Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

COMUNICADO DE PRENSA

Asociados dan a conocer un marco para acelerar la consecución de la cobertura universal de salud en África; el Banco Mundial y el Fondo Mundial comprometen USD 24 000 millones

Agosto 26, 2016


Los jefes de Estado africanos y sus asociados se movilizan en apoyo de la cobertura universal de salud para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible de 2030

NAIROBI (Kenya), 26 de agosto de 2016. Hoy, en la sexta Conferencia Internacional de Tokio sobre el Desarrollo de África (TICAD VI), los jefes de Estado africanos y sus asociados asumieron el compromiso de acelerar los avances en la consecución de la cobertura universal de salud en África. Con el objeto de ayudar a los países a implementar sus reformas en la esfera de la salud, el Banco Mundial y Fondo Mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria (Fondo Mundial) se comprometieron a invertir USD 24 000 millones en África en el curso de los próximos tres a cinco años.

El anuncio se realizó antes de la reunión de dos días de duración de la TICAD, que es el programa estrella de Japón para el desarrollo de África. Uno de los temas principales de este año es la expansión de la cobertura universal de salud en África.

“Los países africanos pueden ser más competitivos en la economía mundial si realizan varias inversiones estratégicas, entre ellas más inversiones en sus habitantes, que son su recurso más valioso”, señaló Jim Yong Kim, Presidente del Grupo Banco Mundial. “Un aspecto fundamental de este compromiso es acelerar los avances en la consecución de la cobertura universal de salud, asegurándose de que todas las personas, en todas partes, tengan la oportunidad de gozar de una vida sana y productiva”.

El Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud (OMS), junto con el Gobierno de Japón, el Organismo Japonés de Cooperación Internacional, el Fondo Mundial y el Banco Africano de Desarrollo también dieron a conocer el documento UHC in Africa: A Framework for Action (La cobertura universal de salud en África: Un marco de acción), que contiene un panorama amplio de la cobertura universal de salud en la región e indica las áreas clave que serán fundamentales para lograr mejores resultados en la esfera de la salud, como el financiamiento, la prestación de servicios, la focalización en las poblaciones vulnerables, la movilización de sectores cruciales y el liderazgo político.

“En la Cumbre del Grupo de los Siete que tuvo lugar en mayo en Ise-Shima, tomé, con miras a esta TICAD, la iniciativa de impulsar el debate sobre las medidas para reforzar la arquitectura mundial de la salud, que fortalecerá las respuestas ante las emergencias en materia de salud pública, y para promover la cobertura universal de salud, que también contribuirá a incrementar la preparación ante una crisis”, señaló Shinzo Abe, primer ministro de Japón. “El documento UHC in Africa contendrá orientaciones y un marco de acción concreto que servirán como referencia para alcanzar la cobertura universal de salud a través de medidas adoptadas por el respectivo país, así como mediante la cooperación de la sociedad internacional”.

Los anuncios de financiamiento realizados por el Banco Mundial y el Fondo Mundial son el primero de los diversos pasos que se darán en los años venideros para alcanzar la cobertura universal de salud en África. Con ese fin, el Gobierno de Japón respaldará el informe anual del Banco Mundial y la OMS para efectuar un seguimiento de los avances en materia de cobertura universal de salud en África. El Banco Mundial y la OMS han convenido en realizar en 2017, en Tokio, una reunión anual de alto nivel sobre el seguimiento de los avances en la consecución de la cobertura universal de salud en África.

A través del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento y la Asociación Internacional de Fomento (AIF), dos de sus instituciones, el Grupo Banco Mundial prevé aportar USD 15 000 millones en el curso de los próximos cinco años para inversiones que son cruciales para alcanzar la cobertura universal de salud, inclusive a través del Servicio Mundial de Financiamiento, El Poder de la Nutrición, el desarrollo del niño en la primera infancia, la preparación para pandemias, la focalización en los pobres, la preparación y la respuesta ante una crisis y la movilización del sector privado. El compromiso se asume previendo que la decimoctava reposición de recursos de la AIF (AIF-18) será exitosa.

El compromiso de USD 9000 millones asumido por el Fondo Mundial para el período comprendido entre 2017 y 2019 incluye inversiones por valor de USD 6000 millones en programas para el tratamiento y la prevención del VIH, la tuberculosis y el paludismo y también USD 3000 millones para inversiones en los sistemas de salud, como por ejemplo el fortalecimiento de los sistemas de adquisiciones y las cadenas de suministro, la mejora de la calidad de los datos y los sistemas de gestión de datos, y el fortalecimiento de los recursos humanos dedicados a la salud. Ese compromiso supone una reposición de los recursos del Fondo Mundial por valor de USD 13 000 millones, que comenzará en septiembre de 2016. 

“La reducción y prevención del VIH, la tuberculosis y el paludismo son fundamentales para aliviar la carga que soportan los sistemas de salud; no obstante, para acelerar la consecución de la cobertura universal de salud y de todos los objetivos de desarrollo sostenible en esta esfera, también estamos invirtiendo activamente en la creación de sistemas sostenibles y con capacidad de adaptación para el sector de salud”, señaló Mark Dybul, director ejecutivo del Fondo Mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria.

Aunque existen claras pruebas de que las inversiones en la esfera de la salud generan dividendos para los países, todavía quedan desafíos por resolver en materia de prestación y financiamiento de los servicios de atención de la salud.

“En 2014, los países africanos destinaron al área de salud financiamiento interno por valor de alrededor de USD 126 000 millones; la OMS considera que, en el curso de los próximos 10 años, se podría movilizar anualmente  financiamiento interno adicional del orden de los USD 65 000 a los USD 115 000 millones”, señaló Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud. “La OMS está trabajando en colaboración con países en África para generar esos fondos y ayudarlos a formular las políticas que les permitirán usarlos de la manera más eficaz”.

Recientemente, el Grupo Banco Mundial, el Gobierno de Japón y asociados del sector privado pusieron en marcha el Mecanismo de Financiamiento de Emergencia para Casos de Pandemia, un innovador instrumento de financiamiento internacional de rápido desembolso diseñado para proteger al mundo contra pandemias letales, a través del cual se creará el primer mercado de seguros contra el riesgo de pandemia. En este contexto, también se promoverán mayores inversiones nacionales e internacionales para la preparación frente a futuros brotes y el fortalecimiento de los sistemas nacionales de salud.

Contactos para medios de comunicación
En Nairobi
Melanie Mayhew
Teléfono: +1 202-406-0504
mmayhew1@worldbankgroup.org
En Washington, DC
Anu Palan
Teléfono: +1 202-473-9157
apalan@worldbankgroup.org
Global Fund: Seth Faison
Seth.Faison@theglobalfund.org

COMUNICADO DE PRENSA N.º
2016/HDN/027

Api
Api