Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

ARTÍCULO Marzo 07, 2019

Mujeres electricistas, plomeras y empresarias: los nuevos rostros de la fuerza laboral del Caribe

Image

Jennyfer Blandino tiene 21 años y vive en República Dominicana. Como las demás mujeres de su edad, ella se enfrenta a una etapa llena de desafíos en su vida. Todas las decisiones que tome con respecto a su carrera tendrán impacto en su crecimiento profesional y su seguridad económica, así como en el equilibrio entre la vida personal y laboral.

Hoy día, las mujeres solo tienen tres cuartos de los derechos legales que benefician a los hombres, según un nuevo índice publicado por el Banco Mundial, lo cual limita sus posibilidades para  obtener un empleo o empezar su propio negocio y tomar decisiones económicas en favor de ellas y de sus familias. También ganan un 20% menos que sus contrapartes masculinas.

Para Jennyfer, al igual que muchas otras mujeres en el Caribe y en todo el mundo, eliminar las barreras que les impiden liderar empresas y disfrutar de las mismas oportunidades económicas que los hombres es clave para ellas y sus familias, además de beneficiar a toda la sociedad. Ningún país puede alcanzar su potencial hasta que toda su gente pueda lograr el suyo propio.

Conozca a algunas de estas mujeres emprendedoras quienes han surgido como el motor de cambio.

“Nunca me hubiese imaginado ser plomera”

Image
Jennyfer y otros 30,000 jóvenes de República Dominicana decidieron matricularse recientemente en una curso vocacional ofrecido por el programa de protección social Progresando Unidos, apoyado por el Banco Mundial. Jennyfer se anotó en la clase de plomería que incluye cursos empresariales y técnicos. Jennyfer sonríe cuando se ve así misma como plomera. “Yo pensaba que ser plomero era para hombres”.

Si bien es cierto que estos empleos tradicionalmente dominados por hombres representan una gran oportunidad para la inserción laboral de las mujeres en República Dominicana, solo constituyen el 5% de los puestos de trabajo de las mujeres. Jennyfer se siente orgullosa de decir que sus nuevas dotes de plomera le han abierto un nuevo camino: “Ahora puedo poner mi propio negocio”.


MULTIMEDIA

Image
click
VIDEO

“Cuando capacitamos a una mujer, capacitamos a una nación.”

Image
Rita Hilton inició su compañía de procesamiento de alimentos en Jamaica hace 30 años. Al principio Carita Jamaica tenía solamente 2 empleados. Ahora ella supervisa más de 30 personas, en su mayoría mujeres de entornos vulnerables. La mentoría y el apoyo técnico en materia de mercadeo y finanzas que recibió Rita a través de la iniciativa Women Innovators Network in the Caribbean (Red de mujeres innovadoras en el Caribe) y el respaldo financiero del proyecto Foundation for Competitiveness and Growth, ayudó a posicionar a Carita Jamaica en la ruta del éxito.

Rita tiene fe en su empresa y su capacidad de crear una “fuente de empleo realmente valiosa” y de generar cientos de oportunidades en favor del desarrollo general de la mujer en la industria. “Cuando entrenamos a una mujer, entrenamos a una nación”, expresa con orgullo. En Jamaica, el 29.5% de empresas medianas como Carita son organizaciones lideradas por mujeres y esta tasa desciende al 8.3% cuando se trata de compañías más grandes.

Tras la excelencia como empresaria

Image
“Para esforzarse como empresaria, se necesitan objetivos claros y, sobre todo, una fuerte disciplina”, explica Marielle Jaques, una próspera empresaria haitiana que opera en el distrito de negocios Tabarre, en Puerto Príncipe. “Estoy orgullosa de lo que he creado en mi carrera de 30 años. Ahora mi compañía emplea 14 personas y he logrado abrir una nueva sucursal en un pequeño poblado”. Hoy Marielle tiene 52 años y viaja con frecuencia lejos de su isla natal para encontrar productos del hogar competitivos que pueda vender en sus tiendas.

Según el Global Findex 2017 del Banco Mundial solo el 18% de las mujeres de América Latina y el Caribe tienen acceso al crédito. Marielle logró obtener un préstamo bancario para abrir sus dos tiendas y ampliar su negocio gracias a un programa de asesoría de la IFC que apoya a instituciones financieras mediante la provisión de acceso a finanzas para pequeñas y medianas empresas -PYMES - que en Haití son mayormente lideradas por mujeres haitianas.

“Claramente veo el futuro.”

Image
Cuando Tracy Stewart, madre de seis hijos, vio el anuncio del Sint Maarten Training Foundation en el diario ofreciendo una capacitación en electricidad, enseguida reconoció la oportunidad de salir adelante. “Yo había sido camarera por muchos años y me quedé sin empleo luego del huracán Irma. Este curso fue algo totalmente diferente y sé que la isla necesita electricistas cualificados. Como mujer me permitían matricularme, así que, ¿por qué no?”.

Durante seis meses asistió diariamente a clases, una hazaña difícil para una madre de bebés gemelos que dejaba en casa. “En ocasiones hubo desafíos con los bebés, pero con apoyo familiar nos arreglamos. Quiero continuar mi educación para convertirme en una electricista altamente cualificada”. Tracy es uno de los 900 estudiantes que reciben capacitación vocacional para mejorar sus habilidades de empleo y reinsertarse al mercado laboral luego del huracán Irma. Mas de un 60% de los estudiantes son mujeres. El programa, que empezó como una iniciativa de la industria hotelera de la isla, es apoyado por el Sint Maarten Recovery, Reconstruction and Resilience Trust Fund.

Estas historias son una muestra de que cuando las mujeres trabajan y reciben una mejor remuneración, pueden hacer una mayor contribución a la economía y a la sociedad.

“Jennyfer y muchas otras mujeres empresarias del Caribe están mostrando que el cambio es real, el cambio está pasando”, afirma Anabela Abreu, directora del Banco Mundial para Haití.

Por su parte, Tahseen Sayed, directora del Banco Mundial para el Caribe, añadió: “Cuando les ofrecen las mismas opciones y oportunidades, las mujeres realmente sobresalen y lideran el camino. Estamos orgullosos de haber jugado un pequeño papel en su progreso".


Api
Api