Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

ARTÍCULO

Aumentar la eficiencia energética urbana en México: Cómo dos pruebas piloto condujeron a un programa nacional y a la movilización de inversiones

Abril 27, 2016


Image
Foto: Laurent Espitallier / Creative Commons

TITULARES
  • La eficiencia energética urbana es crucial para que México logre sus objetivos energéticos y climáticos.
  • En una nueva Estrategia de eficiencia energética municipal se establece el financiamiento del diseño y la ejecución de inversiones en varias ciudades del país.
  • El proyecto, financiado de manera conjunta por el Grupo Banco Mundial y México, surgió de una serie de estudios de diagnóstico del consumo energético urbano que sentaron las bases de esta inversión.

México se está urbanizando rápidamente. Algunas estimaciones indican que la población urbana del país representará el 88 % de la población total a fines de 2027. El consumo anual de energía ha aumentado a un ritmo anual del 2 % en el periodo comprendido entre 2000 y 2011, y ha superado el crecimiento económico que se mantuvo en el 1,8 %. Al mismo tiempo, México ha definido la eficiencia energética como una prioridad transformacional en su Estrategia Nacional de Energía, y está implementando reformas orientadas a incrementar la productividad, la competencia y la eficiencia a nivel general en el sector. El país también ha puesto la mitigación y la adaptación al cambio climático en el primer lugar de su agenda nacional; por lo tanto la eficiencia energética desempeña un papel clave en sus contribuciones determinadas a nivel nacional.

Reconociendo la importancia de las ciudades en el logro de los objetivos energéticos y climáticos del país, así como los beneficios para las propias ciudades, el Gobierno de México se asoció con el Grupo Banco Mundial para llevar a cabo un Proyecto de eficiencia energética municipal por un monto de USD 156 millones (dólares estadounidenses) que tiene como objetivo financiar el diseño y la implementación de inversiones en eficiencia energética en varias ciudades del país.

El Directorio Ejecutivo del Grupo Banco Mundial aprobó el 8 de marzo de 2016 un préstamo de USD 100 millones. El Gobierno y los municipios locales, así como las empresas de suministro de agua también apoyaron el proyecto con otros USD 7 millones y USD 49 millones, respectivamente.

El proyecto es el primer programa nacional de México que se concentra en la eficiencia y la sostenibilidad energéticas a nivel municipal, y está bajo la dirección de la Secretaría de Energía (SENER) de México. Esta iniciativa forma parte de una estrategia para conducir al país a un camino de crecimiento sostenible e inclusivo y crear ciudades ecológicas habitables.

Pero ¿qué impulsó la demanda de este tipo de inversión?

Image
Foto: Gabriel Navarro

 

El factor que la activó fue comprender mejor cómo las ciudades usaban la energía para determinar potenciales oportunidades de promoción de la eficiencia. La SENER colaboró con el Grupo Banco Mundial y su Programa de Asistencia para la Gestión del Sector de Energía (ESMAP) (i) con el fin de llevar a cabo un diagnóstico energético urbano usando el instrumento de evaluación rápida de la energía urbana (TRACE, por sus siglas en inglés). (i) Este último es un sistema de apoyo a la toma de decisiones desarrollado por ESMAP, que permite a las ciudades determinar áreas de oportunidades, evaluar potenciales ahorros y mejoramientos en materia de costos, y priorizar los sectores donde realizar las intervenciones y las medidas que se necesitan.

Los estudios de diagnóstico del consumo energético urbano posibilitados por TRACE se llevaron a cabo inicialmente en las ciudades de León y Puebla. Las evaluaciones no solo ayudaron a aumentar el conocimiento sobre las oportunidades en materia de mejoras de la eficiencia energética, sino que también permitieron iniciar un diálogo entre los diferentes sectores dentro de cada municipio, así como entre la Secretaría de Energía y los municipios de León y Puebla.

Las ciudades de Puebla y León usaron los estudios de diagnóstico para integrar la eficiencia energética en sus estrategias ambientales. Cabe destacar que las evaluaciones cumplieron la función de catalizar la decisión del Gobierno de poner en marcha un programa nacional para promover las inversiones y políticas de eficiencia energética a nivel local.

El programa nacional usó TRACE para llevar a cabo el estudio de diagnóstico del consumo energético urbano en un municipio de cada uno de los 32 estados mexicanos, lo que proporcionó información y datos valiosos que sentaron las bases de la Estrategia de eficiencia energética municipal de México. (i) En el proyecto se dio prioridad al alumbrado público, los edificios municipales, y el bombeo de agua y aguas residuales.

“Siempre es gratificante ver cómo pequeños proyectos piloto se amplían y conducen a mayores inversiones que tienen un fuerte impacto en el desarrollo”, dijo Charles Feinstein, director del Departamento de Prácticas Mundiales de Energía e Industrias Extractivas del Grupo Banco Mundial. “El Gobierno de México ha demostrado liderazgo, compromiso e innovación al promover este esfuerzo”.

Al involucrar a múltiples partes interesadas desde el comienzo, el proyecto puso en marcha un mecanismo operativo y de financiamiento para ayudar a garantizar la sostenibilidad y brindar la oportunidad de ampliar la iniciativa. Ello incluye un fondo rotatorio que permite que las inversiones en eficiencia energética sean reembolsadas parcialmente por los municipios a través de acuerdos de servicios energéticos. Esto posibilita que las municipalidades devuelvan los costos de inversión sin incurrir en deuda, ya que los pagos se realizan con el ahorro de energía y la disminución de los riesgos asociados. De esta manera, se crea un modelo sostenible porque se mantiene el flujo de la inversión, y la iniciativa también puede ser ampliada a otros municipios.

“El Proyecto de eficiencia energética municipal es la culminación del esfuerzo que comenzamos colectivamente en 2014”, señaló Leonardo Beltrán, subsecretario de Planeación y Transición Energética de la SENER. “Vemos esto como un paso crucial para lograr importantes avances de desarrollo, y que México continúe su recorrido hacia el desarrollo sostenible, el crecimiento económico y un futuro con capacidad de adaptación al cambio climático. Esperamos que nuestra experiencia pueda proporcionar enseñanzas valiosas a otros que enfrentan desafíos similares”.


Api
Api