COMUNICADO DE PRENSA

En medio del proceso de cambio institucional, los compromisos del Grupo del Banco Mundial aumentan marcadamente en el ejercicio de 2014

Julio 01, 2014


La demanda de los prestatarios supera en un 65 % los niveles anteriores a la crisis

CIUDAD DE WASHINGTON, 1 de julio de 2014. En el ejercicio de 2014, el apoyo del Grupo del Banco Mundial a los países en desarrollo aumentó marcadamente a US$61 000 millones, en comparación con US$52 600 millones en el ejercicio de 2013, mientras la organización se preparaba para la transición a un nuevo modelo operativo.

Compromisos del Grupo del Banco Mundial, 

ejercicios de 2014 y 2013 (en miles de millones de US$)

Grupo del Banco Mundial

Ejercicio
de 2014*

Ejercicio
de 2013

BIRF

18,6

15,2

AIF

22,2

16,3

IFC

17,0+

18,3+

MIGA

3,2

2,8

TOTAL

61,0

52,6

* Cifras preliminares no auditadas al 1 de julio.

+ Exclusivamente por cuenta propia. No incluye más de US$5000 millones en el ejercicio de 2014 y US$6500 millones en el de 2013 en fondos movilizados de otros inversionistas.

“Este enorme aumento de la demanda de nuestros servicios se produce en momentos en que el Banco está experimentando el cambio más fundamental en el curso de una generación”, dijo el presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim. “El mérito es del personal del Grupo del Banco, que trabajó para atender las necesidades de los clientes mientras se preparaba para la transición a un nuevo sistema que difundirá nuestros conocimientos mundiales de manera más eficaz a todos los 188 países miembros”.

El Grupo del Banco proporcionó un número estimado de 963 préstamos, donaciones, inversiones de capital y garantías para promover el crecimiento económico, combatir la pobreza y ayudar a las empresas privadas en el ejercicio de 2014 (1 de julio de 2013 al 30 de junio de 2014). Se calcula que el financiamiento del Grupo del Banco Mundial para infraestructura, que es crucial para la creación de puestos de trabajo y la productividad futura, ascendió en el ejercicio de 2014 a casi US$24 000 millones, cerca del 40 % de los compromisos totales del Grupo. En particular, el apoyo financiero del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y la Asociación Internacional de Fomento (AIF) destinado a infraestructura aumentó a US$19 400 millones, o el 47 % de los compromisos totales del BIRF/AIF en el ejercicio de 2014.

Durante el ejercicio de 2014, los compromisos del BIRF —que proporciona financiamiento, instrumentos de gestión de riesgos y otros servicios financieros a los países— aumentaron a US$18 600 millones, en comparación con US$15 200 millones en el ejercicio de 2013.

Los compromisos de la AIF, el fondo del Banco Mundial para los más pobres, que proporciona préstamos con intereses bajos y donaciones a 82 de los países más pobres del planeta, alcanzaron un récord de US$22 200 millones en el ejercicio de 2014, en comparación con US$16 300 millones en el ejercicio anterior. El ejercicio de 2014 fue el tercer año de ejecución en el marco de la decimosexta reposición de los recursos de la AIF (AIF-16), y todos los recursos restantes de la AIF-16 se comprometieron durante el ejercicio.

El financiamiento combinado del BIRF/AIF en el ejercicio de 2014 es un 65 % más alto que los niveles anteriores a la crisis, con compromisos que superan en más de US$16 000 millones a los correspondientes al ejercicio de 2007.

“Hemos seguido impulsando cuestiones nuevas y ampliando nuestra labor en condiciones difíciles”, dijo la directora gerente y oficial principal de operaciones del Banco Mundial, Sri Mulyani Indrawati. “Destinamos US$1500 millones a la región del Sahel, que se ha visto seriamente afectada, para impulsar el crecimiento económico y lograr que los habitantes salgan de una pobreza devastadora, y comprometimos US$2000 millones en Myanmar para brindar servicios de atención de la salud y electricidad a todos los habitantes. Sentamos las bases para un proyecto regional de energía eléctrica en Asia central y meridional y estamos ayudando a Jordania y Líbano a afrontar el ingreso de refugiados provenientes de Siria, su país vecino. Estos son tan solo algunos ejemplos de los logros alcanzados en este ejercicio”.

IFC, la mayor institución internacional de desarrollo centrada exclusivamente en el sector privado, siguió brindando su firme apoyo a empresas de países en desarrollo, multiplicando así las posibilidades de ese sector de crear puestos de trabajo y encarar los mayores desafíos para el desarrollo en todo el mundo.

Según datos preliminares no auditados, las inversiones de IFC totalizaron más de US$22 000 millones, incluidos fondos de otros inversionistas movilizados por la Corporación. Dicha cifra incluyó más de US$17 000 millones en compromisos de IFC por cuenta propia. También incluyó más de US$5000 millones movilizados de otros inversionistas. Esas inversiones respaldaron casi 600 proyectos en todo el mundo.

IFC siguió centrando su estrategia en los países y regiones más pobres. Proporcionó una cifra sin precedentes de financiamiento para el desarrollo del sector privado en países que pueden recibir financiamiento de la AIF, un total de más de US$8000 millones, incluidos fondos de otros inversionistas movilizados por la Corporación. Estos países representaron casi la mitad de los proyectos de IFC. El financiamiento de IFC para empresas en zonas del planeta frágiles y afectadas por conflictos alcanzó una cifra sin precedentes de casi US$950 millones, incluidos fondos de otros inversionistas movilizados por la Corporación.

