Reseña de resultados Abril 03, 2018

Apertura del comercio: políticas más sólidas posibilitan el crecimiento económico en beneficio de todos

To ensure that trade continues to provide jobs and benefit the poor, the world must do more to bring low-income countries into the global trading system.

World Bank Group


El comercio es fundamental para poner fin a la pobreza en el mundo. Los países que están abiertos al comercio internacional suelen crecer más rápidamente, innovar, aumentar la productividad y ofrecer mayores ingresos y más oportunidades a sus habitantes. Un sistema de comercio abierto también beneficia a los hogares de menores ingresos al ofrecer a los consumidores bienes y servicios más asequibles. La integración en la economía mundial a través del comercio y las cadenas de valor mundiales contribuye a impulsar el crecimiento económico y a reducir la pobreza a nivel local y mundial. Las actividades del Grupo Banco Mundial (GBM) en países como Bosnia y Herzegovina, Macedonia e Indonesia han facilitado el comercio exterior, aumentado la confiabilidad de los servicios de logística y racionalizado los procedimientos aduaneros. Estos y otros proyectos contribuyen a crear un sistema de comercio internacional más abierto, confiable y predecible en beneficio de todos.

Desafío

Si bien la globalización y el comercio ofrecen nuevas oportunidades, estas no están exentas de dificultades. Los países en desarrollo pueden tener problemas para competir a escala mundial, por muchas razones:

  • Sistemas de transporte, logísticos o aduaneros ineficientes o inadecuados;
  • Deficiencias de conectividad en el ámbito de las telecomunicaciones, los mercados financieros o la tecnología de la información;
  • Regulaciones complicadas que desalientan nuevas inversiones;
  • Comportamientos anticompetitivos por parte de importantes actores del mercado o cárteles que frenan la innovación, la productividad o el crecimiento de los mercados.

La creciente complejidad del comercio tiene graves repercusiones para los pobres en todo el mundo, ya que ellos suelen estar desconectados, de manera desproporcionada, de los mercados mundiales, regionales e incluso locales. La pobreza suele concentrarse en zonas geográficas donde la conexión con centros de actividad económica es deficiente. Las empresas y las comunidades de esas zonas no pueden aprovechar las oportunidades para preparar una fuerza de trabajo calificada y competitiva; no están integradas en las cadenas de producción mundiales, y se encuentran menos preparadas para diversificar sus productos y aptitudes.

El aumento del comercio también tiene consecuencias distributivas. En general, las economías ganan muchísimo con el aumento del comercio, pero a medida que la competencia aumenta y se crean numerosos empleos de buena calidad en los sectores de exportación, los sueldos de los trabajadores de los sectores que compiten con las importaciones pueden verse afectados, o algunos trabajadores pueden perder su fuente laboral.

Resultados

Las actividades de apoyo y asesoría en materia de comercio comprenden 111 proyectos de préstamo del Banco en 57 países; 219 actividades de asesoramiento del Banco en 64 países, y 56 proyectos de asesoría de la Corporación Financiera Internacional (IFC) en 35 países, a través de —entre otros instrumentos— el Programa de Apoyo a la Facilitación del Comercio (TFSP) y el Mecanismo Financiero General para el Fomento del Comercio (UF), ambos del Banco Mundial.

Las actividades sobre comercio del GBM a nivel mundial, regional y nacional han impulsado la competitividad del comercio, al inducir la previsibilidad de las operaciones comerciales, reducir diversos costos del comercio, abrir y crear mercados, y priorizar la integración comercial inclusiva. Cabe destacar los siguientes resultados de las operaciones del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF):

Bosnia y Herzegovina: Una operación del Banco respaldó reformas para facilitar el comercio transfronterizo. El proyecto contribuyó a simplificar los procesos gubernamentales para la emisión de permisos de exportación e importación, facilitó la obtención de permisos y redujo los costos de los trámites de aprobación. Al momento de su cierre, el proyecto había permitido a las empresas ahorrar alrededor de USD 1,26 millones en costos relacionados con el cumplimiento de los requisitos, cifra que equivale a una reducción de costos de aproximadamente un 4 %. Las reducciones de los costos administrativos relacionados con el comercio contribuyeron a mejorar el clima de negocios e hicieron disminuir los costos de las actividades de negocios en el país. Al reducir los obstáculos al comercio que enfrentan las empresas, este proyecto mejoró la competitividad comercial de Bosnia y Herzegovina y facilitó su integración económica en el vecino mercado de la Unión Europea.

Macedonia: El GBM respaldó los esfuerzos del Gobierno dirigidos a aumentar la eficiencia de los servicios logísticos para el comercio (dos proyectos en el marco de un enfoque programático). La operación incluyó medidas dirigidas a aumentar la eficiencia de las inspecciones a fin de promover el comercio transfronterizo, y a apoyar la preparación del sector de transporte para las exportaciones, incentivando la modernización de las flotas para cumplir las normas sobre emisiones establecidas por la Unión Europea. Los resultados incluyen una reducción del 70 % de las inspecciones físicas en la frontera, que significó una reducción de los tiempos de tránsito tanto de las exportaciones como de las importaciones. Además, la tasa de cumplimiento de las normas de la eurozona de los vehículos nuevos alcanzó el 100 %.

