Results Diciembre 01, 2017

Bonos verdes

Image

El nuevo fondo de bonos verdes más grande dedicado a los mercados emergentes está ampliando el financiamiento para las inversiones climáticamente inteligentes.

Desafío y oportunidades:

Los mercados de capitales pueden cumplir una función clave en la movilización de financiamiento para respaldar los compromisos del acuerdo sobre el cambio climático de París. Los bonos verdes (PDF) son una de las opciones de financiamiento disponibles para las empresas privadas y las entidades públicas que quieren respaldar inversiones en el clima y el medio ambiente. Según las proyecciones, la emisión de bonos verdes superará los USD 130 000 millones este año, frente a los USD 81 600 millones que alcanzó dicha emisión el año pasado. A los inversionistas les interesan los bonos verdes porque pueden invertir en empresas climáticamente inteligentes y hacer el seguimiento del impacto de sus inversiones valiéndose de la presentación de informes requerida en virtud de los Principios de los Bonos Verdes.

El Grupo Banco Mundial, a través del Banco Mundial y la Corporación Financiera Internacional (IFC), ha sido pionero del desarrollo del mercado de bonos verdes. El Banco Mundial emitió el primer bono verde en 2008 y, en 2013, IFC fue la primera institución en emitir un bono verde global de referencia por valor de USD 1000 millones, lo que contribuyó a que los bonos verdes, de ser nichos de mercado, se convirtieran en mercados principales. El Banco Mundial e IFC han sido líderes del mercado como los mayores emisores de bonos verdes, al haber recaudado fondos para el financiamiento relacionado con el cambio climático de una amplia variedad de inversionistas institucionales y minoristas y al haber presentado la clase de activos de los bonos verdes a muchos inversionistas por primera vez. El Banco e IFC también han cumplido un papel fundamental en la determinación de las mejores prácticas del mercado en materia de transparencia y presentación de informes.

El Banco Mundial aprovecha su experiencia y su posición como líder del mercado en este ámbito para atraer al mercado una mayor diversidad de emisores e inversionistas, y trabaja con los países para ayudarlos a establecer estructuras de mercado para respaldar las emisiones de bonos verdes. Hace poco, el Banco participó en el establecimiento de marcos de financiamiento que dieron lugar a la primera emisión de un bono verde islámico (en Malasia), (i) y la primera emisión de un bono verde por una economía emergente (Fiji). (i)

Acción transformadora:

IFC, entidad que forma parte del Grupo Banco Mundial, y Amundi, un gestor de activos europeo líder, están encontrando maneras de alentar a más instituciones financieras locales a emitir bonos verdes. Han creado el mayor fondo de bonos verdes dedicado a los mercados emergentes: una iniciativa de USD 2000 millones que tiene como propósito intensificar los mercados de capitales locales y ampliar el financiamiento para las inversiones en el clima.

El Fondo de Bonos Verdes Básico (i) comprará bonos verdes emitidos en los mercados emergentes. Inicialmente, el fondo se centrará en países y bancos que tengan un gran potencial para emitir bonos verdes, antes de extenderse a otros mercados. IFC también proporcionará protección contra primera pérdida, ayudando de esa manera a disminuir los riesgos y movilizar financiamiento del sector privado. Esto contribuirá a garantizar que el fondo pueda funcionar en mercados difíciles, incluidos los países más pobres y las zonas afectadas por conflictos.

El Banco Mundial también está ayudando a los países a crear mercados nuevos para el financiamiento relacionado con el cambio climático. Por ejemplo, Fiji fue el primer mercado emergente en emitir un bono verde soberano, (i) con el que se obtuvieron 100 millones de dólares de Fiji, o sea USD 50 millones, para respaldar la mitigación y la adaptación al cambio climático. Con los fondos obtenidos con el bono se financiará la transición de Fiji hacia una economía con bajos niveles de emisión de carbono al mismo tiempo que se creará resiliencia al cambio climático. La emisión de este bono verde tardó tan solo cuatro meses.

Resultados previstos:

La inversión de IFC de USD 325 millones en el Fondo de Bonos Verdes Básico servirá para abrir el mercado de bonos verdes en países clientes, al permitir que el fondo administre la deuda de mercados emergentes adquiriendo bonos verdes emitidos por bancos de África, Asia, Oriente Medio, América Latina, Europa oriental y Asia central.

Cifras y datos básicos:

  • El Grupo Banco Mundial se encuentra entre los líderes y mayores emisores de bonos verdes del mundo. Ha obtenido más de USD 16 000 millones en más de 200 bonos desde 2008 para inversiones en el clima y el medio ambiente.
  • A septiembre de 2017, el Banco ha emitido 135 bonos verdes en 18 monedas por un total de más del equivalente de USD 10 200 millones, e IFC ha emitido 90 bonos verdes por valor de USD 7250 millones en 12 monedas.