Panorama general

  • Si un Gobierno quisiera eliminar la tuberculosis en una sola aldea, necesitaría un médico comprometido con su labor; para eliminarla en 1000 aldeas, se requeriría el compromiso de muchos médicos y de un especialista en macroeconomía. Desde el momento en que se decide hacer algo a mayor escala, se deben tomar decisiones que afectan a la economía en su conjunto. Por ejemplo, ¿emitir dinero para financiar el aumento del gasto? ¿Pedir más préstamos? ¿Aumentar los impuestos? Cualquiera de esas decisiones tendría consecuencias significativas en la inflación, las tasas de interés y los flujos de inversión, lo que podría perjudicar a los habitantes de esas mismas aldeas a la hora de comprar alimentos, pedir un préstamo o buscar empleo. Aunque se tuviera los fondos necesarios, los planes podrían verse frustrados por cambios repentinos en otras partes del mundo, como la caída del precio internacional de los minerales que exporta un país.

    En otras palabras, las acciones forman parte de un contexto más amplio. Este contexto es la macroeconomía, es decir el sistema que interconecta la gran cantidad de políticas, preferencias, recursos y tecnologías que hacen posible el desarrollo económico. En el mundo complejo e interconectado de hoy en día, muchos factores influyen en la economía de un país. Sin una gestión macroeconómica adecuada, no es posible reducir la pobreza y lograr la equidad social. Se trata de una disciplina que involucra decisiones de miles de millones de dólares que afectan los bolsillos de todos los individuos.

    Los expertos de las Prácticas Mundiales de Macroeconomía, Comercio e Inversión del Grupo Banco Mundial trabajan con los países en todo el mundo en temas como impuestos, estrategias de crecimiento, gasto público, deuda pública y gestión de fondos soberanos de inversión. Estos profesionales proporcionan análisis a los Gobiernos para la elaboración de políticas sólidas que ayuden a los Gobiernos a desarrollar y fortalecer sus economías con el fin de reducir la pobreza y promover la prosperidad compartida entre todos sus ciudadanos.

    Última actualización: Oct 01, 2016

  • Los profesionales de las Prácticas Mundiales de Macroeconomía, Comercio e Inversión del Grupo Banco Mundial analizan las cuestiones macroeconómicas y fiscales desde el punto de vista de la pobreza, la transformación estructural, el desarrollo a largo plazo y la interacción entre los Gobiernos nacionales y locales. Proporcionan asesoramiento técnico (desde informes extensos y exhaustivos hasta notas breves en el momento justo), financiamiento presupuestario (para atenuar el impacto de las reformas) y poder de convocatoria (para que las reformas sean de responsabilidad de las partes interesadas). Ante todo, las Prácticas Mundiales de Macroeconomía, Comercio e Inversión reúnen a más de 300 “economistas de países” que trabajan con entusiasmo en más de 100 países y siguen de cerca la realidad económica actual de cada cliente, así como sus tendencias históricas, políticas y sociales. Aprovechan sus vastos conocimientos, y a veces sin precedentes, de los países con pares de todo el mundo intercambiando información, comparando experiencias e identificando las mejores prácticas. Estos economistas son tanto “nacionales” como “mundiales”.

    Productos:

    • Anualmente, se preparan más de 200 estudios analíticos y programas de asistencia técnica.
    • Se entregan alrededor de USD 7000 millones anuales en préstamos de rápido desembolso (de los cuales USD 1000 millones provienen del mecanismo de financiamiento en condiciones concesionarias de la Asociación Internacional de Fomento, AIF).
    • Se realizan seguimientos macroeconómicos en tiempo real y evaluaciones de riesgo de los países, y se publican dos veces al año los informes actualizados sobre la economía de la mayoría de los países.
    • Se agregan datos e información de los países en el modelo macroeconómico global (“MFMod”), que se usa para proyectar tendencias regionales y mundiales y simular los impactos de hechos imprevistos, como una caída de los precios del petróleo.
    • Se prestan servicios de gestión de la deuda nacional a países que tienen problemas de endeudamiento.
    • Entre los productos más solicitados se encuentran: los memorandos económicos sobre los países, (i) las series de notas sobre políticas para transiciones presidenciales, los exámenes del gasto público, (i) los análisis de política tributaria, los diagnósticos sobre la situación del empleo, los documentos de posición mundial, los diagnósticos sistemáticos de los países, (i) las conferencias internacionales, los préstamos para políticas de desarrollo, los créditos de apoyo a la lucha contra la pobreza, la Iniciativa para los Países Pobres Muy Endeudados y la Iniciativa para el Alivio de la Deuda Multilateral, (i) y las operaciones de apoyo a presupuestos subnacionales.

