Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

ARTÍCULO

Príncipe Guillermo y Presidente Kim: Combatir la corrupción

Diciembre 08, 2014


Image

El príncipe Guillermo, duque de Cambridge, participó en la sesión de apertura de la tercera reunión bienal de la Alianza Mundial de Enemigos de la Corrupción (ICHA 2014). Repita del webcast


TITULARES
  • El duque de Cambridge y el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, hablaron para más de 300 funcionarios de organismos de lucha contra la corrupción, en la reunión de la Alianza Mundial de Enemigos de la Corrupción.
  • El príncipe Guillermo anunció la creación de un nuevo grupo de tareas para cerrar las rutas del comercio ilegal de vida silvestre.
  • Los enemigos de la corrupción también realizarán sesiones sobre flujos financieros ilícitos, soborno transnacional, nuevas técnicas de investigación financiera, prevención de la corrupción, y acción colectiva con el sector privado.

El príncipe Guillermo de Gran Bretaña, duque de Cambridge, llegó al Banco Mundial para instar a tomar medidas acerca de lo que denominó una de las formas más perversas de la corrupción: el comercio ilegal de vida silvestre.

Los delitos contra la vida silvestre han aumentado en la última década hasta el punto en que las bandas criminales están "obteniendo grandes ganancias de la matanza y captura ilegal de fauna silvestre", llegando a unos US$20 000 millones al año en ganancias ilegales, dijo el duque, en una reunión de la Alianza Mundial de Enemigos de la Corrupción.  El mercado es sobrepasado en valor solo por los mercados ilegales de drogas, armas y seres humanos víctimas de la trata, dijo.

“Los delitos contra la vida silvestre llegan al corazón de nuestra seguridad. No reconocen fronteras nacionales ni intereses nacionales.  Distorsionan el desarrollo económico, socavan el estado de derecho, y exacerban las fuentes de conflicto”, dijo el duque, hablando en su calidad de presidente del grupo conservacionista United for Wildlife.  

El presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, dijo que la corrupción es una amenaza no solo para el desarrollo sostenible, sino para los objetivos de poner fin a la pobreza extrema y promover la prosperidad compartida.

“La corrupción puede muy bien ser una de las expresiones más flagrantes de desigualdad en nuestra sociedad”, señaló Kim, agregando que los flujos financieros ilícitos superan tanto la ayuda como la inversión extranjera directa.

El príncipe Guillermo anunció un nuevo grupo de tareas, presidido por el primer secretario de Estado británico William Hague, que trabajará con la industria del transporte en el cierre de las rutas de comercio ilegal de vida silvestre y el fomento de la acción mundial contra los delitos contra la vida silvestre.  Pidió el apoyo de los más de 300 funcionarios de organismos de lucha contra la corrupción de 130 países que estaban presentes.

“Todos ustedes son expertos en la materia y encargados de formular políticas de alto nivel, y hoy les pido su apoyo.  Estoy decidido a no permitir que los niños del mundo crezcan en un planeta donde las especies más emblemáticas y amenazadas han sido exterminadas, empobreciéndonos a todos” agregó.

Kim agradeció al Príncipe Guillermo su determinación  “para erradicar y fragmentar la corrupción arraigada en el comercio ilegal de vida silvestre”. 

“Ustedes forman parte de un club muy especial, un club de personas motivadas ética y moralmente para luchar contra la corrupción con el fin de proteger a los más vulnerables, ya sean las personas más pobres del mundo o la vida silvestre en peligro de extinción”, agregó Kim.

 “Desafío a los enemigos de la corrupción a hacer lo que corresponde.   Congelar, sancionar, y recuperar los activos robados para que se interrumpa el flujo de fondos corruptos”, manifestó. 



" Los delitos contra la vida silvestre llegan al corazón de nuestra seguridad. No reconocen fronteras nacionales ni intereses nacionales. Distorsionan el desarrollo económico, socavan el estado de derecho, y exacerban las fuentes de conflicto "

Príncipe Guillermo

Duque de Cambridge


La reunión de la Alianza Mundial de Enemigos de la Corrupción, que continúa hasta el 10 de diciembre, tiene como objetivo promover la cooperación y el intercambio de conocimientos sobre los casos de corrupción dentro y fuera de las fronteras.   Más de 20 sesiones se centran en los flujos financieros ilícitos, el soborno transnacional, las nuevas técnicas de investigación financiera, la prevención de la corrupción, la  acción colectiva con el sector privado y los delitos contra la vida silvestre, entre otros temas. 

Hasta US$1 billón desaparece de las economías del mundo en desarrollo cada año, según una estimación realizada por el grupo sin fines de lucro Global Financial Integrity.  

Es aproximadamente la cantidad que se necesita para llenar la gran brecha de infraestructura que impide que el mundo aborde los desafíos cruciales del desarrollo.

 “La corrupción, la evasión fiscal, y la captura de  ingresos provenientes de los recursos naturales no solo son ilegales sino también inmorales, porque mantienen a los pobres en la pobreza”,  dijo Sri Mulyani Indrawati, directora gerente del Banco Mundial.

Indrawati habló en una sesión sobre vincular la corrupción a los enormes flujos financieros ilícitos. “Seguir el dinero” es uno de los temas de la reunión, junto con poner fin a la impunidad de la corrupción para que los culpables rindan cuentas.

Muchos países tienen leyes contra la corrupción, pero “no las hacen cumplir lo suficiente”, dijo Jean Pesme, que dirige el equipo contra el lavado de dinero en el Banco Mundial y es el coordinador de la Iniciativa para la Recuperación de Activos Robados (StAR, por sus siglas en inglés).  Pesme participó en un chat en línea sobre la Alianza Mundial de Enemigos de la Corrupción organizado por el Banco Mundial la semana pasada. 

Una de las razones puede ser la falta de capacidad para hacer cumplir las leyes. “Se puede tener las mejores leyes escritas en los libros.  Si no se las puede usar, no se tendrá éxito”, afirmó.

El Banco Mundial ofrece financiamiento actualmente por unos US$50 millones al año para proyectos destinados a combatir el comercio ilegal de especies silvestres y recursos naturales.  También lidera los esfuerzos para garantizar que los delitos ambientales se integren en la legislación contra el lavado de dinero de los países.  

Pero se podría hacer mucho más para detener el comercio en las fronteras mediante la capacitación del personal de aduanas y las inversiones en equipos especializados como escáneres, dijo William Magrath, economista jefe de Recursos Naturales del Banco.  “Es muy fácil contrabandear cosas, pero si se hace bien, con los equipos y sistemas correctos, se puede detener”, agregó.

La corrupción en relación con la vida silvestre y la silvicultura será el miércoles el tema de un evento paralelo a la reunión de la Alianza Mundial de Enemigos de la Corrupción.

Es la tercera reunión desde que el Banco Mundial organizara la alianza en 2010 con el apoyo de los Gobiernos de Australia, Dinamarca y Noruega. Varias entidades están contribuyendo, incluyendo la Vicepresidencia de Integridad Institucional del Grupo Banco Mundial, Prácticas Mundiales de Buen GobiernoIniciativa para la Recuperación de Activos Robados (StAR), Integridad del Mercado Financiero, el Grupo de Riesgo, Financiamiento y Estrategia de la Corporación Financiera Internacional, así como las contribuciones de cada experto y orador del Grupo Banco Mundial y de todo el planeta.


Api
Api