ARTÍCULO

Los drones constituyen una solución innovadora para hacer mapas locales

Enero 07, 2016


Image

El equipo hizo un modelo 3D de la construcción de una carretera y de un sitio arqueológico en un periodo de 24 horas.

Banco Mundial

TITULARES
  • En los casi 20 años que han transcurrido desde el conflicto de los Balcanes, las mujeres de la aldea de “Krusha e Madhe” en Kosovo han intentado reconstruir su comunidad y sus vidas. Pero carecen de acceso a sistemas de derechos sobre la tierra, lo cual es un desafío para casi el 70 % de la población mundial, especialmente las mujeres.
  • El Banco Mundial lleva a cabo el Proyecto de catastro y registro de bienes raíces por un monto de USD 12 millones para ayudar al Gobierno de Kosovo a crear un catastro nacional y disponer de infraestructura de datos geoespaciales. Aquí es donde las aeronaves no tripuladas (o drones) vienen al rescate.
  • Los Laboratorios de innovación del Banco Mundial, con sede en la Vicepresidencia de Liderazgo, Aprendizaje e Innovación, poseen una aeronave no tripulada eBee de ala fija de la empresa senseFly para ponerla a prueba en proyectos del Banco Mundial. Los drones se está convirtiendo rápidamente en una herramienta eficaz para la cartografía en muchos escenarios diferentes.

En 1999, los hombres y los niños de la aldea de “Krusha e Madhe” en Kosovo fueron asesinados durante el conflicto de los Balcanes. En los casi 20 años que han transcurrido desde entonces, las mujeres de dicha aldea han estado reconstruyendo su comunidad y sus vidas con la ayuda de donantes internacionales. Como muchos dueños de pequeñas empresas en todo el mundo, las mujeres han organizado cooperativas y venden sus productos en la región. Sin embargo, enfrentan un problema importante: la mayor parte de ellas no ha registrado formalmente sus tierras o viviendas, lo cual les impide usar de manera eficaz sus terrenos como un activo económico. La falta de acceso a sistemas de derechos sobre la tierra es en la actualidad un desafío para casi el 70 % de la población mundial, especialmente las mujeres.

“He intentado tantas veces conseguir un crédito y me han rechazado porque no tenía los documentos de mi propiedad para ponerla como garantía”, dijo Fahrije Hoti, directora de la cooperativa “Krusha”.

El tiempo que requieren, el costo que tienen y la complejidad que caracteriza a los sistemas convencionales de topografía y registro (también conocidos como cartografía catastral y registro) son un obstáculo para estas mujeres. A menudo toma años y es demasiado caro terminarlos, dejando a estas mujeres sin información o protección legal de sus derechos.

El Banco Mundial lleva a cabo el Proyecto de catastro y registro de bienes raíces por un monto de USD 12 millones para ayudar al Gobierno de Kosovo a crear un catastro nacional y disponer de infraestructura de datos geoespaciales. El equipo ha comenzado a utilizar nuevas tecnologías y nuevos métodos para mejorar la eficacia del proyecto. Las aeronaves no tripuladas (UAV, por sus siglas en inglés), conocidas comúnmente como drones, han venido al rescate. Estos drones comerciales son pequeños y muy livianos. Ofrecen un servicio revolucionario de cartografía, que abarca desde la planificación hasta el producto final, en cuestión de días o semanas más que de meses o un año, y cuyo costo es una fracción del costo de la agrimensura aérea convencional, que utiliza aeronaves tripuladas.

Los Laboratorios de innovación del Banco Mundial, con sede en la Vicepresidencia de Liderazgo, Aprendizaje e Innovación, poseen una “aeronave no tripulada eBee de ala fija de la empresa senseFly” para poner a prueba en proyectos del Banco Mundial. Kathrine Kelm, especialista superior en el tema de la administración de la tierra de la Unidad mundial sobre cuestiones geoespaciales y relacionadas con la tierra del Grupo Banco Mundial, se había dedicado a temas relativos a la gestión de la tierra en Kosovo y buscaba una manera de hacer más eficaz su labor. Su equipo ya había usado los drones para realizar un mapeo catastral en Albania en 2014, pero buscaba aumentar el valor operacional de dicho trabajo. Junto con el Dr. Bruno Sanchez-Andrade Nuño, un científico experto en datos de los Laboratorios de innovación, y un grupo internacional de especialistas, el equipo propuso estrategias para mejorar la identificación de los terrenos utilizando drones.

