Banco Mundial

 Banco Mundial

Portada Mapa del sitio Preguntas frecuentes Contactos

Quiénes somos Países Datos e investigación Aprendizaje Noticias Proyectos y operaciones Publicaciones Temas
Buscar
 
Charlas en vivo
La lucha contra el paludismo en África
Halsey y Chaudhury - Ausentismo de maestros y doctores
Shekar - Petición de fondos para combatir la malnutrición
López y Maloney - Pobreza y crecimiento económico en América Latina
Guimberty y Byrd - Eficacia de la asistencia a Afganistán
Brahmbhatt - Impacto económico de la gripe aviar
Hall y Patrinos - Pueblos indígenas y desarrollo humano en América Latina
Lederman - Desarrollo rural en América Latina
Newfarmer - Perspectivas económicas mundiales 2005
Qureshi - Objetivos de desarrollo del milenio
Además
  Sitio principal de noticias

 
 

Lucha contra el paludismo en África
Charla interactiva - Transcripción

Portada Sus comentarios Ayuda Índice Buscar 


Suprotik Basu

Suprotik Basu

27 de abril, 2006 - En África, un niño muere de paludismo cada 30 segundos.

Trescientos mueren a diario tan sólo en la República Democrática del Congo.

En Kenia, el paludismo es la causa de muerte de uno de cada cuatro niños.

Es la “principal asesina de los niños africanos”, así califica Suprotik Basu, especialista en salud pública del Banco Mundial, a esta enfermedad transmitida por los mosquitos, para la cual todavía no existe ninguna vacuna.

No sólo es completamente curable, sino que es totalmente evitable, pero a pesar de eso, constituye un “enorme problema” en gran parte de África al sur del Sahara, donde no se ha hecho lo suficiente para prevenir que los mosquitos portadores de la enfermedad infecten a grandes cantidades de personas, explica Basu.

En consecuencia, el paludismo es endémico en unos 34 países africanos, de los cuales 14 sobrellevan la mayor carga de paludismo en el mundo.

Más información:

El Banco Mundial intensifica su lucha contra el paludismo en África


Joshua J. Mwakyusa: ¿Por qué el paludismo continúa siendo un problema cuando tantas organizaciones están contribuyendo con grandes cantidades de fondos para luchar contra esta enfermedad?

Suprotik Basu: Bien, esa es una excelente pregunta, Joshua, gracias. Creo que voy a combinarla con otras cuantas preguntas sobre por qué el paludismo es un problema y por qué la gente no está haciendo más al respecto. Tenemos que recordar que el paludismo ha existido por siglos, especialmente en África, y lo más frustrante es que se trata de una enfermedad totalmente evitable y completamente curable. Sin embargo, no se había hecho ningún intento serio a gran escala en África. En realidad, no fue hasta fines de la década de 1990 cuando los países africanos y la comunidad internacional comenzaron a tomar en serio el paludismo y a hacer algo en este aspecto.

Pero, al mismo tiempo, nos encontramos con un parásito que evoluciona y cambia en forma constante. Este parásito, como ya habrán visto, es cada vez más resistente a los medicamentos que se han estado utilizando en África, cloroquina, y ahora hay que combatirlo con un medicamento que es 15 veces más caro. Por una parte, tenemos una negligencia de la que recién ahora nos hemos comenzando a ocupar, y por otra parte, tenemos un parásito muy, muy astuto que se adapta constantemente a lo que usamos para combatirlo. Es una batalla entre los dos, pero ahora tenemos el dinero necesario y hemos asumido el compromiso de lograr un avance en su lucha.


Lawrence Zumo: ¿Cuáles son, después de todos estos siglos, las dificultades intelectuales para el abordaje, el tratamiento y la erradicación de este flagelo mortal, el paludismo? ¿No hay suficiente gente inteligente en el mundo para solucionar este problema de una vez por todas? ¿O es intelectualmente más fácil hacer diversas variaciones de Viagra, Cialis, etc.?

