Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

ARTÍCULO

Aprovechar el impulso del Acuerdo de París para promover la fijación del precio del carbono

Abril 15, 2016


Image
© World Bank Group/Jeff Martin

TITULARES
  • Existe un creciente impulso en el mundo de poner un precio a la contaminación por carbono. Alrededor de 40 Gobiernos nacionales y 23 Gobiernos subnacionales han implementado mecanismos de fijación del precio del carbono, con lo que se cubre el 12 % de las emisiones mundiales.
  • Aproximadamente, en la mitad de las promesas nacionales presentadas en el periodo previo a la Conferencia sobre el Cambio Climático de París se hizo referencia a la fijación del precio del carbono. Y nuevos enfoques están siendo introducidos en China, Francia, Canadá y otros países.
  • La Coalición de Liderazgo para la Fijación del Precio del Carbono, que reúne a más de 20 Gobiernos y 90 empresas, realiza su primera Asamblea de Alto Nivel en la ciudad de Washington esta semana. En la ocasión, se impulsará un mayor apoyo mundial para políticas más firmes sobre el precio del carbono.

Las negociaciones sobre el clima, realizadas en diciembre de 2015 en París, dieron como resultado un consenso extraordinario después de décadas de diálogo, que se tradujo en el compromiso colectivo de más de 190 países de mantener el calentamiento del planeta por debajo de 2 grados centígrados.

Un hecho que tuvo menos notoriedad, pero igual de importante, fue la agilización de las medidas de fijación del precio del carbono, un mecanismo clave para acelerar la transformación económica orientada hacia la eliminación de los combustibles fósiles y una producción menos contaminante, el mejoramiento de los estilos de vida y la reducción de la pobreza.

La fijación del precio del carbono no es algo nuevo: en 1991, Suecia implementó uno de los primeros impuestos sobre el carbono en el mundo para incluir en la ecuación económica la contaminación derivada del cambio climático. Más de dos décadas después, Suecia ha logrado usar dicho impuesto para ayudar a desvincular el crecimiento económico de las emisiones.

La provincia canadiense de Columbia Británica introdujo un impuesto sobre el carbono en 2008, ayudando a generar un sector de tecnología limpia. Para compensar la carga en las familias más pobres, tal tributo incluye un crédito para los hogares de bajos ingresos.

Las empresas también emplean cada vez más mecanismos de fijación del precio del carbono. La compañía petroquímica brasileña Braskem, que es una de las principales en el mundo, está empezando a aplicar un precio interno del carbono para someter sus nuevas inversiones a una prueba de tensión. Y —junto con otras 20 grandes empresas brasileñas— Braskem lleva a cabo una simulación de comercio de derechos de emisiones antes de que el Gobierno ponga en marcha un programa. Braskem se suma a un creciente número de compañías que usan la fijación del precio del carbono para obtener una ventaja competitiva cuando la economía mundial ingrese en una trayectoria de bajas emisiones de carbono.

¿Qué tienen en común Suecia, Columbia Británica y Braskem? Todos forman parte de la Coalición de Liderazgo para la Fijación del Precio del Carbono (CPLC, por sus siglas en inglés), una alianza mundial puesta en marcha durante las negociaciones sobre el clima en París, con el objetivo de reunir el apoyo público y privado para la fijación del precio del carbono en todo el mundo.

Asamblea de Alto Nivel

Ahora la coalición, que reúne a más de 20 Gobiernos nacionales y estatales, junto con más de 90 empresas, celebra su primera Asamblea de Alto Nivel para aprovechar el impulso del Acuerdo de París y demostrar la eficacia de fijar un precio a la contaminación por carbono.

Durante la asamblea, que se realiza en la ciudad de Washington en el marco de las Reuniones de Primavera del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, se presentarán nuevos asociados, entre ellos los Gobiernos de Côte d’Ivoire, Colombia, Finlandia y el Reino Unido, así como las empresas Iberdrola, Rusal y el Grupo Tata, y la Universidad de Yale.

Con la Asamblea de Alto Nivel, la coalición incrementará sus esfuerzos por promover e intercambiar pruebas acerca de los mecanismos de fijación del precio del carbono que han tenido éxito. Esto lo hará mediante la presentación de los nuevos Principios para la implementación exitosa de los mecanismos de fijación del precio del carbono  y otras herramientas. También se insistirá en un mayor apoyo de las empresas a las políticas de fijación del precio del carbono, y se organizarán cumbres regionales y otros encuentros de líderes  para avanzar en el uso de sistemas de fijación del precio del carbono.


" Sabemos que para hacer la transición hacia una economía con bajas emisiones de carbono se necesitarán billones de dólares en nuevas inversiones. Los fondos públicos simplemente no pueden hacerlo; el sector privado será esencial. Fijar un precio a la contaminación del carbono ayudará a estimular la innovación y reducir las emisiones, y también dará a los Gobiernos los fondos que necesitan para ayudar a impulsar las inversiones para un futuro con bajas emisiones de carbono "
Image

John Roome

director superior del Área de Soluciones Transversales en materia de Cambio Climático del Grupo Banco Mundial

Consenso extraordinario

En la actualidad, unos 40 Gobiernos y 23 ciudades, estados y regiones tienen mecanismos de fijación del precio del carbono, cubriendo alrededor del 12 % de las emisiones mundiales anuales de gases de efecto invernadero. Además, más de 450 empresas de todo el mundo informan que usan un precio voluntario interno sobre el carbono en sus planes de negocios. (PDF, en inglés)

Los países son protagonistas del creciente impulso. Francia introdujo recientemente un nuevo impuesto sobre el carbono. China puso en marcha siete sistemas piloto de intercambio de cuotas de emisión a nivel regional y anunció la implementación de un sistema nacional de comercio de derechos de emisión que comenzará en 2017. A nivel subnacional, la provincia de Quebec ha vinculado sus sistemas de comercio de derechos de emisión con los del estado de California.

En casi la mitad de los planes nacionales (i) presentados en París se menciona la fijación del precio del carbono, y también se hace referencia al artículo 6 del Acuerdo de París en que se recomienda convertir estos planes en modelos de inversión para el desarrollo con bajas emisiones de carbono.

En París, los jefes de Estado, incluyendo la canciller de Alemania, Angela Merkel; el presidente de Francia, François Hollande; el presidente de México, Enrique Peña Nieto; el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau; el primer ministro de Etiopía, Hailemariam Desalegn, y la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, permanecieron juntos en el escenario instando a una rápida acción en el ámbito de la fijación del precio del carbono. (i)

En su asamblea, los miembros de la coalición asumirán el papel de supervisar el progreso mundial en el diseño y el uso de sistemas de fijación del precio del carbono. También se comprometerán a proporcionar apoyo a los países que deseen usar la fijación del precio del carbono como una manera de poner en práctica las promesas que hicieron en París.

Eso incluye intercambiar las enseñanzas aprendidas y las prácticas óptimas que surjan, como las entregadas por Suecia, Columbia Británica, Braskem y otros pioneros en la fijación del precio del carbono.

Para saber más acerca del cambio climático y la fijación del precio del carbono, visite: https://www.carbonpricingleadership.org (i)


Api
Api