aplica en todo el país y que representa el 90 % de los ingresos tributarios, disminuyó en un 14 % en términos reales, en tanto que las transferencias federales al estado de Amazonas bajaron en un 8 %. El gasto salarial se redujo en un 3 % en términos reales en 2015, mientras que las inversiones sufrieron un recorte mucho mayor, cayendo un 64 %. Como consecuencia, y aunque el Gobierno del estado de Amazonas se reestructuró, los servicios esenciales se mantuvieron y, lo que es más importante, se cumplieron todas las obligaciones (a diferencia de otros estados brasileños, como Rio de Janeiro y Rio Grande do Sul, que no pudieron pagar todos los salarios debido a la crisis fiscal). Además, el estado de Amazonas registró un superávit primario en 2015, pese a los débiles resultados en la recaudación de ingresos.

La desaceleración económica tuvo un impacto negativo en la implementación de algunas políticas: el Gobierno del estado de Amazonas realizó ajustes institucionales importantes (por ejemplo, fusionó algunas secretarías y cerró otras) y reorganizó las inversiones en todos los sectores, incluso en ámbitos prioritarios como la seguridad ciudadana.

Estrategia

Las reformas respaldadas por el Préstamo para Políticas de Desarrollo (DPL) sobre Modernización de la Gestión Pública, Seguridad Ciudadana y Políticas de Género permitió al estado de Amazonas enfrentar algunos de los efectos negativos de la crisis económica. Con el apoyo de esta operación, el Gobierno estatal emprendió reformas normativas que se sustentaron principalmente en estudios analíticos existentes y enseñanzas extraídas en otros estados y operaciones en Brasil, junto con el análisis específico de esta operación. A partir de las evaluaciones del impacto social y en la reducción de la pobreza se obtuvo información sobre el contexto y las necesidades generales del estado, y el Gobierno estatal preparó dos notas técnicas sobre adquisiciones y administración tributaria. El Banco Mundial encargó una evaluación de riesgos en el sector de seguridad, sobre la base de estudios anteriores realizados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y con el apoyo de consultores en terreno que habían participado en el proceso de reformas. En el caso del componente de género, el análisis se basó en informes nacionales previos, como el documento del Banco Mundial del año 2013 titulado “Hacia una política más integral contra la violencia familiar en Brasil”, además de asistencia técnica no crediticia para abordar las cuestiones de género y de inclusión social en el país.

Resultados

El Gobierno del estado de Amazonas logró aumentar el pago de los impuestos, la eficiencia de las adquisiciones públicas y la prestación de servicios básicos y jurídicos a las mujeres, como se muestra a continuación:

  • En 2015, unidades móviles de servicios básicos y jurídicos para mujeres llegaron a 47 comunidades, en comparación con solo dos en 2013.
  • El estado de Amazonas contrató a 2750 personas encargadas de hacer cumplir la Ley Maria da Penha (Ley Federal 11340/2006), una legislación contra la violencia doméstica que dispone, entre otras medidas, aumentar el castigo para quienes cometen actos violentos contra las mujeres.
  • Las empresas que emitieron facturas electrónicas, conocidas como NFC-e, aumentaron de cero en 2013 a 9396 en 2015.
  • La recaudación del impuesto al valor agregado (IVA) aumentó en un 3 % en 2015, a pesar de una disminución general del 7,5 % en las ventas minoristas.
  • El costo para emitir boletas al consumidor se redujo en forma considerable, bajando de 3000 reales a 300 reales; y el tiempo necesario para este trámite pasó de una espera de 30 días a cero días ya que se aplicó un proceso automático.
  • La información recopilada en 2015 mediante las NFC-e permitió al Gobierno identificar 3549 infracciones fiscales por un valor de 206 millones de reales. En 2013, no se había identificado ninguna infracción fiscal.
  • La tasa de procesos de adquisición finalizados en menos de 45 días alcanzó el 66,6 %, en comparación con solo el 29 % en ese mismo plazo en 2013.
  • En 2015, todos los planes de adquisiciones se publicaron en e-compras.am, en tanto que solo nueve se habían publicado en 2013.

