LAC Equity Lab: Pobreza - Contribución del Ingreso

El aumento de los ingresos laborales ha sido el principal impulsor de la reducción de la pobreza en LAC en la última década. Esta gráfica interactiva muestra la contribución de los componentes del ingreso a los cambios en las tasas de pobreza o el Gini. Los resultados se pueden ver para diferentes líneas de pobreza, diferentes periodos, o por país, subregión o para toda América Latina.


Los cambios en los ingresos y su distribución tienen un efecto directo en la pobreza. Dado que los ingresos están compuestos por varios elementos, podemos analizar el efecto indirecto de cada uno de ellos en la pobreza.

En esta gráfica interactiva, los ingresos se dividen en los ingresos laborales (por ejemplo, los salarios) y los ingresos no laborales (por ejemplo, pensiones y programas sociales). Por otra parte, los ingresos del trabajo en un hogar pueden ser ganados por una mujer, un hombre o ambos.

Este desglose de género implica que el ingreso total familiar per cápita en un hogar aumenta con el tiempo ya sea porque hay menos personas en el hogar (y por lo tanto el ingreso se divide entre menos personas), más mujeres (o más hombres) trabajan y/o porque las personas que trabajan están ganando más.

Por lo tanto, tenemos varios componentes que tienen efectos indirectos en la pobreza: (i) participación de las mujeres que trabajan, (ii) ingresos laborales de las mujeres, (ii) participación de los hombres que trabajan (iv) ingreso del trabajo de los hombres, (v) Ingreso no-laboral (sin distinción de genero).

Los cálculos de los efectos siguen una descomposición de Shapley. Más información sobre esto se puede encontrar aquí.