Suprotik Basu: Gracias, Lorenzo, por la pregunta. El paludismo, a pesar de ser totalmente evitable y completamente tratable, como ya dije, está evolucionando y eso dificulta su lucha. Aún así, comprendo su punto de vista, y creo que es necesario que se preste más atención a la investigación sobre medicamentos para el paludismo y la vacuna antipalúdica, y que se hagan cosas a nivel nacional, particularmente en África.


Rose Njiraini: Maryse y Protik, muchas gracias por tomarse un tiempo para participar en esta charla y por toda su labor en el Programa reforzado del Banco. En estos últimos años, se han realizado muchas investigaciones y se han creado muchos programas para combatir el paludismo. Esta enfermedad es completamente evitable y tratable. Si una manera segura de evitar que alguien contraiga el paludismo es un mosquitero tratado con insecticidas o una fumigación del interior de las viviendas, por qué las organizaciones que trabajan en esto no pueden comprometerse a proporcionar mosquiteros a aquellas personas que lo necesitan. Existen obstáculos políticos que todos conocemos; parece que se habla mucho sobre el paludismo, pero no se hace casi nada al respecto. Tantos programas sobre el paludismo y, sin embargo, tan pocos resultados. ¿Es tan difícil combatir esta enfermedad? ¿Hay algún problema con ampliar la escala de los programas acertados? ¿Qué pasa exactamente? Gracias.

Suprotik Basu: Bien, Rose, usted está sintiendo la misma frustración que muchos de nosotros, y yo quiero agradecerle que haya puesto de manifiesto esa frustración. Usted tiene razón, los mosquiteros tratados con insecticidas y la fumigación interior son eficaces. Tengo algunas buenas noticias. En los últimos dos años, se han logrado ciertos avances, aunque quizá no a la escala que a todos nos gustaría. Eritrea ha logrado difundir con éxito y rapidez el uso de los mosquiteros tratados con insecticidas. En Níger, se distribuyeron más de 2 millones de mosquiteros en el término de dos semanas, en combinación con una campaña antipoliomielítica. Pienso que la lucha está cobrando ímpetu, y ahora con el dinero adicional que está aportando el Fondo Mundial y el Banco Mundial, y la iniciativa del presidente de los Estados Unidos y de otros, ha llegado el momento de pasar de la acción a pequeña escala a programas y resultados a gran escala.


Ifeanyi Ikpeatusim: ¿Hay una vacuna antipalúdica? Si tal fuera el caso, ¿dónde se aplica, y en caso negativo, cómo podría desarrollarse?

Suprotik Basu: Bien, desafortunadamente, hasta la fecha no existe una vacuna antipalúdica. Se están realizando muchas investigaciones para el desarrollo de una vacuna antipalúdica, y organismos tales como la Fundación de Bill y Melinda Gates y la Universidad Johns Hopkins, están invirtiendo mucho tiempo y energía en este campo. Se han logrado ciertos avances iniciales, pero creo que todavía nos faltan unos 10 a 15 años para lograr una vacuna antipalúdica. En este momento tenemos que centrarnos en la prevención, los mosquiteros para cama y la fumigación, al igual que en tratamientos más eficaces.


Dale Ward: ¿Por qué no se utiliza el DDT para exterminar al paludismo? Se lograron resultados positivos en el pasado antes de que surgiera la histeria errónea contra el DDT.

Suprotik Basu: Gracias por la pregunta sobre el DDT. Esperaba que alguien la hiciera. No cabe duda que el DDT es una herramienta muy eficaz contra el paludismo, y el Banco Mundial, cuando resulta apropiado, apoya su utilización. Pero la cuestión es más amplia que el DDT. La cuestión es que la fumigación interior se puede realizar con muchos insecticidas diferentes. No es trata tan sólo del DDT, se trata de numerosos insecticidas diferentes que se puedan utilizar para la fumigación interior. La elección del insecticida depende de cuáles son los patrones de resistencia de dicho país. No es realmente tanto si utilizamos o no un insecticida determinado, sino cuál es el insecticida apropiado para ese país en particular.

En cuanto al DDT en sí, usted tiene razón al mencionar que no hay pruebas científicas de que la fumigación interior con el DDT para combatir el paludismo haya tenido consecuencias negativas para la salud o el medioambiente. La posición del Banco es muy pragmática sobre su utilización. Usaremos insecticidas incluyendo, entre ellos, el DDT. El dogma está fuera de lugar en esta cuestión y aceptamos la decisión de cada país.


