Banco Mundial

 Banco Mundial

Portada   Mapa del sitio   Preguntas frecuentes  Contactos 

Día Internacional del SIDA 2004  
Buscar
 
¿Puede la ley prestar ayuda?
Huérfanos del SIDA
Retratos de la esperanza
Motivos para la esperanza en Eritrea
Contagio de madre a hijo
SIDA y discapacidad
Además
  Sitio principal sobre VIH/SIDA
  Sitio sobre VIH/SIDA en América Latina y el Caribe

 
Contagio de madre a hijo
Una madre sostiene a su bebé en un pueblo de la provincia de Guangxi, en China.
ONUSIDA/K. Hesse

El futuro de los hijos de mujeres infectadas con VIH es extremadamente incierto.

Para estos niños, la madre puede ser el medio a través del cual ellos también se contagian con el VIH, ya que el contagio de madre a hijo es la causa de más del 90% de todas las infecciones de VIH en niños menores de 15 años.

Elizabeth Lule, asesora del Banco Mundial en temas de población y salud reproductiva sostiene que las mujeres embarazadas infectadas con VIH tienen una alta probabilidad de contagiar el virus a sus hijos durante el embarazo, el parto y el amamantamiento.

Marcadas por la sociedad

El contagio de madre a hijo está asociado a un poderoso estigma social.

"Además del contagio mismo, la tragedia es mayor porque la mujer no sólo vive con el virus, sino que además lo transmite a sus hijos. Como si eso fuera poco, luego enfrenta la estigmatización y el rechazo de sus familiares cuando todos se enteran que tiene VIH/SIDA", agrega.

Sin acceso a tratamiento, atención ni apoyo, las mujeres seropositivas (infectadas con el VIH) mueren y dejan entregados a su suerte a millones de huérfanos.

"Incluso la misma frase 'de madre a hijo' contiene una estigmatización, pues toda la responsabilidad del contagio recae en la madre y el padre queda liberado".


El dilema del amamantamiento

Se calcula que el riesgo de que la madre transmita el VIH al bebé es entre 5% y 10% durante el embarazo, entre 10% y 20% durante el parto y parto y entre 5% y 20% durante el amamantamiento.

El tema del amamantamiento implica un gran desafío para muchas mujeres.

"Lo que pasa es que se espera que las madres amamanten a sus hijos", dice la experta. "De manera que todas las madres, estén o no contagiadas con VIH, enfrentan un terrible dilema".

"Si deciden no amamantar, se supone que son seropositivas, pero al mismo tiempo, si en efecto amamantan al bebé se les acusa de matarlo. Debido al temor a ser rechazadas o estigmatizadas, muchas mujeres pretenden que todo está bien y siguen amamantado. En realidad, se trata de un conflicto muy doloroso".

Todavía queda mucho por hacer para incrementar el acceso y la información sobre salud reproductiva, análisis y consejería voluntaria, alternativas al amamantamiento y tratamiento antirretroviral.

El temor a la discriminación o a cosas peores desincentiva a muchas madres a recurrir a los recursos de salud disponibles.

"La estigmatización de las mujeres seropositivas también puede aumentar la violencia intrafamiliar, como en situaciones en que una mujer seropositiva o con SIDA es golpeada o expulsada del hogar con sus hijos", agrega Lule.


Un estudio que ofrece esperanzas

Según un reciente estudio realizado en Ruanda y Uganda, una madre contagiada con VIH puede amamantar a su bebé sin infectarlo.

En condiciones normales, alrededor de 15% de los niños nacidos de madres seropositivas se infectan a través de la leche materna. La única forma de prevenir este contagio era a través de la alimentación con biberón, una alternativa inviable para aquellas mujeres que viven en zonas del mundo que no cuentan con acceso a agua potable.

En el marco del estudio sobre "Cómo detener el contagio de madre a hijo a través de la leche materna" en África se suministraron drogas antirretrovirales a 358 mujeres infectadas con VIH desde la trigésima sexta semana de embarazo hasta una semana después del parto. Los bebés sólo ingirieron leche materna y recibieron dosis diarias de antirretrovirales hasta un mes después del destete, lo que habitualmente se realizaba alrededor del quinto o sexto mes de vida.

En los análisis realizados en el sexto mes de vida, sólo tres bebés estaban infectados, en comparación con los 50 que deberían haberlo estado de no haber recibido la terapia antirretroviral.

Es el primer estudio que demuestra que la terapia antirretroviral aumenta de manera considerable las probabilidades de que las madres seropositivas puedan amamantar sin peligro de contagiar a sus hijos.

Investigaciones anteriores han demostrado que una dosis única y de bajo costo de un antirretroviral puede reducir el contagio del VIH de madre a hijo durante el embarazo o el parto. Esta intervención se conoce como PMTCT o iniciativa para prevenir el contagio de madre a hijo.

En los países en desarrollo, el Banco Mundial es el mayor inversionista a largo plazo en la lucha contra el VIH/SIDA y ha invertido alrededor de US$2.000 millones desde 1986.

El Programa multinacional contra el VIH/SIDA (MAP), lanzado en septiembre de 2000, ha destinado mil millones de dólares para financiar proyectos, incluidos muchos proyectos en curso en más de 25 países de África al Sur del Sahara.

