Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

COMUNICADO DE PRENSA

El Banco Mundial y Suiza hacen un llamado contra el robo de activos y la corrupción

Junio 08, 2010




PARÍS, 8 de junio de 2010 - El Grupo del Banco Mundial y el Gobierno de Suiza llamaron hoy a una acción concertada para impedir el saqueo de los países en desarrollo. Gran parte del dinero robado a esos países encuentra refugio en los centros financieros internacionales. El no poner freno ni revertir esas corrientes criminales contribuye al empobrecimiento de los países más necesitados del mundo.
 
Cada año se roban entre US$20 000 millones y US$40 000 millones a los países en desarrollo (16 200 millones a 32 400 millones de euros aproximadamente) mediante soborno, malversación de fondos y prácticas corruptas. El Banco Mundial estima que con US$20 000 millones, los países en desarrollo podrían financiar 48 000 km de caminos pavimentados de doble carril, o proveer tratamiento de primera necesidad durante todo un año para 120 millones de personas que padecen de VIH/sida, u otorgar unos 50 millones de conexiones de agua para los hogares.
 
“Cada año se roban miles de millones de dólares a los países en desarrollo, privándolos de oportunidades económicas”, dijo la directora gerente del Grupo del Banco Mundial, Ngozi Okonjo-Iweala. “Cuando se reúnan los dirigentes mundiales en el marco del G-20 y otros foros en las próximas semanas para discutir la crisis económica, los planes de estímulo y la reglamentación financiera, la lucha contra la corrupción y el robo de activos debería ser una prioridad en su agenda”.
 
Para la jefa del Departamento Federal de Relaciones Exteriores de Suiza, Micheline Calmy-Rey, “la corrupción es uno de los principales impedimentos para el desarrollo. Esa es la razón por la cual Suiza desempeña un papel rector en la recuperación de activos robados. Hasta el momento, hemos devuelto US$1600 millones a sus países de origen”, destacó la Canciller Federal suiza.
 
Okonjo-Iweala y Calmy-Rey hablaron en la sesión inaugural de la conferencia No Safe Havens: A Global Forum for Stolen Asset Recovery and Development (Eliminación de los refugios seguros: Un foro mundial para la recuperación de activos robados y el desarrollo), que se celebra los días 8 y 9 de junio en París. En la conferencia, especialistas anticorrupción de todo el mundo abordarán el problema de los refugios para el producto de la corrupción, el lavado de dinero, la falta de supervisión financiera, y el camino a seguir para impedir que continúe el saqueo de los países en desarrollo.
 
Este primer foro mundial centrado en el robo de activos y el desarrollo está copatrocinado por la Iniciativa para la Recuperación de Activos Robados (StAR): una asociación entre el Banco Mundial y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), y el Gobierno de Suiza.
 
La Directora Gerente del Grupo del Banco Mundial y la Ministra de Relaciones Exteriores de Suiza pidieron que tanto los países desarrollados como los países en desarrollo, y los sectores público y privado, colaboraran en la lucha contra la corrupción. Instaron a los países a que ratificaran y aplicaran la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (UNCAC por sus siglas en inglés) y subrayaron su importancia en el tema de colaboración jurídica y la recuperación de activos.
 
De acuerdo con el director ejecutivo de la UNODC, Antonio María Costa, “el mundo cuenta con UNCAC para prevenir y revertir los flujos de ganancias sucias”. Por lo tanto, agregó, “se necesita instrumentar por completo la Convención y brindarle un fuerte apoyo, sobre todo de parte de los centros financieros”.
 
Okonjo-Iweala y la Calmy-Rey pidieron que los centros financieros tomen la iniciativa en lo que respecta a combatir los casos de corrupción nacional y extranjera. El Grupo de Acción Financiera (FATF por sus siglas en inglés), órgano internacional que combate el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo, puede desempeñar una importante función a este respecto al aplicar sus mecanismos y normas a la lucha contra la corrupción.
 
En referencia al sector financiero, hicieron un llamamiento a los bancos y demás instituciones financieras a que asuman con seriedad su responsabilidad de ejercer la diligencia debida respecto de sus clientes, y a que tomen la iniciativa en la detección y la denuncia de los fondos que se sospecha son producto de la corrupción. El sector privado puede ir más allá y emitir, por ejemplo, directrices voluntarias sobre lucha contra la corrupción.
 
“El sector privado tiene un papel muy importante que desempeñar”, dijo la Okonjo-Iweala. “La corrupción es un gran impedimento para la inversión. De modo que mientras perseguimos con energía a los que sobornan, las empresas responsables deberían también eliminar las prácticas corruptas”.
 
Y “porque todos somos parte del problema, debemos también ser todos parte de la solución”, destacó Calmy-Rey. Por consiguiente, “debemos trabajar en conjunto para asegurar que la corrupción no siga menoscabando el desarrollo”.
 
La Iniciativa para la Recuperación de Activos Robados (StAR)
 
La Iniciativa StAR es una asociación entre el Banco Mundial y la UNODC que presta apoyo a los esfuerzos desplegados a nivel internacional para poner fin a los refugios de fondos obtenidos mediante prácticas corruptas. La Iniciativa colabora con los países en desarrollo y los centros financieros para impedir el lavado de los activos recaudados mediante la corrupción y facilitar una devolución más sistemática y oportuna de los activos robados a los países de origen.

Contactos para medios de comunicación
En Paris
Rachel Winter Jones
Teléfono: +33-1-4069-3052
Rjones1@worldbank.org
Valerie Chevalier
Teléfono: +33-1-4069-3048
Vchevalier@worldbank.org
En Washington
Amy Stilwell
Teléfono: +1 (202) 458-4906
Astilwell@worldbank.org

COMUNICADO DE PRENSA N.º
2010/459/StAR

Api
Api