Ronnie: Hola Maryse Pierre-Louis y Suprotik Basu. La mía no es una pregunta sino una suerte de sugerencia. En Uganda, hay un programa en marcha para luchar contra el paludismo y la nagana, y se ha desarrollado un método para esterilizar a los mosquitos machos y luego dejarlos libres. Al no haber apareamiento, hay menos mosquitos, y por ende menos propagación del paludismo y la nagana. Si desean más información, comuníquense con el Ministerio de Salud de Uganda. Creo que es económico, fácil y eficaz para reducir la cantidad de mosquitos hembras, que son los portadores del parásito del paludismo. Además, informar a la gente que puede verter un poco de aceite usado de automóvil en el agua estancada para matar los huevos del mosquito. La lucha debe ser una preocupación de todos, en consecuencia es necesario concienciar y educar a la gente.

Suprotik Basu: Gracias, Ronnie, por la información y la sugerencia. Si hay documentos sobre la eficacia de esto que mencionas, yo te estaría muy agradecido y desde luego prestaré atención a la labor del Ministerio de Salud de Uganda.


Dra. Sylvia Kansembe -Chewe: Maryse Peirre - Louis y Suprotil Basu. ¿Cuáles son las medidas preventivas que, a su parecer, deberían tomarse en África para prevenir el paludismo? Digo esto porque se han hecho más esfuerzos en materia de tratamiento que para controlar la causa de la enfermedad. Las áreas anegadas en escuelas y municipios son caldo de cultivo para los mosquitos. Una iniciativa para financiar la limpieza de tales áreas sería mucho más eficaz que la de proporcionar mosquiteros. El paludismo es un problema de desarrollo multisectorial que, a su vez, es la principal causa de ausentismo escolar, ausentismo en el trabajo y pérdida de la producción. ¿Podría ampliarse el financiamiento a medidas preventivas como la fumigación en áreas anegadas cerca de las escuelas y los municipios en África?

Suprotik Basu: Doctora, muchas gracias por su pregunta. Estoy totalmente de acuerdo con usted. La lucha contra el paludismo debe tener el equilibrio correcto entre el tratamiento y la prevención y, por cierto, dentro del Banco y de nuestro programa reforzado, queremos librar una guerra frontal contra el paludismo para reducir la propagación en África. Por lo tanto, la prevención y la lucha contra los vectores desempeñan un papel crítico. Como usted dice, es una cuestión multisectorial. Es curioso que usted me haga esta pregunta. En unas pocas horas, realizaremos una sesión de intercambio de ideas con nuestros colegas que desarrollan proyectos de infraestructura y cuáles de dichos proyectos son factibles, por eso, le agradezco la pregunta y espero que logremos hacer más al respecto.


Matthew Mirkin: A la gente que controla el dinero: ¿Podrían ustedes decirme cómo puede ser que después de los centenares de millones de dólares que dicen haber gastado, los mosquiteros para cama todavía no sean gratuitos? Comprados a China a unos 30 centavos como máximo, son más baratos que la taza de su mochachino de 4 dólares. Los hospitales no tienen agua corriente y un doctor atiende a 300 pacientes al día. Lo que yo quisiera saber es si el dinero que gastan termina en mosquiteros apilados en depósitos, no hay ni un solo empleado del Banco Mundial asignado al paludismo y no se dispone de medicamentos baratos, ¿cómo pretenden luchar contra esta enfermedad?

Suprotik Basu: Matthew, creo que estamos totalmente de acuerdo en este punto. Nosotros en el Banco pensamos que los costos no deberían ser un obstáculo para tener acceso a mosquiteros. Nadie debería dormir sin un mosquitero porque no tiene dinero para comprarlo. Por eso, estamos trabajando arduamente a nivel local para asegurarnos de que se subvencionen suficientes mosquiteros o se entreguen en forma gratuita, a fin de que se encuentren disponibles para la mayor cantidad de gente posible, particularmente para los pobres con menos recursos, quienes tienen obviamente menos acceso y no pueden comprarlos.