Kelm y Sanchez-Andrade viajaron a Kosovo en diciembre para completar una actividad de mapeo catastral que duró una semana. Trabajaron de cerca con la Dirección Nacional de Cartografía y realizaron 25 vuelos.


Image

Después de tres días de capacitación, el equipo opera el dron como una unidad móvil capaz de producir mapas precisos de las comunidades locales.

Erik Sundheim

" La filmación del terreno usando drones fue una experiencia nueva y especial para nuestros expertos y equipo directivo. Con esta tecnología, el proceso de reconstrucción del catastro en la República de Kosovo finalizó más rápidamente y con menores costos en el futuro. Por lo tanto, quisiéramos agradecer al Banco Mundial por apoyar al Organismo Catastral de Kosovo (KCA) con este proyecto piloto que tiene como objetivo poner a prueba enfoques innovadores para el desarrollo de catastros en la República de Kosovo y otros lugares "

Dr. Murat Meha

Director general del Organismo Catastral de Kosovo.

El dron vuela aproximadamente a 100 metros sobre la tierra, y siempre dentro del rango de contacto y del control remoto. El producto resultante tiene una alta resolución, de alrededor de tres centímetros por pixel. El equipo fue capaz de procesar las imágenes localmente con la ayuda de la Dirección Nacional de Cartografía, y los vuelos fueron aprobados por la Dirección Civil de Aviación y la Fuerza Internacional de Seguridad en Kosovo (KFOR) de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

“Este nuevo enfoque reduce de manera importante el costo y el tiempo de las actividades de cartografía catastral de alta calidad y empodera a las comunidades locales para que participen en el proceso”, dijo Kathrine Kelm. “Usaremos los nuevos mapas para ayudar a las mujeres a definir los límites de sus propiedades y a registrarlas de manera oficial”.

En las últimas dos décadas muchas ciudades en Kosovo también han experimentado la rápida expansión urbana, no planificada, que ha dado como resultado asentamientos informales, construcciones ilegales y un desarrollo urbano caótico. El Gobierno de Kosovo inició recientemente un programa para que los propietarios de tierras legalicen sus derechos de propiedad, y los municipios incorporan los nuevos avances y prestan servicios a los ciudadanos.

“La tecnología de los drones ofrece una herramienta nueva que permite producir mapas precisos, rentables y actualizados así como modelos 3D de las ciudades en beneficio de los ciudadanos, el Gobierno local, las empresas de servicios públicos, las empresas privadas y otros”, señaló Sanchez-Andrade.

Adaptarse a las necesidades en tiempo real: carreteras y patrimonio cultural

Aun cuando el trabajo inicial de los integrantes del equipo se centró en incorporar los drones en el proceso de la cartografía catastral, ellos recibieron una solicitud espontánea de ayuda de parte de las autoridades viales. Un representante municipal les informó que un grupo de trabajadores había encontrado recientemente un sitio arqueológico cerca de un lugar donde se estaba construyendo una carretera. Pero las imágenes aéreas disponibles no proporcionaban ninguna prueba de la existencia del sitio.

El equipo movilizó rápidamente el dron para hacer un mapa 3D de alta resolución del área en menos de 24 horas. Este mapa proporciona información nueva y precisa para poder desviar la carretera y tomar decisiones sobre la compra de tierras adicionales, la preservación del patrimonio cultural y otras medidas importantes.

Los drones se están convirtiendo en una herramienta eficaz para la cartografía en muchos escenarios diferentes, y el trabajo en Kosovo muestra solo algunos ejemplos del potencial de esta nueva tecnología.

El equipo del Banco Mundial está conformado por Kathrine Kelm, el Dr. Bruno Sanchez-Andrade Nuño, Erik Sundheim (topógrafo geodésico de Geomatikk Survey AS de Noruega), Ana Jesenicnik (ingeniera catastral de senseFly-Suiza), y Qazim Sinani y Korab Ahmetaj (topógrafos catastrales de la Dirección Nacional de Cartografía de Kosovo).

Api
Api