Indonesia: Para apoyar la facilitación del comercio, el GBM aprovechó las disposiciones del financiamiento para políticas de desarrollo, en combinación con financiamiento para proyectos de inversión. El primero apoyó la labor orientada a los procedimientos, los servicios aduaneros y la formulación de barreras no arancelarias reducidas y simplificadas. Entre los resultados cabe señalar una reducción del número de días necesarios para exportar e importar: entre 2009 y 2012, el tiempo para exportar se redujo de 21 días a 17 días, mientras que el tiempo para importar se redujo de 27 días a 23 días. La operación de financiamiento para proyectos de inversión financió inversiones y asistencia técnica destinadas a la Dirección General de Aduanas e Impuestos Especiales a fin de reforzar los servicios a los clientes mediante la mejora de las operaciones aduaneras y la facilitación del comercio.

Contribución del Grupo Banco Mundial

El Banco está trabajando con los Gobiernos para abordar los desafíos que plantea el comercio, y a fines de 2017 sus compromisos de financiamiento en esta materia totalizaban más de USD 22 500 millones (USD 12 600 millones del BIRF y USD 9900 millones de la Asociación Internacional de Fomento [AIF]), en comparación con apenas USD 3300 millones en 2004.

El Mecanismo General para el Fomento del Comercio (UF) se puso en funcionamiento el 22 de abril de 2017. El UF es un fondo fiduciario tripartito encabezado por el BIRF y fue creado para respaldar la labor analítica y la generación de conocimientos sobre cuestiones relativas al comercio mundial y regional en los países clientes del BIRF y la AIF. En los próximos seis años, el UF brindará apoyo en cuatro áreas clave de la labor del GBM en materia de comercio:

  • Competitividad y diversificación del comercio;
  • Facilitación del comercio y logística del transporte;
  • Apoyo para el acceso a los mercados y la cooperación en el comercio internacional, y
  • Manejo de crisis y fomento de una mayor inclusión (por ejemplo, comercio y pobreza; nexos entre el comercio y las cuestiones de género).

El UF ha recibido contribuciones del Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido (DFID), la Secretaría de Estado de Asuntos Económicos (SECO) de Suiza, la Agencia Sueca de Cooperación Internacional para el Desarrollo (SIDA), los Países Bajos y Noruega. El presupuesto total para seis años se estima actualmente en USD 41 millones.

El Programa de Apoyo a la Facilitación del Comercio (TFSP), que incluye apoyo a través de un fondo fiduciario tripartito encabezado por IFC, se puso en funcionamiento en junio de 2014 con el apoyo de nueve asociados en el desarrollo (Australia, Canadá, la Unión Europea, Noruega, los Países Bajos, Suecia, Suiza, el Reino Unido y los Estados Unidos) por un total de USD 35 millones. Este programa brinda apoyo a países clientes del BIRF o la AIF que solicitan asistencia para alinear sus prácticas comerciales con el Acuerdo sobre Facilitación del Comercio (AFC) de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que entró en vigor en febrero de 2017.

Asociados

El GBM colabora con una amplia gama de partes interesadas, que comprenden países donantes y países clientes, el sector privado, organizaciones de la sociedad civil, instituciones multilaterales y comunidades económicas regionales, entre otras. Entre los asociados se cuentan promotores del comercio que abogan por un sistema de comercio internacional abierto y basado en normas.

El sector privado muestra cada vez más interés en garantizar la protección del libre comercio y ayuda a respaldar oportunidades de negocios, como el crecimiento de las microempresas y las pymes, y su ingreso y participación en las cadenas de valor mundiales.

Los donantes contribuyen recursos a fondos fiduciarios del GBM que promueven el comercio y el clima de inversión. Entre ellos se cuentan el DFID, la Agencia Francesa de Desarrollo, la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), el Banco Asiático de Desarrollo, el Banco Islámico de Desarrollo, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), el Organismo Japonés de Cooperación Internacional (JICA), la Fundación Gates, la OMC, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el Fondo Monetario Internacional (FMI), SECO, SIDA, la Agencia de Australia para el Desarrollo Internacional (AusAID), la Comisión Europea, el Gobierno de Canadá, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Noruega y UK Aid.

De cara al futuro

En medida creciente, los países recurren al GBM para solicitar su asesoría sobre comercio, y en forma más general, sobre la reforma del clima de inversión, para garantizar la competitividad. El GBM tiene la oportunidad de contribuir, compartiendo evidencias técnicas que ayudan a los países en desarrollo a tomar decisiones de política acertadas en materia de comercio y cuestiones relacionadas con el clima para la inversión que serán fundamentales para el crecimiento y la reducción de la pobreza en el futuro. En febrero de 2017, entró en vigor el Acuerdo sobre Facilitación del Comercio de la OMC, que impulsa un esfuerzo a nivel mundial para reducir los costos del comercio y ayudar a los países a conectarse mejor con la economía mundial. Este hito ofrece al GBM una oportunidad para continuar brindando asistencia a los países en el diseño y la aplicación de estrategias de reforma prácticas que permitan lograr los objetivos de poner fin a la pobreza y promover la prosperidad compartida.