En cuanto a no tener ni un solo empleado del Banco Mundial para el paludismo, lamento discrepar teniendo en cuenta que en este momento yo estoy hablando con usted sobre el tema. Hay aproximadamente otras 40 personas trabajando sobre el paludismo dentro del Banco, cuatro de nosotros nos dedicamos exclusivamente al tema, y unas 40 están preparando proyectos en este mismo instante. Estamos sin dudas acelerando nuestra lucha contra el paludismo y esperamos hacer más y mejor.


Vanel Beuns: Maryse Pierre-Louis y Suprotik Basu, muchas gracias por esta oportunidad. El crecimiento de la sociedad civil ha sido una de las tendencias más significativas del desarrollo internacional. Hoy día, el Banco Mundial interactúa, consulta y colabora con millares de miembros de las organizaciones de la sociedad civil (CSO) de todo el mundo. ¿Podría orientarme con respecto a qué debe hacer mi organización cívica internacional para elaborar programas bien diseñados con objetivos claros y parámetros para medir el progreso en la batalla contra el paludismo en África al sur del Sahara? ¿Existe algún proceso claro a seguir para que mi organización diseñe un plan que permita una supervisión eficaz del impacto del paludismo en África, y para posibilitar un progreso sostenible en pos de soluciones a este problema? En CORCAH, un modelo de CSO internacional, nos concentramos en resultados.

Suprotik Basu: Vanel, gracias por la pregunta y por destacar el rol decisivo de la sociedad civil en la implementación de las labores de lucha contra el paludismo.

Como usted sabe, el paludismo se aborda más a nivel familiar y comunitario, pero el alcance de la sociedad civil en dicho nivel es algo que se debe aprovechar a fin de poder controlar el paludismo. En cuanto a programas con objetivos claros y parámetros para medir el progreso, esto se refiere al importante tema de la supervisión y la evaluación, para lo cual le recomiendo que visite www.rollbackpaludismo.org, donde esta organización tiene el llamado Grupo de Investigaciones sobre Supervisión y Evaluación, el MERG, que establece parámetros y ofrece recomendaciones sobre la forma de utilizar los indicadores estándares en la formulación de programas de lucha contra el paludismo. Gracias otra vez por la pregunta.


Chrisropher Chewe: Quisiera elogiar a Standard Chartered Bank Zambia Plc por el proyecto que ha introducido en Zambia llamado “Nets for Life”, una iniciativa comunitaria contra el paludismo que lanza el 27 de abril de 2006 el Ministro de Salud. “Nets for Life” es un programa de prevención del paludismo para toda África, dirigido a reforzar el compromiso del Banco en proyectos que marcan la diferencia en las comunidades locales y cambian la vida de sus habitantes. "Nets for Life" se centrará en la población vulnerable, principalmente en los niños menores de cinco años, las mujeres embarazadas, los enfermos crónicos o inmunodeprimidos y los ancianos. Es el primer proyecto de este tipo que se lanza en Zambia y posteriormente se introducirá en otros 15 países africanos. Standard Chartered Bank debe ser emulado por otras multinacionales por una iniciativa ejemplar para el logro de los Objetivos de desarrollo del milenio en África antes de 2015.

Suprotik Basu: Christopher, gracias por destacar esta importante iniciativa tomada por Standard Chartered Bank. También quisiera elogiar a este banco por su apoyo. Estoy enterado de lo que están haciendo en Zambia. Como ya sabrán, el Banco Mundial también acaba de comenzar a apoyar un proyecto de lucha contra el paludismo en Zambia. Al igual que usted, espero que otros socios del sector privado sigan el ejemplo de Standard Chartered Bank y desarrollen programas, de modo que ellos también puedan participar en la lucha contra el paludismo.

En términos financieros, pienso que sin dudas necesitamos dinero del sector privado, pero también necesitamos de su pericia. El sector privado tiene una pericia significativa, por ejemplo, en la gestión de la cadena logística que, como usted sabrá, es una cosa relativamente difícil de hacer en África. Pero las compañías del sector privado se ganan la vida en base a si las cadenas logísticas trabajan o no trabajan. Pienso que tenemos que aprovechar el dinero de estas instituciones, pero también ellas deben aportar su conocimiento institucional de modo que todos podamos trabajar juntos en esta lucha. Gracias otra vez por la pregunta.


