Contexto | Estrategia | Resultados |

Contexto

En las últimas tres décadas, el sector privado ha ocupado un lugar de vanguardia en el crecimiento económico y la reducción de la pobreza en todo el mundo. La integración en los mercados mundiales y el aumento de la competitividad del sector privado han contribuido al crecimiento sin precedente de muchas economías, como China, Viet Nam y Costa Rica. No obstante, muchos países en desarrollo —particularmente países pobres y Estados afectados por conflictos— aún no pueden aprovechar plenamente su potencial económico. Conscientes de la necesidad de obtener asistencia técnica, los Gobiernos han estado recurriendo a la comunidad de especialistas en clima para la inversión del GBM para solicitar su asesoría en materia de políticas a fin de posibilitar y conectar iniciativas privadas nacionales y extranjeras con el dinamismo generado por los modelos de comercio e inversión transfronterizos. 

Estrategia

Al promover un enfoque integral que aborda los obstáculos legales, regulatorios, institucionales y de procedimiento que afectan todas las etapas del ciclo de inversión y negocios, el GBM ayuda a los países a crear un clima de inversión competitivo, propicio para atraer, mantener y promover inversiones que favorezcan un crecimiento impulsado por la actividad empresarial. Poseedores de la capacidad para movilizar una amplia gama de instrumentos del GBM —servicios de asesoría y análisis, servicios de asesoría reembolsables y diversos productos de préstamo— en ayuda de los países en desarrollo, los expertos de la institución en los temas de reformas basadas en indicadores, clima para los negocios, y políticas y promoción de inversiones ofrecen soluciones integradas sobre clima para la inversión fundadas en tres pilares:

1.    Impulsar reformas basadas en pruebas: los productos de conocimientos que se basan en comparaciones de datos a nivel mundial, como el proyecto Doing Business, han situado las reformas de la regulación de las empresas en el primer plano de las agendas de los responsables de las políticas, y generado una fuerte demanda de apoyo en este ámbito. Todas nuestras intervenciones relacionadas con el clima para la inversión se basan en un conjunto elaborado de instrumentos de diagnóstico, investigación aplicada, un profundo conocimiento de las buenas prácticas y una sólida experiencia en materia de reformas. Estos conocimientos permiten a nuestros equipos movilizar a especialistas en una amplia variedad de cuestiones regulatorias y de políticas, y crear soluciones integradas —valiéndose de múltiples instrumentos— y adaptadas a las necesidades y los requerimientos de los clientes.

2.    Alentar la actividad empresarial: para poder fomentar el crecimiento impulsado por el sector privado, los países deben ser capaces de establecer un marco regulatorio e institucional que permita a las empresas nacionales y extranjeras invertir, establecerse y crecer, tanto internamente como a nivel internacional. En efecto, las políticas y regulaciones gubernamentales cumplen una función determinante para estimular la actividad empresarial. Con este objetivo, las soluciones referidas al clima para la inversión están diseñadas para mejorar el entorno regulatorio para las empresas en todas las etapas del ciclo de inversión y de negocios. Al respaldar la implementación de políticas y prácticas regulatorias transparentes, inclusivas y eficientes, el equipo responsable de promover el clima para la inversión ayuda a los Gobiernos a desplegar oportunidades para el desarrollo del sector privado, reduciendo las incertidumbres de las actividades de negocios cotidianas, lo que a su vez incentiva a las empresas a invertir, competir y crecer.

3.    Ampliar las oportunidades del mercado: el desafío que tienen los países para lograr el desarrollo sostenible es vincular la inversión privada, especialmente la inversión extranjera directa (IED), con empresas y negocios de propiedad local y gestionados también a nivel local. Con la esperanza de propiciar estos vínculos, muchos países recurren a políticas distorsionadoras —como exigencias de desempeño de contenido local— que las empresas extranjeras deben cumplir como condición para poder invertir y hacer negocios en un lugar determinado. Sin embargo, estas políticas pueden ser contraproducentes para el objetivo de movilizar IED con miras a impulsar el empleo y el crecimiento. Las intervenciones del Banco en materia de políticas ayudan a los países a asegurar que sus marcos sobre el clima para la inversión sean adecuados y permitan maximizar los beneficios económicos y sociales derivados de las inversiones privadas; además, están diseñadas para acrecentar la participación de empresas nacionales con gran potencial en las cadenas de valor mundiales que dominan la producción de bienes y servicios de consumo internacional.

