RESEÑA

Preguntas frecuentes: Actualización de la línea de pobreza

30 de septiembre de 2015


¿Por qué el Banco Mundial decidió actualizar la línea de pobreza internacional, y por qué lo ha hecho ahora?

A medida que las diferencias del costo de vida en los distintos países del mundo van evolucionando, la línea de pobreza internacional debe actualizarse periódicamente para reflejar esas variaciones. Desde 2008, año en que se realizó la última actualización, hemos utilizado la línea de pobreza internacional de US$1,25. A partir de octubre de 2015, la línea de pobreza internacional será de US$1,90.

¿Cuál es la nueva línea de pobreza y, según este nuevo parámetro, cuántas personas viven en situación de pobreza extrema en el mundo?

La nueva línea de pobreza internacional se fija en US$1,90 utilizando precios de 2011. En todo el mundo, algo más de 900 millones de personas vivían por debajo de este umbral en 2012 (según los datos disponibles más recientes), y proyectamos que en 2015, algo más de 700 millones de personas viven en situación de pobreza extrema.

¿Por qué se ha elevado la línea de pobreza? ¿Qué problema había con el umbral de US$1,25 al día al que todos estamos acostumbrados? A medida que las diferencias del costo de vida en todo el mundo van evolucionando, la línea de pobreza internacional debe actualizarse periódicamente para reflejar esas variaciones. La nueva línea de pobreza internacional utiliza datos actualizados sobre precios para ofrecer un panorama más exacto del costo de las necesidades básicas de alimento, vestuario y vivienda en todo el mundo. En otras palabras, el valor real de US$1,90 a precios actuales es igual al valor de 1,25 en 2005.

¿Qué significa esto para las estimaciones anteriores?

Hemos realizado un análisis retrospectivo de las estimaciones de años anteriores para determinar las tendencias de la reducción de la pobreza en los últimos 25 años. Estas tendencias siguen mostrando que en el mundo se han logrado avances impresionantes en la reducción de la pobreza desde 1990, pero que esta persiste en niveles inaceptables, y es mucho más lo que se debe hacer para garantizar que las personas continúen saliendo de su situación de pobreza en los años venideros.

¿Cómo se establece una nueva línea de pobreza internacional?

Comenzamos con las líneas de pobreza nacionales, que por lo general reflejan el umbral por debajo del cual no es posible satisfacer, en un país determinado, las necesidades mínimas de nutrición, vestuario y vivienda. Como cabe esperar, los países más ricos suelen tener líneas de pobreza más altas, mientras que los países más pobres tienen líneas de pobreza más bajas. Sin embargo, para determinar cuántas personas viven en situación de pobreza extrema en todo el mundo, no podemos simplemente sumar las tasas de pobreza nacionales, porque eso significaría usar una vara diferente para determinar quién es pobre en cada país. En consecuencia, se requiere una línea de pobreza que mida la pobreza en todos los países con el mismo patrón.

En 1990, un grupo de investigadores independientes y el Banco Mundial propusieron calcular la población pobre del mundo utilizando los patrones de los países más pobres del mundo. Analizaron las líneas de pobreza nacionales de algunos de los países más pobres del mundo y las convirtieron a una moneda común usando los tipos de cambio según la paridad del poder adquisitivo (PPA). Los tipos de cambio según la PPA se construyen para garantizar que la misma cantidad de bienes y servicios se valoricen de manera equivalente en todos los países. Una vez que las líneas de pobreza nacionales fueron convertidas a una moneda común, los investigadores concluyeron que en seis de estos países muy pobres el valor de la línea de pobreza nacional era de alrededor de US$1 al día por persona, y ese resultado sentó las bases de la primera línea de pobreza internacional (US$1 al día).

En 2005, después de recopilarse una nueva ronda y un mayor volumen precios comparables a nivel internacional, la línea de pobreza internacional fue revisada sobre la base de 15 líneas de pobreza nacionales de algunos de los países más pobres del mundo. El promedio de esas 15 líneas fue de US$1,25 al día por persona (también en términos de la PPA), y ese valor se convirtió en la nueva línea de pobreza internacional.

Una vez más, este año utilizamos las líneas de pobreza de esos mismos 15 países más pobres correspondientes a 2005 (manteniendo la misma vara de medición) para determinar la nueva línea de pobreza internacional, de US$1,90 según la PPA de 2011.

¿Qué es la paridad del poder adquisitivo (PPA) y cómo se determina?

La PPA nos permite representar los datos sobre ingresos y consumo de cada país de tal manera que puedan compararse internacionalmente. La PPA se calcula a partir de datos sobre precios de todo el mundo, y la responsabilidad de determinar la PPA de un año en particular corresponde al Programa de Comparación Internacional (ICP), un programa estadístico independiente que cuenta con una oficina mundial en el Grupo de gestión de datos sobre el desarrollo del Banco Mundial.

¿Se debería utilizar esta nueva línea de pobreza para la planificación de programas y políticas en mi país?

Aunque la tasa internacional de pobreza extrema tal vez no sea notablemente diferente tras la adopción de la nueva PPA y línea de pobreza, algunas tasas regionales y nacionales pueden fluctuar considerablemente.

Sin embargo, cabe señalar que la línea de pobreza internacional se usa principalmente para hacer el seguimiento de la pobreza extrema mundial, y para medir los avances con respecto a las metas internacionales establecidas por el Banco Mundial, las Naciones Unidas y otros asociados en el ámbito del desarrollo. La línea de pobreza de un país es un indicador mucho más adecuado para respaldar el diálogo sobre políticas o focalizar programas dirigidos a los más pobres. Por ejemplo, en un país de ingreso mediano, donde la línea pobreza nacional sea de US$4 al día, el umbral de pobreza internacional puede ser menos relevante que en un país más pobre, donde la línea de pobreza nacional sea de US$1,65 u otro valor similar.

¿Con esto, no se pone demasiado énfasis en el dinero? ¿Qué sucede con las demás dimensiones de la pobreza?

Existen muchos indicadores no monetarios —sobre educación, salud, saneamiento, agua, electricidad, etc.— que son sumamente importantes para comprender las diversas dimensiones de la pobreza que experimentan las personas.