Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento

El mayor banco de desarrollo del mundo, BIRF, proporciona productos financieros y asesoría sobre políticas para ayudar a los países a reducir la pobreza y extender los beneficios del crecimiento sostenible a todas las personas.

El Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) es una cooperativa internacional dedicada al desarrollo, propiedad de los 189 países que lo integran. Como el mayor banco de desarrollo del mundo, el BIRF apoya la misión del Grupo Banco Mundial, proporcionando préstamos, garantías, productos de gestión de riesgos, y servicios de asesoría a los países de ingreso mediano y a los países de ingreso bajo con capacidad crediticia, y coordinando, además, las respuestas ante los desafíos mundiales y regionales.

Fue fundado en 1944 para ayudar a la reconstrucción de Europa después de la Segunda Guerra Mundial. El BIRF, junto con la Asociación Internacional de Fomento (AIF) —el fondo para los países más pobres—conforma el Banco Mundial. Ambos colaboran estrechamente con las otras instituciones integrantes del Grupo Banco Mundial y con los sectores público y privado para reducir la pobreza y promover la prosperidad compartida en los países en desarrollo.

Resultados del BIRF

Image

Flexibilizar las reglamentaciones comerciales en Perú

Un proyecto de asesoría ayudó a simplificar los procedimientos para obtener licencias y permisos necesarios para iniciar y operar empresas turísticas en Cusco.

Image

La educación de las niñas libera el futuro potencial de Pakistán

El Proyecto de Promoción de la Educación de las Niñas de Balochistán ha permitido que unos 39 000 niños asistan a la escuela, incluidas 33 414 niñas de toda esta provincia de Pakistán.

Image

Mejora la salud materna e infantil en Panamá

Una asociación con el Banco Mundial dio acceso a servicios básicos de salud a 180 000 personas en las zonas rurales de Panamá.

Un asociado de los países de ingreso mediano

El Grupo Banco Mundial interactúa con los países de ingreso mediano tanto en su calidad de clientes como de accionistas. Estos países son los principales impulsores del crecimiento mundial, en ellos se realizan las mayores inversiones en infraestructura, y reciben un gran porcentaje de las exportaciones provenientes de las economías avanzadas y de los países pobres. Muchos de ellos están logrando un rápido progreso económico y social, y cumplen una función cada vez más importante en la búsqueda de soluciones para los desafíos mundiales.

Pero en los países de ingreso mediano vive más del 70 % de los pobres del mundo, con frecuencia en zonas remotas. Y el limitado acceso al financiamiento privado, los hace más vulnerables a las crisis económicas y transfronterizas, tales como el cambio climático, la migración forzada y las pandemias. El Banco Mundial es un asociado esencial de los países de ingreso mediano, que representan más del 60 % de la cartera del BIRF.

  • El BIRF proporciona una combinación de recursos financieros y servicios de conocimiento y asistencia técnica.
  • La asesoría estratégica que presta el BIRF ayuda a impulsar las reformas de los Gobiernos dirigidas a mejorar los servicios, incentivar el aumento de la inversión privada, y fomentar la innovación y el intercambio de soluciones.
  • El BIRF se asocia con los países cuando surgen nuevos desafíos y a medida que dichos desafíos evolucionan, proporcionando a los países productos financieros innovadores y una amplia gama de foros mundiales.

Sobre todo, el BIRF ayuda a asegurar que los avances en materia de reducción de la pobreza y aumento de la prosperidad sean sostenibles. Pone especial énfasis en el apoyo a los países de ingreso mediano bajo a medida que avanzan en la cadena económica, y se gradúan de la AIF para convertirse en clientes del BIRF. También está ampliando su capacidad para ayudar a los países que enfrentan situaciones de conflicto y fragilidad; y, en su calidad de asociado de largo plazo, el BIRF aumenta su apoyo a todos los países de ingreso mediano en tiempos de crisis.

 

Servicios del BIRF

El BIRF, a través de su asociación con los países de ingreso mediano y los países pobres con capacidad crediticia, ofrece soluciones financieras innovadoras, tales como productos financieros (préstamos, garantías y productos de gestión de riesgos) y servicios de conocimiento y asesoría (incluidos servicios reembolsables) a los Gobiernos a nivel nacional y subnacional.

El BIRF financia inversiones en todos los sectores y proporciona asistencia y conocimientos técnicos en todas las etapas de los proyectos. Los recursos del BIRF no solo se destinan a proporcionar financiamiento a los países prestatarios que lo necesitan, sino también sirven como un vehículo para transferir conocimientos mundiales y asistencia técnica.

Los servicios de asesoría sobre gestión de la deuda pública (i) y gestión de activos (i) ayudan a los Gobiernos, los organismos oficiales y las organizaciones de desarrollo a fortalecer la capacidad institucional para proteger y aumentar los recursos financieros.

El BIRF respalda los esfuerzos de los Gobiernos dirigidos a fortalecer la gestión financiera pública así como a mejorar el clima para la inversión, abordar los embotellamientos en la prestación de servicios y fortalecer las políticas y las instituciones.

 

image

Estrategias de los países

El marco de alianza con los países guía la labor del BIRF y de las otras instituciones del Grupo Banco Mundial en los países clientes para lograr los dos objetivos de poner fin a la pobreza extrema y aumentar la prosperidad compartida de manera sostenible.

image

Productos y servicios

El financiamiento y los servicios de asesoría proporcionados por el BIRF complementan otros esfuerzos del Grupo Banco Mundial destinados a ayudar a los Gobiernos a reducir la pobreza y estimular el crecimiento sostenible. Además de otorgar financiamiento a los países de ingreso mediano, el BIRF ofrece préstamos a los países pobres con capacidad crediticia que también cumplen con los requisitos para recibir asistencia de la AIF.

image

Financiamiento y gestión de riesgos

El BIRF y las otras instituciones del Grupo Banco Mundial elaboran soluciones innovadoras y ofrecen una amplia gama de productos de seguros, mejoramiento del crédito y cobertura de riesgos para ayudar a los países clientes a gestionar los riesgos financieros al tiempo que enfrentan los desafíos de desarrollo.

 

Cómo se financia el BIRF

La mayor parte de los fondos del BIRF se recauda en los mercados financieros mundiales. Esto ha permitido otorgar más de USD 500 000 millones en préstamos para ayudar a aliviar la pobreza en todo el mundo desde 1946: Los Gobiernos accionistas han comprometido alrededor de USD 14 000 millones en capital.

El BIRF ha mantenido una clasificación crediticia AAA desde 1959. Esta alta clasificación le ha permitido otorgar préstamos a bajo costo y ofrecer a los países de ingreso mediano acceso a capital en condiciones favorables, ayudando así a garantizar que los proyectos de desarrollo avancen de manera más sostenible y a complementar o movilizar el financiamiento privado.

El BIRF genera ingresos anuales a partir de la rentabilidad de su capital accionario y del pequeño margen que obtiene de los préstamos. Estos ingresos se usan para pagar los gastos operativos del Banco Mundial, aumentar las reservas que sirven para fortalecer el balance y realizar una transferencia anual a la AIF, el fondo para los países más pobres.

Bienvenidos