Consciente de que a menudo los Gobiernos tienen pocas oportunidades de introducir reformas, el GBM ofrece una extraordinaria plataforma de respuesta que permite al equipo responsable de promover el clima para la inversión responder rápidamente a las necesidades de los clientes mediante la movilización de expertos de todo el GBM para proporcionar soluciones integradas valiéndose de diversos instrumentos. Dado que para implementar con éxito reformas orientadas a mejorar el clima para la inversión se requiere el trabajo coordinado de muchos ministerios y organismos sectoriales diferentes, el mencionado equipo colabora estrechamente con los Gobiernos para diseñar programas de reforma en el contexto de una agenda de competitividad más general; determinar las prioridades de reforma en el corto, mediano y largo plazo; establecer metas claras con resultados cuantificables, y fortalecer la capacidad institucional de los mecanismos de diálogo entre los sectores público y privado, y de los comités de reforma interministeriales.

Resultados

  • Guinea: con el trasfondo de la inestabilidad política y la crisis de ébola, con la ayuda del GBM, el Gobierno de Guinea logró llevar adelante un ambicioso programa de reformas sobre el clima para la inversión dirigido a mejorar las condiciones para los negocios en el país, potenciar los vínculos internos con el sector de minería (de USD 30 000 millones), y diversificar sus fuentes de IED y crecimiento. Con el respaldo de las intervenciones del Banco orientadas a mejorar el clima para la inversión, Guinea logró atraer más de USD 710 millones en inversiones de sectores distintos del de minería, inscribir más de 13 000 nuevas empresas, y crear más de 16 000 empleos durante la vigencia del proyecto.
  • Haití: con el apoyo específico del GBM, el Gobierno de Haití consiguió atraer USD 217 millones en inversiones efectivas y crear 13 700 nuevos empleos directos en el sector de vestuario. Ello fue posible a través del Programa de Generación de Inversiones en Haití, respaldado por el GBM, en cuyo marco se trabajó en estrecha colaboración con funcionarios públicos, el sector privado e inversionistas extranjeros en materia de estrategias de promoción de inversiones y zonas económicas especiales. A pesar de las difíciles condiciones locales, agravadas por las tensiones sociales, la inestabilidad política y los desastres naturales, el programa logró proporcionar asistencia técnica práctica para identificar y atraer nuevos inversionistas al sector de prendas de vestir.
  • Bosnia y Herzegovina: hasta hace poco, el clima para la inversión en Bosnia y Herzegovina planteaba muchos desafíos para los inversionistas, como las dificultades de acceso a tierras y el proceso para obtener permisos de construcción o de trabajo para empleados extranjeros. Con la adopción de enérgicas medidas para introducir reformas sobre el clima para la inversión en categorías comprendidas en Doing Business, y con el apoyo del equipo del GBM responsable de promover el clima para la inversión, (PDF, en inglés) el Gobierno de Bosnia y Herzegovina eliminó exitosamente la tasa para obtener permisos de trabajo para trabajadores extranjeros en el cantón de Sarajevo. La tasa anual era de USD 590 por solicitud y debía pagarse cada año para renovar los permisos. Esta reforma puede llegar a ahorrarle a las empresas un total combinado de USD 500 000 cada año. Además, mediante una modificación de la ley de sociedades del país, la exigencia de capital inicial para establecer una sociedad de responsabilidad limitada se redujo a la mitad, y las tasas judiciales para la inscripción de tales sociedades se rebajaron un 80 %. El ahorro para el sector privado se estima en USD 277 150 anuales. Las tasas para obtener la inscripción en el registro de tierras e inmuebles también disminuyeron a la mitad. Se estima que, como resultado de las reformas relativas al clima para la inversión en Bosnia y Herzegovina, el sector privado de ese país está ahorrando anualmente USD 1,6 millones en costos para cumplir con las regulaciones.





EXPERTS

Christine Qiang

Practice Manager, Investment Climate