Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

ARTÍCULO

Cómo las migraciones y la movilidad remodelan las ciudades del futuro

Noviembre 23, 2015


Image

Vista de Quito, Ecuador.

Julio Cesar Casma / Banco Mundial.

Para 2030, casi la mitad de la población mundial se trasladará a los centros urbanos.

El municipio de Upala está ubicado en Costa Rica, en la frontera con Nicaragua, es un área formada con la corriente migratoria de los dos países, en donde actualmente viven aproximadamente 50 mil habitantes.

Su alcalde Alejandro Ubau, quien participó en el Foro de Alcaldes sobre Movilidad, Migración y Desarrollo la semana pasada en Quito, Ecuador, considera que “cada persona que habita en un territorio es un agente de desarrollo, no importa de qué parte del mundo sea, y por lo tanto tiene que tener acceso a servicios básicos y a educación, salud, entre otros, de lo contrario no existe desarrollo”.

La experiencia de municipios como el de Upala, como primeros receptores de los flujos migratorios y responsables de políticas públicas en la provisión de servicios,  apoyando la integración de los migrantes,  su inclusión en la sociedad y facilitándoles acceso al trabajo, se debatieron durante dos días en el Foro de Alcaldes sobre Movilidad, Migración y Desarrollo que se realizó en Quito el 12 y 13 de noviembre.

Frente a la realidad de que las ciudades van a continuar recibiendo migrantes y refugiados ¿cuánto y cómo están preparadas las urbes para recibir a estas personas y ofrecer los servicios  necesarios? ¿Cuáles son los nuevos desafíos en relación a la migración? ¿Cómo colaborar con el sector privado y la sociedad civil para promover la diversidad, la inclusión y que pueden contribuir a la integración de los migrantes, y a incorporarlos en la fuerza laboral?

El punto de partida del Foro Anual de Alcaldes fue que la migración es un fenómeno positivo y que las ciudades son un polo de atracción para los migrantes.

Estos y otros temas fueron el centro de las discusiones durante el foro que reunió a más de 40 líderes y autoridades locales de todo el mundo.

Mauricio Rodas, alcalde del Distrito Metropolitano de Quito y anfitrión del foro, mencionó que “durante décadas, las ciudades han sido actores fundamentales en los procesos de migración humana y la actualidad no es la excepción. Por el contrario, vemos complejos fenómenos de migración en diferentes lugares del mundo y muchos de ellos no han sido procesados de forma adecuada”.

“El reto es hacer de las ciudades un lugar de oportunidades para quienes migran”, aseguró.

La migración como clave para el desarrollo

Para Sonia Plaza, economista senior del Banco Mundial, la migración es un tema transversal que debe estar presente en todas las acciones de desarrollo.

El Banco Mundial a través de la Asociación Mundial de Conocimientos sobre Migración y Desarrollo (KNOMAD, por sus siglas en inglés),  aborda el tema de la migración con la perspectiva del desarrollo, consciente de que los migrantes son seres humanos que contribuyen al desarrollo de sus países y al de los países que  los reciben. “La migración contribuye a reducir la pobreza, a promover el desarrollo económico y social y a intercambiar conocimientos, tecnologías, operaciones de comercio e inversión tanto para los países receptores como para los países de origen”, aseguró Plaza.

Un ejemplo real son las remesas y cómo impactan en la vida de quienes migraron y de las familias a las que dejaron en sus países de origen, y en último caso en las economías involucradas. La diáspora también contribuye al desarrollo económico no solamente con la contribución de las remesas pero con la implementación de negocios para los migrantes en el extranjero que establecen vínculos comerciales, abren empresas en sus países y facilitan el intercambio de conocimientos.

Las ciudades pueden trabajar con las diásporas residentes en su localidad, y con sus diásporas en el exterior para promover proyectos de inversión, obtener tecnologías e inteligencia comercial.

“Las ciudades del futuro albergarán una población muy diversa con diferentes flujos de migrantes en donde los nuevos flujos de migrantes jóvenes convivirán con los antiguos migrantes y las poblaciones de tercera edad, pero en donde la diversidad contribuirá a la innovación”, afirmó Plaza.

En el encuentro participaron autoridades, líderes y expertos de ciudades con alta incidencia de movilidad humana de Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador,  Estados Unidos, El Salvador, España, Filipinas, Italia, Marruecos, Perú, República Dominicana, Senegal, Suecia, Sudáfrica y Venezuela.

Desafíos a enfrentar

Jorge Rojas, secretario de Integración Social de Bogotá, en su intervención puso especial énfasis en la necesidad de pensar en los nuevos desafíos que tendrán que afrontar las ciudades en relación a las consecuencias del cambio climático.

“La migración se debe entender no solo en el marco de la pobreza y la violencia, que son problemas tradicionales que persisten alrededor del tema. Hay que pensar en un desafío mayor: los impactos que tendrá el cambio climático en el tema de migración, pues si no hay alimentos, si no hay producción, si hay sequía, las personas llegarán a las ciudades”, señaló Rojas, quien destacó que éste es un tema que se debe incluir en la agenda de discusión.

Para María Dolores López, quien se encarga de los temas de Migración e Interculturalidad en el Ayuntamiento de Barcelona, considera que su municipio ha desarrollado importantes iniciativas de trabajo interdisciplinario para apoyar a la población migrante, experiencias que se pueden compartir y adoptar por otras ciudades. 

El rol del Foro es “visibilizar que las ciudades son al final los espacios que se hacen cargo de acoger y ofrecer atención a la población migrante,  los migrantes no viajan de país a país, viajan de municipio a municipio” dijo López.

Este es el Segundo Foro de Alcaldes que se realiza desde el 2014. El próximo se celebrará en la ciudad de Naga en Filipinas, en 2016.


Image

Foro de Alcaldes sobre Movilidad, Migración y Desarrollo que se realizó en Quito el 12 y 13 de noviembre.

Cristina Medina / Banco Mundial

Api
Api