João Chamusse: ¿Qué ha hecho el Banco Mundial en Mozambique para luchar contra el paludismo en los dos últimos años? Si tal fuese caso, ¿cuánto dinero costó?

Suprotik Basu: Bien, João, en este momento no sé - el Banco ha prestado apoyo al gobierno de Mozambique en su lucha contra el paludismo en los dos últimos años. Si ingresa en el sitio web del Banco Mundial y se refiere a la sección de proyectos y operaciones, podrá ver los proyectos que se encuentran en marcha en Mozambique. También puede enviar un mensaje electrónico a los servicios de asesoramiento en salud, nutrición y población (HNP) del Banco, que está en nuestro sitio web, para que alguien le envíe más información al respecto. La buena nueva es que creo que en este momento hay una misión en Mozambique que está apoyando al sector de la salud, y también habrá otra misión – iremos de nuevo a Mozambique en los próximos dos meses para ver cómo podemos asistir al gobierno de Mozambique para reforzar la lucha contra el paludismo.


Maggy: Gracias Maryse Pierre-Louis y Suprotik Basu por brindarnos la oportunidad de saber más sobre el paludismo en África. ¿Quisiera saber cuál es la situación real del paludismo en Ghana y qué ha hecho el Banco para ayudarlos? ¿Cómo pueden participar las ONG locales en la lucha contra esta epidemia? ¿Cómo puede participar la juventud en los programas del Banco?

Suprotik Basu: Gracias, Maggie, por su pregunta. La verdadera situación es que el paludismo continúa siendo uno de los principales asesinos de Ghana, especialmente de niños menores de cinco años.

En cuanto a lo que hemos hecho para ayudarlos, hemos proporcionado financiamiento al Ministerio de Salud de Ghana, que está ejecutando una estrategia de lucha contra el paludismo. Ha aumentado el número de personas que duermen bajo mosquiteros, por ejemplo, o sea que se están logrando avances, pero nos gustaría que esto fuera más rápido y se difundiera por todo el país. En lo que concierne a la participación de las ONG en esta epidemia, se me ocurre que existen por lo menos dos posibilidades. Es imperativo que las comunidades comprendan que se puede evitar y tratar el paludismo. Pienso que hemos convivido tanto tiempo con el paludismo que nos hemos acostumbrado y nos olvidamos de que no tiene que ser tan malo como es. Entonces hay que alentar a la gente para que se someta rápidamente a un tratamiento, que duerma bajo mosquiteros – sé que hay problemas con el acceso y la asequibilidad de los mosquiteros, pero tenemos que hacer correr la voz para la gente que quiere mosquiteros.

En lo que respecta a la participación de la juventud en programas, la juventud tiene una gran función de hacer más acerca del paludismo al estilo de lo que acabo de mencionar. Si hay programas de distribución de mosquiteros en una aldea o comunidad, la juventud debería tomar parte en los mismos. Quizá a nivel de los gobiernos locales – sé que hay gobiernos locales en Ghana que sacan dinero de sus presupuestos para mosquiteros y que la juventud los distribuye.

Creo que el primer paso es elaborar un plan de trabajo de lo que se desea hacer y quizá discutir eso con los funcionarios de los gobiernos locales, con las autoridades médicas del distrito local e incluso con el gobierno de Ghana para ayudar a todos en la lucha contra el paludismo. Gracias, otra vez, por la pregunta.


Holly: Maryse, quisiera saber qué puedo hacer como estudiante por mi comunidad en Uganda para detener la propagación del paludismo. Es tan complicado cuando recae tanta responsabilidad sobre uno como estudiante de contribuir a su prevención y lo único que se me ocurre pensar en este momento, ya ha sido hecho.


