Results Diciembre 01, 2017

Energía geotérmica

Image

Un nuevo mecanismo de mitigación de riesgos tiene como objeto alentar la inversión en energía geotérmica en gran escala en Indonesia.

Desafío y oportunidades:

El aprovechamiento de los reservorios de agua caliente o vapor que se encuentran debajo de la corteza terrestre es cada vez más común como alternativa asequible y sostenible al uso de los combustibles fósiles. En condiciones adecuadas, puede tener un costo competitivo en relación con el carbón o el gas natural, lo que significa que los países pueden pasar a depender menos de los combustibles importados y ampliar su seguridad energética. Por tratarse de una fuente de electricidad más limpia, la energía geotérmica también puede tener un papel importante en la disminución de las emisiones de carbono del sector energético.

A pesar de este potencial, los elevados costos de la etapa de exploración inicial y el riesgo de no obtener buenos resultados continúan siendo obstáculos para el aprovechamiento de este recurso natural a gran escala. Las experiencias mundiales demuestran que la mitigación de los riesgos, especialmente durante la fase exploratoria inicial, puede destrabar eficazmente las inversiones. facilitada por mecanismos de mitigación de riesgos que incluyan el uso de financiamiento en condiciones concesionarias proveniente de recursos públicos, financiamiento para el clima y garantías.

El Programa de Asistencia para la Gestión del Sector de la Energía (ESMAP) (i) del Banco Mundial encabeza el Plan Mundial de Desarrollo de la Energía Geotérmica, (i) dirigido a movilizar nuevos fondos para las etapas de inversión iniciales, que son las que conllevan mayor riesgo. Hasta el momento, el plan ha movilizado USD 235 millones.

La Corporación Financiera Internacional (IFC), miembro del Grupo Banco Mundial, también proporciona servicios financieros y de asesoría para respaldar la exploración y la elaboración de proyectos de energía geotérmica del sector privado en mercados emergentes. Por ejemplo, en 2010 preparó un paquete de financiamiento por valor de USD 190 millones para respaldar la construcción del mayor proyecto totalmente nuevo de energía geotérmica de Nicaragua. Una vez completado, el proyecto de San Jacinto, de 72 megavatios (MW) de potencia, cubrirá prácticamente el 20 % de las necesidades de energía del país. Y en 2013, IFC firmó un convenio con la empresa reaseguradora internacional Munich Re para formular y aplicar en forma experimental seguros contra riesgos en la exploración geotérmica (i) en Turquía. Otros cuatro proyectos piloto, en el marco de este acuerdo, se financian con inversiones privadas por un monto de USD 420 millones y se prevé que aporten 140 MW adicionales de capacidad geotérmica.

Acción transformadora:

Indonesia cuenta con el mayor potencial geotérmico del mundo. El respaldo del Banco Mundial para el aprovechamiento de la energía geotérmica en Indonesia es un componente clave del marco de alianza del Grupo Banco Mundial con el país, que se centra en prioridades del Gobierno que pueden tener un impacto transformador.

En la actualidad, Indonesia depende en gran medida de los combustibles fósiles, como el carbón, su principal fuente de producción eléctrica. El cambio hacia la energía geotérmica (PDF, en inglés) ayudará al país a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero considerablemente y respaldar los objetivos nacionales de mitigación del cambio climático, establecidos en su contribución determinada a nivel nacional para el Acuerdo de París. Para cubrir su creciente demanda de energía de manera responsable con el medio ambiente, el Gobierno se ha embarcado en un ambicioso plan de aprovechamiento de los recursos geotérmicos.

A fin de alcanzar su meta de agregar 5,8 gigavatios (GW) de producción eléctrica con recursos geotérmicos para 2026, Indonesia necesitará inversiones estimadas en USD 25 000 millones durante los próximos ocho años, y se espera que una parte importante de esos fondos provenga del sector privado.

Esto movilizaría varios miles de millones de dólares en financiamiento del sector privado, destrabando las inversiones a través de la mitigación de los riesgos de la exploración y la perforación inicial. Así los inversionistas podrían demostrar que existen suficientes recursos naturales para atraer financiamiento comercial para la explotación en gran escala. Se espera que, durante los próximos siete años, el mecanismo conduzca a la generación de más de 1 GW de nueva capacidad geotérmica.

Este nuevo mecanismo se basa en una prolongada participación del Banco Mundial en el sector de la energía geotérmica de Indonesia. En 2012, ayudó al Gobierno a través de una donación del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) para emprender reformas que mejoraran el clima para la inversión en energía geotérmica. También ayudó a Pertamina Geotherman Energy (PGE) a iniciar su ambicioso programa de ampliación geotérmica a través de un préstamo del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) de USD 175 millones, junto con financiamiento en condiciones concesionarias por valor de USD 125 millones del Fondo para una Tecnología Limpia (CTF). (i)

Más recientemente, en 2017, el Banco Mundial proporcionó USD 55,25 millones en donaciones para respaldar el Proyecto de Desarrollo de la Energía Geotérmica en Indonesia, que tiene como objetivo facilitar las inversiones en generación de energía geotérmica en el país. El CTF (i) aporta USD 49 millones para respaldar la creación de infraestructura y las perforaciones de exploración. El FMAM (i) contribuye con USD 6,25 millones para respaldar tareas de asistencia técnica orientadas al fortalecimiento de la capacidad en exploración geotérmica, incluida la diligencia debida sobre salvaguardas. El ministerio de Hacienda y PT Sarana Multi Infrastruktur, una empresa estatal de financiamiento para obras de infraestructura, aportarán una cifra equivalente al financiamiento del CTF para el proyecto.

Resultados previstos:

Indonesia tiene la meta de aumentar la proporción de energías nuevas y renovables en su combinación primaria de fuentes de energía al 23 % para 2025, lo que incluye agregar 5,8 GW de capacidad geotérmica. El mecanismo de mitigación de riesgos vinculados a la energía geotérmica ayudará al país a cumplir esta meta movilizando miles de millones de dólares en financiamiento comercial para generar más de 1 GW de nueva capacidad geotérmica. Actualmente, Indonesia cuenta con aproximadamente 1,8 GW en electricidad proveniente de la energía geotérmica; su potencial total es de 29 GW. Tomando a Indonesia como modelo, otros países podrían aplicar un enfoque similar para ampliar el uso de esta fuente de energía.

Cifras y datos básicos:

  • El potencial de generación de energía geotérmica a nivel mundial es de entre 70 GW y 80 GW. Sin embargo, , lo que genera solo 13 GW.
  • Una campaña de exploración y un programa de perforación inicial de prueba en tres a cinco pozos geotérmicos cuesta entre USD 20 millones y USD 30 millones.
  • , detrás de la energía hidroeléctrica, y una alternativa limpia a la generación eléctrica a partir del carbón. Unos 30 millones de indonesios —el 12 % de la población— carecen de acceso a una fuente de electricidad moderna y confiable.