Prioridad al acceso a la terapia antirretroviral

Como parte de las gestiones en pos de desarrollar la iniciativa PMTCT y directrices de tratamiento, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado que el acceso a los medicamentos antirretrovirales es una emergencia mundial de salud y fijó la meta de tratar a tres millones habitantes de países en desarrollo de aquí a fines del año 2005. (La iniciativa "3x5" )

La eficacia de los medicamentos antirretrovirales en reducir la mortalidad llega al 80%, tanto en los países en desarrollo como en los desarrollados.

Pero pese a la enorme disminución de 95% en el costo de estos medicamentos desde 1996, la cobertura del tratamiento en África es mínima.

De los alrededor de 26 millones de personas que están contagiadas con el VIH en África, se calcula que 4 millones han llegado a la etapa en la cual necesitan drogas para impedir la aparición del SIDA. Sin embargo, sólo 100.000 tiene acceso a este tratamiento.

Esfuerzos para lograr una atención eficaz, posible de costear y equitativa

En los países en desarrollo donde la incidencia del VIH/SIDA es muy alta, menos de 40% de las mujeres da a luz en establecimientos de salud.

"Los profesionales de la salud aún no comprenden la dimensión técnica del contagio madre a hijo del VIH/SIDA ni la importancia de atender a las mujeres seropositivas, de manera que aún falta mucho por hacer en términos de capacitación".

Incluso ocurre que en algunas situaciones los proveedores de salud discriminan a las mujeres con VIH/SIDA y se niegan a tocarlas, no les suministran tratamiento, realizan exámenes de VIH sin su consentimiento, violan aspectos relacionados con la confidencialidad y les impiden acceder a establecimientos hospitalarios y a medicamentos adecuados.

Las palabras de un médico jubilado de un hospital público de la India sobre las repercusiones del VIH en los proveedores de atención médica ilustran las actitudes que pueden llegar a presentarse.

Día Internacional del SIDA 2004
Recursos del Banco Mundial
Sitio web del Día Internacional del SIDA:
Datos regional,es cifras, video... i
Sitio web del Banco Mundial sobre SIDA i
Sitio web del Banco sobre VIH/SIDA en América Latina y el Caribe

Informes
ONUSIDA: Últimos informes i

Artículos relacionados
¿Puede la ley prestar ayuda?
Huérfanos del SIDA 
Retratos de la esperanza 
Motivo para la esperanza en Eritrea 
Contagio de madre a hijo
SIDA y discapacidad

"Existe un temor casi neurótico en todos los niveles, empezando por el más humilde; desde la persona que barre, la ayudante de sala y hasta los jefes de departamento, quienes sienten un terror patológico de tener que lidiar con un paciente seropositivo. Cada vez que aparece un paciente infectado, las reacciones son vergonzosas", sostiene el profesional.

Para apoyar la iniciativa 3x5 de la OMS, el Banco Mundial aprobó una donación de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) de US$60 millones para un programa regional destinado a ampliar el acceso al tratamiento del VIH/SIDA en tres países africanos: Burkina Faso, Ghana y Mozambique.

El Proyecto regional de aceleración del tratamiento contra el VIH/SIDA, más conocido como TAP, es el primer proyecto financiado por el Banco Mundial que se centra principalmente en el tratamiento del VIH/SIDA en África.

Michael Azefor, uno de los miembros del equipo del proyecto del Banco, dice que se analizará la factibilidad de ampliar las iniciativas de tratamiento contra el VIH/SIDA que ya están en marcha a través de una combinación de asociaciones entre el sector público, el sector privado y las organizaciones no gubernamentales "para atender a los grupos más vulnerables mientras cada país fortalece su propio sistema de salud".

El programa TAP apunta a acelerar el tratamiento y define este término de una manera más amplia y no sólo como el suministro de antirretrovirales. Los servicios adicionales se centrarán en los siguientesConsejería y análisis voluntarios

  • Consejería y análisis voluntarios
  • Tratamiento con antirretrovirales
  • Tratamiento de las infecciones oportunistas
  • Prevención del contagio madre a hijo, lo que también incluye tratamiento con antirretrovirales.
  • Apoyo y atención para personas contagiadas con VIH/SIDA

Se prestará atención especial al tratamiento de la familia, lo que incluye la entrega de terapia antirretroviral y de apoyo a la madre, su pareja y sus hijos, como una maniobra estratégica destinada a mejorar la calidad de vida de las mujeres y disminuir la cantidad de huérfanos.

En general, el programa permite perfeccionar las políticas de tratamiento nacional, capacitar a los proveedores de atención de salud, mejorar los establecimientos y las cadenas de abastecimiento, perfeccionar los mecanismos de seguimiento y evaluación y aumentar el acceso a tratamientos y a apoyo.


Nos interesa su opinión
¿Qué opina de este artículo?
Envíenos sus comentarios

i = inglés

 

 

 

Portada | Preguntas frecuentes | Contactos | Buscar
© Grupo del Banco Mundial, Reservados todos los derechos. Aspectos legales.