“IFC logró generar importantes impactos en términos de desarrollo, y en algunas de las condiciones más difíciles del planeta”, dijo el director general de IFC, Jin-Yong Cai. “Para lograrlo, centramos nuestros esfuerzos en actividades que brindaban las mayores posibilidades de poner fin a la pobreza e impulsar la prosperidad compartida”.

El ejercicio de 2014 también fue un año intenso para los Servicios de Asesoría de IFC, que realizaron casi dos tercios de su labor en países que pueden recibir financiamiento de la AIF, prestando casi el 20 % de esos servicios en zonas frágiles y afectadas por conflictos, y alcanzaron clasificaciones récord en materia de eficacia en términos de desarrollo y satisfacción del cliente.

El Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA), la institución del Grupo del Banco Mundial que proporciona seguros contra riesgos políticos y mecanismos de mejora crediticia, siguió creciendo a un ritmo firme y registró una cifra récord de US$3200 millones en operaciones nuevas en este ejercicio. El respaldo de MIGA ayuda a movilizar inversión extranjera directa en países en desarrollo.

"Al incorporar mecanismos de mejora crediticia en sus actividades de seguros contra riesgos políticos, MIGA está intensificando aún más sus esfuerzos por asegurar inversiones del sector privado orientadas a crear puestos de trabajo, mejorar infraestructura y respaldar el desarrollo económico en todo el planeta”, dijo Keiko Honda, vicepresidenta ejecutiva y directora general de MIGA.

En el ejercicio de 2014, el monto de los compromisos para los países de África al sur del Sahara —la principal prioridad del Banco— aumentó a la cifra sin precedentes de US$15 100 millones, en comparación con US$14 700 millones en el ejercicio de 2013. Los compromisos para África en el ejercicio de 2014 incluyeron US$10 200 millones de la AIF y US$420 millones del BIRF; más de US$4000 millones de IFC y US$516 millones en garantías de MIGA para proyectos en la región.

Gestión de riesgos

La inestabilidad de los valores de las monedas, las tasas de interés y los precios de los productos básicos, así como el agravamiento del impacto de los desastres naturales en los últimos años, han llevado al Banco Mundial a seguir operando con los países para reforzar las estrategias de gestión de riesgos y ofrecer productos financieros que contribuyan a reducir sus vulnerabilidades. En este ejercicio, el Departamento de Tesorería del Banco Mundial llevó a cabo 43 transacciones para países clientes, con un volumen total de US$3800 millones, con el objeto de permitirles gestionar la volatilidad de su tipo de cambio y sus tasas de interés. Asimismo, proporcionó servicios de asesoría sobre gestión de la deuda pública a 29 países y, sobre gestión de activos, a 53 clientes del sector oficial, así como productos financieros que cumplen los objetivos de los países miembros en materia de gestión de riesgos.

El Grupo del Banco Mundial siguió ayudando a los clientes a mitigar las crisis relacionadas con desastres naturales y con el clima. Por ejemplo, en diciembre de 2013 ultimó una transacción de seguro contra riesgo climático y relativo al precio del petróleo por valor de US$450 millones, para la Administración Nacional de Usinas y Transmisiones Eléctricas (UTE), la empresa estatal de energía hidroeléctrica de Uruguay. A través de la transacción, UTE está asegurada durante 18 meses contra sequías y contra el aumento de los precios del petróleo, que en ambos casos han tenido impactos financieros negativos en la empresa y en las finanzas públicas en el pasado. Asimismo, y por segunda vez, el BIRF, a través de la AIF, proporcionó un seguro contra riesgo de catástrofe a seis islas del Pacífico, por valor de US$67 millones, en el marco del Programa Piloto de Seguro contra Riesgo de Catástrofe en el Pacífico.

En el ejercicio de 2014, el BIRF creó un nuevo producto —el Programa  del Banco Mundial de Bonos de Capital en Riesgo— que brinda a los países la posibilidad de acceder a los mercados de capitales para cubrir ciertos riesgos, entre ellos el riesgo de catástrofe. En junio de 2014, el BIRF realizó la primera emisión en el marco de este programa. Este bono, que fue el primero del Banco Mundial para riesgos de catástrofe, está vinculado al riesgo de que ocurran terremotos o ciclones tropicales en 16 países del Caribe. Asimismo, proporciona reaseguro al Fondo de Seguro contra Riesgo de Catástrofe en el Caribe, un mecanismo de cobertura conjunta que se diseñó de manera de limitar el impacto financiero ocasionado por terremotos y huracanes de magnitud catastrófica en los Gobiernos de los 16 países del Caribe que son miembros de la institución.

Acerca del Grupo del Banco Mundial

El Grupo del Banco Mundial es una de las principales fuentes internacionales de financiamiento y conocimientos para los países en desarrollo. Lo integran cinco instituciones estrechamente relacionadas: el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y la Asociación Internacional de Fomento (AIF), que conforman el Banco Mundial; la Corporación Financiera Internacional (IFC); el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA), y el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI). Cada institución cumple una función diferente en la misión de combatir la pobreza y mejorar los niveles de vida de las personas en el mundo en desarrollo.



Contactos para medios de comunicación
En Washington
David Theis
Teléfono: (202) 458-8626
dtheis@worldbankgroup.org

COMUNICADO DE PRENSA N.º
2015/002/ECR

Api
Api