Suprotik Basu: Holly, gracias por su pregunta y su interés en esto. Quizás la respuesta que acabo de darle a Maggy le sirva de ayuda. Pero creo que las escuelas tienen un papel muy, pero muy importante en la lucha contra el paludismo en Uganda. Las escuelas se podrían utilizar para distribuir mosquiteros para cama. Si eso fuera posible, sería una buena manera de que más gente utilizara mosquiteros para dormir.

Otra cosa que puede hacer la gente y las escuelas son las actividades informativas. Por ejemplo, las escuelas pueden participar en la preparación de sátiras y obras, y material informativo para que las comunidades, los escolares y los adultos sepan que el paludismo mata con mucha rapidez. Si un niño no se trata en el plazo de 24 horas, se reducen radicalmente las posibilidades de que se salve.

El otro método que he mencionado en toda esta charla es la importancia de dormir bajo mosquiteros tratados con insecticidas. Ese es también un mensaje importante. Entonces, si las escuelas pueden transmitir mensajes que sus vecindarios, que su comunidad entienden, ese será un paso muy importante en la lucha contra el paludismo en Uganda.


Alex: ¿Cuáles son las perspectivas a futuro del dinero del Fondo Mundial destinado a la lucha contra el paludismo en países como Uganda, que ha malgastado el dinero enviado con impunidad?

Suprotik Basu: Alex, usted plantea obviamente una cuestión crítica en la lucha contra el paludismo y, en forma más general, en el desarrollo – una cuestión que está atrayendo cada vez más atención, en particular, de instituciones como el Banco Mundial.

No puedo hablar sobre las futuras perspectivas del dinero del Fondo Mundial, no puedo hablar en nombre del Fondo Mundial, pero pienso que es importante abordar la pregunta que usted plantea. Debe haber una rendición de cuentas por parte de aquellos que reciben dinero para combatir esta enfermedad mortal, y pienso que el papel de la sociedad civil, las comunidades y también una prensa fuerte es muy importante para asegurar que los que reciben el dinero rindan cuentas de los resultados y del impacto.

También pienso que se les debe imputar a los que proporcionan el dinero la responsabilidad de hacer lo prometido y de ser transparentes. Por lo tanto, le aliento a usted y a otros a que vigilen a los responsables de los fondos, y responsables del impacto, y exijan una rendición de cuentas.

Le agradezco la pregunta y espero que podamos ser capaces de asegurar que los fondos que se proporcionan para esta enfermedad se traduzcan en los resultados que todos ansiamos.


Joe Young: ¿Por qué no han proporcionado la cantidad apropiada de dinero que prometieron para luchar contra el paludismo?
http://news.independent.co.uk/world/politics/article359977.ece

Suprotik Basu: Joe, gracias por la pregunta y por plantear lo que sin duda pareciera ser un tema de candente actualidad. Usted sabe, nosotros en el Banco reconocimos el año pasado, en 2005, que no habíamos hecho todo lo que deberíamos haber hecho en la lucha contra el paludismo, particularmente en África. Como usted dice, hicimos promesas en 2000, y no estuvimos satisfechos con nuestros avances en ese sentido. Por esa razón, estudiamos detenidamente nuestra actuación, elaboramos un enfoque revisado del paludismo y renovamos nuestro compromiso de hacer retroceder el paludismo, en particular en África. El compromiso adquirió la forma de lo que llamamos una estrategia mundial y un programa reforzado, que lanzamos por esta época el año pasado, y desde entonces, especialmente en África, el Banco ha asignado US$500 millones para los próximos tres años a una fase intensiva encaminada a reducir realmente el paludismo, a abordar realmente el paludismo en África.

Si estuviera respondiendo a esta pregunta por esta misma época el año pasado, probablemente me vería en apuros para responder una pregunta tan válida como la suya, porque usted podría decirme, "Ya hemos escuchado esas promesas otras veces, ¿qué va a ser diferente esta vez"?

Bueno, me complace mucho decirle que en el año transcurrido, hemos logrado avances en nuestro programa reforzado. Cuatro países ya han comenzado a recibir financiamiento. El total hasta el momento es de US$52 millones. Para fines de junio, debería ser de hasta US$200 millones y para esta época el año próximo de US$400 millones en muchos más países. Estamos tratando de hacer más y mejor, y estamos tratando de ser más responsables en la manera en que lo hacemos.

