COMUNICADO DE PRENSA

Un examen de la estrategia sobre recursos hídricos del Grupo del Banco Mundial indica que se debe integrar la gestión de estos recursos y ayudar a los países a generar energía hidroeléctrica

Agosto 31, 2010




CIUDAD DE WASHINGTON, 31 de agosto de 2010. Teniendo en cuenta que la población mundial probablemente llegará a los 9000 millones en 2050, que el desarrollo económico impulsa la demanda de alimentos en mayor cantidad y calidad, y que aumenta la variabilidad hidrológica a causa del cambio climático, en un examen de la estrategia sobre recursos hídricos del Grupo del Banco Mundial se insta a mejorar la calidad de la información y a aplicar un enfoque más integrado en la gestión de dichos recursos.
 
No podemos abordar adecuadamente las prioridades mundiales de la seguridad alimentaria, la energía renovable, la adaptación al cambio climático, la salud pública y la urbanización si no gestionamos mejor el agua”, dijo Julia Bucknall, directora sectorial de Recursos Hídricos del Banco Mundial.Y para gestionar mejor el agua, es evidente que no podemos omitir los análisis hidrológicos concretos”.
 
El informe de mitad de período sobre el avance de la aplicación de la estrategia relativa a los recursos hídricos —titulado Sustaining Water for All in a Changing Climate— reafirma la solidez de la estrategia del Grupo del Banco de 2003 y del proceso de ejecución de proyectos. Allí se destacan las calificaciones muy satisfactorias que han obtenidos los proyectos del Banco sobre recursos hídricos y el adecuado énfasis puesto en los países prioritarios, es decir, aquellos con poblaciones que enfrentan obstáculos en el acceso al agua.
 
En el informe, presentado hoy en la sede del Grupo del Banco, se confirman los resultados del estudio que en marzo de 2010 llevó a cabo el Grupo de Evaluación Independiente (IEG) sobre la cartera de proyectos hídricos del Banco. En ambos exámenes se llegó a la conclusión de que, al haber aumentado los préstamos para el sector, ha mejorado el desempeño de los proyectos y las calificaciones satisfactorias se han mantenido sistemáticamente por encima del promedio general del Banco, del 75%.
 
No obstante, en el informe, preparado por Nancy Vandycke, también se mencionan los escasos avances hacia la concreción del objetivo de desarrollo del milenio de reducir a la mitad la proporción de personas sin acceso a servicios mejorados de saneamiento, y la continua falta de datos confiables sobre disponibilidad y utilización del agua.
 
Específicamente, en el informe, ratificado por el Comité sobre la Eficacia en términos de Desarrollo (CODE) del Directorio Ejecutivo del Banco Mundial, se insta al Banco a:
 

  • mejorar un enfoque integrado de la gestión de los recursos hídricos para satisfacer la mayor demanda de agua con capacidad de adaptación a los cambios climáticos;
  • aumentar el respaldo a la energía hidroeléctrica, puesto que se trata de la mayor fuente de energía renovable con bajas emisiones de carbono; incluir proyectos de infraestructura de alto riesgo y amplio rendimiento;
  • centrar más la atención en el agua como medio para la adaptación al cambio climático y la mitigación de ese cambio;
  • incrementar la asistencia a actividades de gestión del agua para usos agrícolas, y
  • ofrecer, junto con los asociados, servicios mejorados de saneamiento a los 2600 millones de personas que aún no tienen acceso a este beneficio, tanto en zonas rurales como en los asentamientos urbanos informales que proliferan aceleradamente.


Inger Andersen, vicepresidenta de Desarrollo Sostenible del Banco Mundial, recibió con agrado el informe sobre el avance de la estrategia y señaló que el documento reafirma el compromiso de la institución de ayudar a los países en desarrollo a mejorar o construir la infraestructura hidráulica adecuada, o a eliminar los obstáculos que la detienen.
 
Solo se ha explotado el 23% del potencial hidroeléctrico de los países en desarrollo. Los beneficios para los pobres podrían ser enormes”, dijo. “Para conseguir esos progresos, debemos colaborar proactivamente con las comunidades para identificar los beneficios locales y gestionar y mitigar los riesgos asociados a los proyectos hidroeléctricos. De esa manera se beneficiarán todos, en el presente y en el futuro”.
 
La Sra. Bucknall aceptó y agradeció las orientaciones que aporta el informe. “Estos resultados demuestran que en la estrategia de 2003 se identificaron correctamente los factores clave que influyen en el sector hídrico de hoy: población, crecimiento, urbanización y cambio climático. El rumbo estratégico trazado en este informe —en consonancia con los principales resultados del informe sobre los recursos hídricos del IEG— dirigirá la labor de la unidad de coordinación del sector del agua y las oficinas regionales del Banco desde el presente hasta 2013”.

 

Contactos para medios de comunicación
En Washington
Christopher Neal
Teléfono: (202) 473-2049
cneal1@worldbank.org

COMUNICADO DE PRENSA N.º
2011/074/SDN

Api
Api