Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

ARTÍCULO

Movilidad y una minería artesanal transparente en la República Democrática del Congo

Agosto 13, 2015


Image

TITULARES
  • Las motocicletas se han convertido en vehículos esenciales para acceder a las explotaciones mineras en pequeña escala y remotas de la República Democrática del Congo (DRC).
  • El Banco Mundial, junto con el Gobierno de la RDC, entidades privadas, otros asociados en la tarea del desarrollo y actores del sector industrial, ha estado colaborando para entregar motocicletas, GPS y computadoras a los mineros de manera de simplificar las vidas de estos trabajadores.
  • La iniciativa, en combinación con un sistema llamado iTSCi que rastrea el origen de los minerales para garantizar que no procedan de áreas afectadas por conflictos, ayuda a proteger los medios de sustento de miles de personas y a las empresas locales a cumplir con las normas internacionales.

Si usted es un minero artesanal que trabaja en zonas remotas de la República Democrática del Congo (RDC) a las cuales es difícil llegar usando los caminos pavimentados, una motocicleta es probablemente el vehículo que le permitirá arribar a su destino.

En la provincia de Maniema en la RDC, por ejemplo, las motocicletas ayudan a los mineros a llegar a lugares remotos y les permiten asegurar sus medios de subsistencia. Los mineros artesanales trabajan aquí para abastecer de materias primas a aproximadamente 280 empresas, entre ellas Apple, BlackBerry, Boeing y Motorola.

El Banco Mundial colaboró en 2014 con el Gobierno congoleño en el marco el proyecto PROMINES, (en francés) repartiendo motocicletas y otros aparatos esenciales de monitoreo, tales como GPS y computadoras para ayudar a estos mineros. El suministro de motos y otros equipos ha posibilitado visitas regulares incluso a los lugares más apartados y llenos de lodo –los cuales son extremadamente difíciles de localizar y alcanzar– para realizar informes de referencia y de incidentes, recolectar fichas de datos y ver la implementación de mecanismos de rastreabilidad y debida diligencia. Las motocicletas se han convertido en el motor del desarrollo, permitiendo que estas áreas remotas permanezcan abiertas para los negocios internacionales. La iniciativa también ayuda a maximizar el uso de los ingresos mineros en el desarrollo nacional así como a supervisar y mejorar la transparencia en las prácticas de la minería en pequeña escala y artesanal.

Estos esfuerzos concertados para asegurar que la minería no sirva como fuente de financiamiento de conflictos son aún relativamente nuevos. Hace solo cinco años, era casi imposible hacer un rastreo de los mineros artesanales en el país. Ellos no sabían qué pasaba con las materias primas que vendían; los fabricantes mundiales no podían seguir la pista al origen de los minerales que recibían de terceras partes, y los consumidores no sabían si los productos que compraban podrían haber contribuido al extendido conflicto civil del país.

La Ley Dodd-Frank de Reforma de Wall Street y Protección al Consumidor, (i) promulgada en 2010 por Estados Unidos, apunta a garantizar que los minerales que se han usado en la fabricación de productos estadounidenses no tengan ninguna relación con conflictos armados. Un sistema impulsado por la industria para asegurar la rastreabilidad y la debida diligencia de los minerales exportados desde la región se denomina iTSCi. Este se aplica actualmente en la RDC, Rwanda y Burundi.

El Banco Mundial, entre otros asociados, ha apoyado a los Gobiernos de la región en la puesta en marcha de este sistema.

Gracias al uso de las motocicletas entregadas en el marco del proyecto PROMINES, los mineros pueden llegar ahora a nuevos yacimientos, como Lubutu, Punia y Kasese, todos los cuales están muy alejados de caminos transitables. Aunque iTSCi es en gran parte autofinanciado mediante un impuesto sobre los volúmenes de minerales comercializados, los costos iniciales deben ser cubiertos para que las nuevas minas puedan usar el sistema. Sin la ayuda de PROMINES y el Banco Mundial, esa expansión sería lenta en la RDC, y un seguimiento eficiente —que es vital— sería imposible.

El sistema, que es usado ahora en alrededor de 800 yacimientos mineros en la RDC, beneficia a 80 000 trabajadores. Este incluye actividades como el peso, el empacado, el etiquetado y el rastreo de cada paquete a lo largo de su trayecto hacia el mercado. Gracias a iTSCi, decenas de miles de mineros artesanales cuentan con acceso a mercados legales para los minerales que ellos producen. Labiteziza Seyinda, que trabaja en la minería del estaño en el este de la RDC, dijo: “Para nosotros, significa más transparencia y menos fraudes. Sin mencionar, el fin del acoso”.

La industria internacional del estaño informó que el 99 % de todo este metal procedente de África central fue rastreado por iTSCi en la primera mitad de 2014. Paul Mabolia Yenga, coordinador nacional del proyecto PROMINES señaló que el sistema “permite al Gobierno eliminar el vínculo entre los conflictos y los recursos minerales, aumentar los ingresos fiscales, y garantizar los medios de sustento para miles de ciudadanos congoleños”.

Un mayor éxito del sistema depende del esfuerzo extraordinario y la coordinación entre la industria, los mineros, el Gobierno y las organizaciones no gubernamentales asociadas. Pact Inc., el asociado responsable de implementar iTSCi en la región de los Grandes Lagos de África, hizo una reflexión recientemente sobre los éxitos y desafíos de la estrategia que incluye a diversas partes interesadas con miras a la puesta en marcha de iTSCi. El director a cargo de países del Pact, Yves Bawa, dijo: “Gracias a la colaboración de la industria, los mineros, el Gobierno y las ONG aliadas, hemos garantizado los medios de subsistencia para decenas de miles de mineros que trabajan en cientos de minas, y que están libres de grupos armados y donde no se registran abusos de los derechos humanos. Cientos de negocios locales están cumpliendo con normas operacionales internacionales para poder llegar a ser proveedores creíbles en los mercados internacionales de los minerales”.

El Banco Mundial, Pact y el Gobierno de la RDC están trabajando mancomunadamente para ayudar a desarrollar un marco nacional para la minería artesanal en la RDC, con el objetivo de fortalecer el organismo gubernamental que supervisa el sector, y crear una base de datos nacional de información sobre la minería en pequeña escala.


Api
Api