Lo que es seguro es que los países nos han dicho que exigen que el Banco continúe dedicándose al paludismo y que les ayuden a acelerar su lucha. De eso se trata precisamente el programa reforzado, y les alentamos a que sigan de cerca nuestro progreso y el progreso de la lucha de los países contra el paludismo y se aseguren de que todos los donantes y todos los países cumplan sus promesas.


Kurt Boggs: Tanto Los Angeles Times como el New York Times señalan que los científicos de “The Lancet” descubrieron que el Banco Mundial compró para los pacientes una medicina poco eficaz para combatir el paludismo, del tipo que es mortal. También dicen que el Banco Mundial no ha gastado el dinero que prometió para el paludismo. Por supuesto que la gente del Banco Mundial negó todo, es lógico ¿no? ¿Están ustedes diciendo que Los Angeles Times y el New York Times están errados y ustedes tienen la razón? ¡Estos son unos de los mejores periódicos del mundo! Bien, de todos modos quería saber cuál era su versión de la historia.

Suprotik Basu: Gracias, Kurt, por darnos la oportunidad de aclarar nuestra situación. Lo primero que quisiera decir sobre esta cuestión es que el Banco Mundial no compra nada. Respondemos a la solicitud de financiamiento de nuestros países miembros y financiamos sus proyectos. Por ejemplo, en el caso al que usted hace referencia, el proyecto es del gobierno de India, no del Banco Mundial, y esto plantea un punto importante que realmente quisiera destacar. La función del Banco no es dictar políticas a los gobiernos de los países miembros. Ésa no es la manera en que trabajamos y ciertamente no es la manera en que trabajamos ya más, si tal hubiera sido el caso hace 20 ó 30 años. Trabajamos en estrecha asociación con el gobierno de India y con otros gobiernos miembros, nos sentamos con ellos y con expertos técnicos para analizar las realidades técnicas y las realidades operacionales y hallar un camino a seguir. Por eso no estoy de acuerdo personalmente en que debería ser una institución occidental, o el Banco Mundial, quien dicte políticas al mundo en desarrollo. No estoy seguro de que los países en desarrollo y los ciudadanos de los países en desarrollo aprecien que se les impongan cosas. Ese es uno de los puntos que quería aclarar.

Con respecto a la compra de medicamentos antipalúdicos ineficaces, la situación no es tan simple como nos gustaría. Alrededor de la mitad de los casos de paludismo en el país en cuestión - India - responden al tratamiento comprado, y en un país de 1.000 millones de habitantes como India, no hay cosa tal como una política única. Lo que estamos haciendo es trabajar arduamente con el gobierno de India para cerciorarnos de que se utilicen tratamientos más eficaces en las áreas donde los viejos tratamientos ya no son eficaces. Por supuesto que el Banco no está interesado en apoyar tratamientos que ya no dan resultado. Estamos interesados en combatir el paludismo y salvar vidas en países como India, donde estamos trabajando en estrecha colaboración con ellos para ampliar sus opciones.

De nuevo, la cuestión no es tan sensacionalista ni simplista como la presentan los diarios. Nos hemos comprometido a que los tratamientos eficaces lleguen a aquellas personas que los necesiten, pero también reconocemos que cada país tiene su realidad, y que los países, particularmente del tamaño de India, no pueden, y probablemente no deberían hacer nada de la noche a la mañana.


Birgit Voigt: En el último número de “The Lancet”, un grupo de 12 especialistas reconocidos en el campo de la lucha contra el paludismo acusaron al Banco Mundial de falsificar sus datos para informar que se estaban logrando avances, de hacer promesas de financiamiento que no cumplía y de aprobar el financiamiento de tratamientos ineficaces contra el paludismo en India. En respuesta a esas acusaciones, Suprotik Basu escribió en la revista Nature que la política de tratamientos en India seguía las recomendaciones de la OMS. Sin embargo, la OMS niega rotundamente esta afirmación. ¿Puede ser que el Banco Mundial financie la producción de cloroquina ineficaz por compañías indias a fin de no disgustar al gobierno indio que es uno de los mayores prestatarios del fondo?