    Esta labor se lleva a cabo en el Grupo Banco Mundial y también en estrecha colaboración con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), (i) bancos regionales y organismos bilaterales de ayuda.

    El equipo de las Prácticas Mundiales proporciona una “ventanilla única”, con base local y globalmente conectada para entregar servicios de análisis, asistencia técnica, financiamiento e innovación en la esfera de gestión macroeconómica y fiscal.

    Última actualización: Oct 01, 2016

  • Los tres ejemplos siguientes ofrecen un vistazo rápido, pero certero de los productos para países específicos y de alcance mundial, y cómo estos productos benefician a los clientes.

    Cálculo del impacto económico del virus del Zika para la región de América Latina: (PDF, en inglés) aunque el brote del virus del Zika se encuentra en una etapa temprana, ya está generando impactos moderados en la región. Se calcula que el costo de las consecuencias económicas a corto plazo de la epidemia en la región llegaría a USD 3500 millones o el 0,06 % del producto interno bruto (PIB). Estas estimaciones se basan en una respuesta internacional coordinada y rápida a la epidemia, así como en las hipótesis actuales de que los mayores riesgos de salud —y las conductas para evitar el contagio— los enfrentan las mujeres en edad fértil, debido a la asociación de los casos de zika y los niños nacidos con microcefalia. Sin embargo, incluso bajo estas hipótesis, existe un grupo de países de la región, aquellos que dependen en gran medida del turismo, donde el impacto económico podría ser significativo y que podrían requerir apoyo adicional de la comunidad internacional para contener los impactos.

    Reformas a la gestión fiscal en Vietnam: (i) con una gestión y políticas fiscales apropiadas, Vietnam pudo priorizar el gasto del Gobierno para prestar servicios públicos en los últimos 20 años. Sin embargo, han surgido nuevos desafíos en los últimos años que exigen reformas para asegurar que el presupuesto público pueda mantener el ritmo de la rápida evolución de la economía del país. Para tener influencia en el debate sobre la enmienda de la Ley de Presupuesto del Estado, las Prácticas Mundiales de Macroeconomía, Comercio e Inversión proporcionaron asistencia técnica y prepararon una serie de datos específicos. Después de realizar amplios estudios y procesos de consulta durante un periodo de cinco años, Vietnam modificó su Ley de Presupuesto del Estado para modernizar la gestión fiscal y responder a los nuevos desafíos en materia de políticas fiscales, prestación de servicios públicos y rendición de cuentas del Gobierno en este país de ingreso mediano de rápido crecimiento.

    Continuar el gran ritmo de crecimiento de Etiopía: (i) el crecimiento real promedio del PIB llegó a 10,9 % entre 2004 y 2014, lo cual ayudó a Etiopía a dejar de ser el segundo país más pobre de la región y tener la posibilidad de convertirse en un país de ingreso mediano antes de fines de 2025, siempre y cuando continúe su actual trayectoria de crecimiento. Los servicios y la agricultura fueron los principales sectores que contribuyeron a este rápido crecimiento, impulsado por grandes inversiones en infraestructura pública y un entorno externo favorable. Para garantizar que Etiopía siga manteniendo esta alta tasa de crecimiento, se han recomendado tres tipos de políticas: continuar invirtiendo en infraestructura con financiamiento sostenible, apoyar al sector privado a través de mercados de crédito y aprovechar el posible crecimiento como producto de la modernización del marco de políticas.

    Última actualización: Oct 01, 2016



Recursos adicionales

Contactos en la oficina del país

Ciudad de Washington
Yanina Budkin
ybudkin@worldbank.org