COMUNICADO DE PRENSA

En un nuevo informe del Banco Mundial se destaca la exitosa labor del organismo en materia de integridad y el compromiso permanente de gestionar los riesgos de fraude y corrupción en los proyectos

Octubre 09, 2012




Mientras el Grupo del Banco Mundial lleva adelante su misión de eliminar la pobreza, la Vicepresidencia de Integridad Institucional (INT) concluyó otro año intenso en lo que respecta a las actividades de prevención e investigación, con la inhabilitación de 83 empresas infractoras, nuevos acuerdos con autoridades nacionales encargadas del cumplimiento de las normas para ampliar el impacto de sus investigaciones, numerosas remisiones de información a organismos dedicados a supervisar el cumplimiento, y fuertes medidas de prevención orientadas a garantizar los resultados de los proyectos financiados por el Banco.

“La lucha contra el fraude y la corrupción es una responsabilidad del Grupo del Banco Mundial que reviste vital importancia”, declaró el Dr. Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial. “Mi antecesor, Robert Zoellick, señaló acertadamente: ‘La corrupción les roba a los pobres’. Combatir la corrupción es fundamental para la labor que desarrollamos a diario, orientada a eliminar la pobreza y promover la prosperidad, y a asegurar que nuestros esfuerzos sean eficaces y generen cambios sostenibles a través del buen gobierno y de instituciones sólidas”.

Resultados obtenidos en materia de integridad durante el ejercicio de 2012:

  • se inhabilitaron 83 entidades, con lo que el número de entidades, organizaciones no gubernamentales e individuos inhabilitados ascendió a un total de 541;
  • bancos multilaterales de desarrollo que han suscripto el acuerdo de inhabilitación cruzada reconocieron en forma conjunta la inhabilitación de 122 entidades;
  • se formularon medidas de precaución contra el fraude y la corrupción en 84 proyectos de alto riesgo con un volumen de financiamiento combinado de US$21 200 millones;
  • se suscribieron ocho nuevos memorandos de entendimiento con autoridades nacionales y organizaciones de desarrollo de todo el mundo, entre ellas el Fondo Nórdico de Desarrollo, el Ministerio de Seguridad y Justicia de los Países Bajos, la Comisión de Lucha contra la Corrupción de Liberia y la Oficina del Ombudsman de Filipinas.

Entre los resultados adicionales en materia de integridad se incluye la selección de empresas, grandes y pequeñas, de diferentes sectores para fortalecer el cumplimiento institucional y el pago de restituciones, y contribuir al desarrollo limpio. Empresas como Alstom y Oxford Univerity Press, entre otras, admitieron que se habían registrado conductas indebidas en varios proyectos financiados por el Banco Mundial. En virtud de los acuerdos de resolución negociada celebrados con esas empresas, se han inhabilitado varias subsidiarias y las empresas se han comprometido a cooperar con INT y mejorar, al mismo tiempo, sus programas internos de observancia. Además, Alstom está pagando US$9,5 millones y Oxford University Press, US$500 000 para remediar parte del daño provocado por las conductas indebidas.

“Durante el último ejercicio, nuestro objetivo estratégico consistió en lograr un equilibrio entre nuestro mandato de prevención y nuestro mandato de investigación”, declaró Leonard McCarthy, titular de la Vicepresidencia de Integridad Institucional del Banco Mundial. “De cara al futuro, prestaremos especial atención al impacto que tiene en el desarrollo nuestra labor de investigación y de prevención para impulsar el programa de lucha contra la corrupción y garantizar la integridad de los proyectos financiados por el Banco”, agregó.

En los últimos 12 meses, INT amplió sus asociaciones con las autoridades nacionales a fin de incrementar el impacto de las investigaciones del Banco Mundial y fortalecer la capacidad de los países clientes para combatir la corrupción. INT colaboró con las autoridades norteamericanas, británicas, canadienses, holandesas y nigerianas, lo que, entre otras cosas, derivó en intervenciones rápidas conducidas por las respectivas autoridades nacionales encargadas del cumplimiento de las normas legales en relación con las investigaciones del Banco Mundial. Asimismo, participaron más de 200 funcionarios.

Como parte del esfuerzo por encauzar el impulso que viene cobrando la lucha contra la corrupción a nivel mundial, en junio de 2012 INT convocó la segunda reunión de la Alianza Mundial de Enemigos de la Corrupción, del Banco Mundial. Este año, la reunión se centró en la tecnología, la capacitación investigativa y el intercambio de experiencias en las seis regiones para promover medidas oportunas y eficaces contra los delitos transnacionales. La Alianza Mundial de Enemigos contra la Corrupción tiene como objetivos principales ayudar a empoderar a las autoridades nacionales para que intensifiquen las medidas contra los funcionarios corruptos, entablar acciones legales que involucran varias jurisdicciones, localizar y restituir fondos ilícitos, y proporcionar información y herramientas eficaces para controlar y gestionar los riesgos de corrupción.

Asimismo, la Unidad de Servicios Preventivos de INT brindó asesoramiento a miembros del personal del Banco y a partes interesadas externas aportando ideas sobre cómo fortalecer el diseño de los proyectos y abordar posibles casos de fraude y corrupción en los proyectos en curso.

Para descargar el informe completo, visite www.worldbank.org/integrity.

 

Contactos para medios de comunicación
En Washington
Dina Elnaggar
Teléfono: (202) 473-3245
delnaggar@worldbank.org


COMUNICADO DE PRENSA N.º
2013/INT

Api
Api