Suprotik Basu: Birgit, gracias por la pregunta, pero eso no es verdad, es absolutamente falso que apoyamos la cloroquina ineficaz, o la así llamada cloroquina ineficaz, para no disgustar al gobierno indio.

Debe quedar claro que el Banco no pone hacer dinero por encima de salvar vidas, y los fondos que proporcionamos a países como India para el paludismo, no son fondos que nos reditúan ganancias. Son simples donaciones o son prácticamente donaciones sin intereses, créditos con un vencimiento a 40 años. Por lo tanto, no reportan en realidad ninguna ganancia.

Los factores que tenemos en cuenta cuando financiamos o no financiamos, o aprobamos o no aprobamos ciertos fármacos, son los patrones de resistencia de un país para ver qué muestran los datos del gobierno de India y qué dicen otros expertos. Y, otra vez, como ya dije, en un país como India, la situación es más complicada de lo que la gente se imagina. En un país con 1.000 millones de habitantes, varían los patrones de resistencia, y estamos trabajando en estrecha colaboración con el gobierno y los expertos técnicos de India, para asegurarnos de que la ayuda y el apoyo del Banco para la lucha contra el paludismo financien los tratamientos más eficaces, lo más rápido posible, en un país del tamaño de India. Apoyamos la estrategia del gobierno de India y estamos trabajando con ellos. No creemos que nuestra función sea la imponer nada, sino la de dialogar y ayudar a mejorar las estrategias para salvar vidas en India.


Christopher: Maryse Pierre-Louis y Suprotik Basu, muchas gracias por esta oportunidad. ¿Qué opinan sobre el estado de los refugiados en África donde tenemos numerosos refugiados que en su mayor parte no están incluidos en los programas nacionales de desarrollo? El trauma de la guerra, la violencia y la persecución, seguido por la miseria del exilio, son a menudo el triste destino de los refugiados. La situación apremiante de los desplazados es aún peor en aquellos lugares del mundo afectados por el VIH/SIDA como África. No sólo se los acusa de propagar el VIH y otras enfermedades, sino que a menudo se los excluyen de los programas multimillonarios para combatir el VIH/SIDA y el paludismo.¿Existe algún financiamiento especial para el ACNUR o para un gobierno, como el de Zambia, que ha sido un anfitrión ejemplar de refugiados, ha cooperando con los organismos y las organizaciones humanitarias internacionales? Zambia, a pesar de su endeble economía, ha recibido a millares de refugiados por mucho tiempo debido a la naturaleza prolongada de los conflictos en países como Angola, la República Democrática del Congo, lo cual han dado lugar evidentemente a un largo problema de refugiados en el país. ¿Existe algún financiamiento para asegurar de que estos programas cubran asimismo a los refugiados? El ACNUR ha efectuado llamamientos a los gobiernos y a los entes internacionales para que se incluya a los refugiados en los programas nacionales e internacionales de prevención y cuidado del VIH/SIDA ¿Cuál es la posición del Banco Mundial respecto a esta cuestión?

Suprotik Basu: Christopher, gracias por hacer esta pregunta sobre los refugiados. No cabe duda de que la lucha contra el paludismo en las poblaciones de refugiados debe ser una prioridad para los gobiernos y los organismos internacionales que los apoyan. Creo que todos podríamos estar haciendo un trabajo mucho, pero mucho mejor, como usted destaca acertadamente en su mensaje, en lo que se refiere a ocuparnos de la situación difícil que viven los refugiados y de su lucha contra el paludismo y el VIH. Sé que en este momento estamos trabajando, por ejemplo, con varios países y gobiernos, para asegurarnos de que se incluyan a los refugiados como parte de las estrategias de desarrollo y del apoyo financiero de los donantes. No es una discusión sencilla y pienso que tal como usted lo señaló en forma correcta, es una situación a la que debemos prestarle cada vez más atención.


Gracias por tomar parte en esta charla. Estos son algunos de los recursos e información sobre el paludismo:


i = inglés

 

 

 

Portada | Preguntas frecuentes | Contactos | Buscar
© Grupo del Banco Mundial, Reservados todos los derechos. Aspectos legales.