ARTÍCULO

Reformar y modernizar las adquisiciones públicas en Oriente Medio y Norte de África

Agosto 17, 2016


Image

Primer curso del Banco Mundial sobre las tendencias actuales en la reforma de las adquisiciones públicas impartido en el Centro de Estudios Económicos y Financieros para el Oriente Medio del FMI con sede en Kuwait. Crédito: CEF.

CEF

TITULARES
  • Las adquisiciones públicas son un elemento esencial y transversal en las reformas en la gestión de gobierno.
  • Una mala gestión de las adquisiciones públicas impide que se logren los objetivos de desarrollo.
  • El Banco Mundial trabaja con los Gobiernos para aumentar la transparencia, la participación y la rendición de cuentas ante la sociedad.

En los últimos cinco años, los ciudadanos de toda la región de Oriente Medio y Norte de África han demandado mayores oportunidades económicas equitativas y desarrollo, mayor participación en las decisiones gubernamentales, un sector público más eficaz y más atento a las necesidades de la población y el fin de la corrupción.

En respuesta a estas demandas, los equipos del Banco Mundial han trabajado con los Gobiernos de la región para aumentar la transparencia, la participación y la rendición de cuentas ante la sociedad. Esto se debe a que para que la gestión de gobierno sea eficaz y exitosa debe basarse en tres pilares: optimización de los recursos, mejora de la prestación de servicios públicos y creación de un entorno propicio para un crecimiento liderado por el sector privado. En este contexto, las adquisiciones públicas, que se vinculan con estos tres pilares, son un elemento esencial y transversal en las reformas en la gestión de gobierno.

“Los países del Golfo necesitan tener buenos sistemas de adquisiciones en un momento en que buscan diversificar sus economías e impulsar el sector privado”, señaló Nadir Mohammed, director del Banco Mundial a cargo de las operaciones en los países que integran el Consejo de Cooperación de los Estados Árabes del Golfo. “El intercambio de conocimientos entre países árabes que enfrentan desafíos similares puede empoderar a los funcionarios encargados de las políticas de los respectivos países”.

El Equipo de Adquisiciones de la región impartió a principios de este año su primer curso sobre las tendencias actuales en la reforma de las adquisiciones públicas, durante el cual expuso su experiencia en reformas regionales e internacionales del sector de adquisiciones ante 30 funcionarios de alto nivel de 11 países de la región. El curso se realizó en el Centro de Estudios Económicos y Financieros para el Oriente Medio (CEF), un organismo del Fondo Monetario Internacional con sede en Kuwait.

“Creemos que este es uno de los cursos esenciales del CEF dirigidos a garantizar una buena gestión de gobierno en los países árabes, algo esencial para un desarrollo económico inclusivo y duradero”, afirmó el director del CEF, Oussama Kanaan. “La capacitación práctica que se imparte en este curso, y que complementa el análisis de un marco conceptual riguroso sobre las mejores prácticas en las políticas de adquisiciones públicas, fue especialmente bien recibida por los participantes”.

Las adquisiciones públicas representan entre un 15 % y un 20 % del producto interno bruto (PIB), por lo que los sistemas transparentes tienen el poder de generar un efecto catalizador en el sector privado y promover el crecimiento económico permitiendo que más personas accedan a oportunidades de negocios y mejorando en términos generales el entorno local para las inversiones y las actividades empresariales, la competencia y la competitividad.

De este modo, la reforma y modernización de las adquisiciones públicas constituye un modo de ayudar a las personas a hacer realidad sus aspiraciones creando sistemas sólidos que tengan como características la transparencia y la rendición de cuentas, y permitan la participación de los actores interesados.

“Un ejercicio de intercambio de conocimientos como este ayuda a fortalecer los procesos de reforma de las adquisiciones que se llevan adelante en toda la región y que ya están dando resultados”, indicó Yolanda Tayler, gerenta de Adquisiciones para la región de Oriente Medio y Norte de África.

En lugar de centrarse en “cómo hacer” las adquisiciones, el curso hizo énfasis en “cómo mejorarlas” a través de reformas de alto nivel que permitan lograr un mejor desempeño. Los funcionarios presentaron estudios de casos, como el proceso de reforma de Marruecos, los sistemas de adquisiciones electrónicas de Túnez y Marruecos, y las iniciativas del Equipo de Tareas de Marrakech como la experiencia piloto realizada en Líbano. La experiencia de Marruecos mostró la importancia de contar con una fuerte voluntad política y cooperación internacional para sostener el proceso de reforma.

Esta sesión de aprendizaje entre pares complementó la labor de la Red de Expertos en Adquisiciones de la Región de Oriente Medio y Norte de África, respaldada por el Banco, que ha congregado a diversos representantes para aprender unos de otros y encarar iniciativas, entre las cuales se encuentran la creación de un portal electrónico de adquisiciones regionales, la formulación de una estrategia de fortalecimiento de la capacidad y un programa de capacitación para pequeñas y medianas empresas, con el objetivo de mejorar su participación en los mercados de las adquisiciones públicas.

Los participantes expusieron sus conocimientos sobre los factores propicios, así como sobre los desafíos y la adaptación de los enfoques de reforma de las adquisiciones en el contexto de los distintos países. Sus deliberaciones se centraron en los siguientes temas: modernización legal e institucional; procedimientos innovadores; políticas y prácticas ecológicas y sostenibles; profesionalización de las adquisiciones a través de la capacitación y la integridad; lucha contra la corrupción, y medición de los resultados y el desempeño en las adquisiciones.

Una mala gestión de las adquisiciones convierte las inversiones públicas en enormes deudas políticas y económicas, impide que se logren los objetivos de desarrollo y da como resultado el incremento de los costos y el despilfarro de los fondos públicos. Por otro lado, un sistema de adquisiciones públicas moderno y progresivo es indispensable para mejorar y constituye un elemento clave para promover el desarrollo sostenible.


Api
Api