Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

ARTÍCULO

La planificación familiar es aún un desafío para muchas mujeres pobres

Julio 10, 2008


TITULARES
  • A nivel mundial, las tasas medias de natalidad han disminuido a tres hijos por madre.
  • La planificación familiar aún está fuera del alcance de muchas mujeres pobres.
  • La educación y las oportunidades económicas también son importantes para reducir las tasas de natalidad.

10 de julio de 2008 — De acuerdo con un nuevo informe del Banco Mundial, durante los últimos 30 años, las tasas de natalidad han venido disminuyendo ininterrumpidamente en todo el planeta, pero los niveles de fecundidad y el ritmo de disminución varían ampliamente de un país a otro y dentro de cada país.

Hoy, en la mayoría de los países, las mujeres tienen, en promedio, un máximo de tres hijos.

Sin embargo, en 35 de los países más pobres del mundo, las tasas de natalidad siguen siendo elevadas, con un promedio de más de cinco hijos por madre. De estos países, 31 están situados en África al sur del Sahara y los restantes son: Timor-Leste, Afganistán, Djibouti y Yemen. Además, estos mismos países tienen bajos niveles de educación, altas tasas de mortalidad y pobreza extrema.

El 11 de julio del presente año, al conmemorarse el Día Mundial de la Población, se reafirma el derecho y la posibilidad de planificar el inicio de una familia y determinar con libertad y responsabilidad el número de hijos que se desea tener así como el momento de su llegada al mundo.

Muchas mujeres pobres, sin embargo, no tienen la posibilidad de planificar su familia. Según el informe del Banco Mundial titulado “Fertility Regulation Behaviors and Their Costs” (Conductas relativas a la regulación de la fecundidad y sus costos), (pdf) i en los países en desarrollo se registran anualmente 51 millones de embarazos no deseados en mujeres que carecen de medios anticonceptivos.

“Permitir que la mujer tenga acceso a medios anticonceptivos modernos y medidas de planificación familiar también contribuye a impulsar el crecimiento económico y reduce las altas tasas de natalidad que están profundamente ligadas a la pobreza endémica, las deficiencias en materia de educación y el elevado número de muertes maternas e infantiles”, señala Joy Phumaphi, vicepresidenta de Desarrollo Humano del Banco Mundial y ex ministra de Salud de Botswana.

La educación y las oportunidades económicas también son importantes

Phumaphi señala que, para reducir las tasas de natalidad, no sólo se necesitan mejores programas de salud, también es preciso mejorar la educación de las niñas, dar a la mujer iguales oportunidades económicas y elevar de la pobreza a las familias.

Sadia Chowdhury, coautora del nuevo informe y especialista superior en salud reproductiva e infantil del Banco Mundial, afirma que la posibilidad de recibir educación -aunque sólo sea a nivel de escuela primaria- es una buena variable predictiva de baja fecundidad.

“Para reducir las tasas de natalidad en el largo plazo, es tan importante promover la educación de las niñas y las mujeres como promover el control de la natalidad y la planificación familiar”, señala Chowdhury.

La contribución del Banco Mundial en materia de población y salud reproductiva

El Banco Mundial sigue desempeñando un papel fundamental para garantizar el acceso a todos los servicios reproductivos a través de asesoramiento sobre políticas y asistencia financiera. En sus diálogos sobre política con los países clientes, el Banco reafirma tanto su sólido compromiso de larga data con el consenso de El Cairo -el trascendental acuerdo sobre planificación familiar y salud sexual y reproductiva, concertado en 1994- como su firme decisión de proporcionar toda la ayuda financiera y técnica que los países soliciten en esta esfera.

Actualmente, el Banco está llevando a cabo más de 90 proyectos sobre población y salud reproductiva, cuyo valor asciende a US$965 millones.

Asia ha registrado la disminución más rápida de las tasas de natalidad y, África al sur del Sahara, la más lenta.

Tasas de fecundidad por región:

  • África al sur del Sahara: 5,2 hijos por mujer.
  • Oriente Medio, Norte de África y Asia meridional: entre 3,3 y 3,4 hijos por mujer.
  • Asia central, América Latina y el Caribe: entre 2,5 y 2,6 hijos por mujer.
  • Asia oriental y el Pacífico: como máximo 2,1 hijos por mujer.
Api
Api