Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

ARTÍCULO

Uruguay ahorra energía para el futuro

Julio 19, 2012


Image

La instalación de sistemas fotovoltáicos en casas rurales contribuyó a hacer un uso más eficiente de la energía en el país.

Banco Mundial

TITULARES
  • En 6 años, el Programa Nacional de Eficiencia Energética logró ahorros significativos.
  • El uso de energía solar para generar electricidad le cambió la vida a cientos de familias en el campo.
  • Se cambió la concepción de que más consumo de energía significa mejor calidad de vida.

“Literalmente me cambió la vida”, dice Pablo Rodríguez, un trabajador rural que por primera vez tiene electricidad las 24 horas en su casa gracias a un sistema fotovoltáico (de energía solar) que está pagando en 60 cuotas mensuales de $150 (unos US$7).

Lo que hace más feliz a Pablo es que con electricidad en casa, su hijo puede usar la computadora para hacer los deberes. Son historias que se repiten en las 757 viviendas modestas del interior profundo donde se instalaron sistemas fotovoltáicos residenciales.

Este fue apenas uno de los proyectos del Programa Nacional de Eficiencia Energética, que concluyó en 2011, y que con una inversión de US$22 millones en 6 años logró ahorros acumulados equivalentes al consumo anual de todas las viviendas de un departamento como Artigas.


" Se dieron los primeros pasos hacia un cambio cultural en un país donde, hasta hace poco, el mayor consumo era asociado con el confort y una mejor calidad de vida. "

Gerardo Honty

Ceuta

Una parte de estos ahorros se generó a través de convenios entre la UTE y empresas privadas. Esta cooperación resultó en que se dejara de consumir anualmente la energía equivalente a lo que gastan 400 autos a nafta.

Con “A todas luces”, otra de las iniciativas del programa (creada durante la crisis energética de 2008), se distribuyeron 2 millones 300 mil lámparas de bajo consumo.  Se calcula que el ahorro en este caso fue de U$S15 millones por año.

Continuidad y cambio cultural

El Banco Mundial diseñó el proyecto con la Dirección Nacional de Energía y la UTE. También logró el apoyo financiero del Fondo Global para el Medio Ambiente  (GEF por su sigla en inglés) y brindó asesoramiento técnico a la Unidad de Eficiencia Energética, creada especialmente.

Además de la Unidad de Eficiencia Energética, “se aprobó la Ley de Eficiencia Energética, y se crearon dos fideicomisos para asegurar el financiamiento de futuros proyectos y la continuidad de este programa”, destacó el Director Nacional de Energía, Ramón Méndez.

Gerardo Honty, de Ceuta, una ONG que se ocupa de temas ambientales, resaltó con el Programa de Eficiencia Energética “se dieron los primeros pasos hacia un cambio cultural en un país donde, hasta hace poco, el mayor consumo era asociado con el confort y una mejor calidad de vida”.

 


Api
Api