Las medidas resultantes del Préstamo para Políticas de Desarrollo (DPL), en combinación con la necesidad urgente del estado de reducir los gastos, condujeron a una reducción del gasto público de alrededor del 20 % en áreas como limpieza, seguridad y arriendo de vehículos. En 2015, el ahorro obtenido gracias a las medidas del DPL llegó a 213 millones de reales, de los cuales 91 millones se originaron en medidas directamente relacionadas con servicios estandarizados y 122 millones se obtuvieron como consecuencia de una menor cantidad de servicios y una menor necesidad de sustituir servicios.

Contribución del Grupo Banco Mundial

El Banco Mundial, a través del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), proporcionó un préstamo de tramo único por un monto de USD 216 millones: el Préstamo para Políticas de Desarrollo sobre Modernización de la Gestión Pública, Seguridad Ciudadana y Políticas de Género en el estado de Amazonas. La operación surgió a petición del Gobierno federal y del Gobierno del estado de Amazonas. A pesar del escaso tiempo para la preparación, la colaboración de los funcionarios de ambos niveles posibilitó el éxito de la operación y la posibilidad de iniciar un diálogo sobre políticas.

Asociados

La operación representa una colaboración exitosa entre el BID y el Banco Mundial. El DPL fue diseñado para complementar y ampliar el Programa de Consolidación del Equilibrio Fiscal para la Mejora de la Prestación de los Servicios Públicos del Estado de Amazonas (PROCONFIS AM), a cargo del BID. El Banco Mundial y el BID establecieron una asociación efectiva que redujo las cargas sobre el Gobierno del estado de Amazonas (por ejemplo, utilizando la misma Unidad de Ejecución del Proyecto, compartiendo información constantemente y relacionando acciones llevadas a cabo con anterioridad), y de este modo garantizar la continuidad de un amplio proceso de reformas. Antes de este DPL, la participación del Banco Mundial en el estado de Amazonas era limitada. La alianza con el BID no solo permitió al Banco involucrarse en el estado, sino que además dio lugar a un nuevo DPL (aprobado por el Directorio del Banco en diciembre de 2015) para Manaos, la ciudad capital del estado de Amazonas.

Beneficiarios

En el marco del programa Ciudadanos itinerantes: La mujer en el campo, los bosques y los ríos, las unidades móviles que ofrecen servicios básicos a las mujeres llegaron a varias comunidades apartadas. En 2015, la Secretaría de Políticas relacionadas con Cuestiones de Género dio apoyo a 4486 mujeres a través de este programa.

Todas las empresas que se encuentran en el estado de Amazonas también se beneficiaron con la introducción de las NFC-e, ya que se redujo el costo de la recaudación de impuestos. Además, todas las firmas que prestan servicios al Gobierno estatal pudieron beneficiarse con procesos de adquisición más eficientes.

De cara al futuro

Aunque se trató de una operación de un tramo único, el Banco Mundial continúa trabajando con el estado de Amazonas, y lleva a cabo una evaluación del impacto de una reforma del proceso de adquisiciones que se empezará a implementar en el segundo semestre de 2017. Además, esta operación creó las condiciones para otorgar un DPL al Gobierno de la Municipalidad de Manaos. Este préstamo permitió una colaboración sin precedentes entre el Gobierno del estado de Amazonas y la ciudad de Manaos, que dio como resultado la creación del Programa “Nota Fácil”, una asociación entre la Secretaría de Hacienda (la autoridad tributaria) y la Secretaría de Finanzas Municipales. Este programa permitirá ampliar el uso de las facturas electrónicas en el sector de servicios de Manaos y se espera que abarque a más de 10 000 empresas.


47 comunidades

En 2015, las unidades móviles proporcionaron servicios básicos y jurídicos a mujeres de 47 comunidades, en comparación con solo dos en 2013.