Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

Skip to Main Navigation
COMUNICADO DE PRENSA Noviembre 14, 2017

Países del grupo BRICS duplican préstamos a los países pobres, mientras que la inversión extranjera directa registra los niveles más bajos desde la crisis de 2009

CIUDAD DE WASHINGTON, 14 de noviembre de 2017. En su análisis más reciente de los flujos internacionales de deuda y capital, el Banco Mundial informa que, cifra tres veces superior a los niveles alcanzados en 2015, según el informe International Debt Statistics 2018 (Estadísticas de la deuda internacional 2018) publicado hoy. 

Sin embargo, esta tendencia no se extendió a los países más pobres. Entre los 59 países que solo pueden recibir financiamiento de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) —el programa de financiamiento del Banco Mundial para los países más pobres del mundo—, la afluencia neta de deuda disminuyó 34 %, alcanzando los USD 17 600 millones, su nivel más bajo desde 2011.

Este descenso se produjo debido a que las condiciones más estrictas del mercado y la rebaja de la calificación crediticia limitaron el acceso al capital privado, y por la disminución de los influjos procedentes de acreedores bilaterales. La actividad generada por los países del grupo BRICS indica que esta tendencia puede ser temporal, ya que los nuevos compromisos de préstamo a los países de ingreso bajo e ingreso mediano aumentaron más del doble en 2016, hasta alcanzar los USD 84 000 millones.

Mientras los flujos financieros netos aumentaban, la inversión extranjera directa (IED) disminuyó 11 % en 2016, alcanzando los USD 481 000 millones, nivel que no se registraba desde 2009. La caída de la IED —que solía representar los flujos financieros externos más cuantiosos y menos volátiles con destino a países de ingreso bajo e ingreso mediano—reflejó la fragilidad de la economía mundial, el lento crecimiento de algunos países exportadores de productos básicos, y una baja de las utilidades de las empresas multilaterales.

“Estas estadísticas de la deuda internacional son datos de vital importancia para los gestores de la deuda, los responsables de las políticas y los investigadores que procuran mejorar la gestión de los flujos de capital internacionales. Ampliar el alcance de los datos disponibles en línea y ponerlos a disposición lo antes posible es una meta importante del compromiso del Banco con su iniciativa Datos de Libre Acceso, dice Haishan Fu, directora del Grupo de Gestión de Datos sobre el Desarrollo del Banco encargado de preparar el informe y la base de datos.

En el informe International Debt Statistics 2018 se presenta un análisis más acabado de las principales tendencias y acontecimientos relativos a los flujos de deuda y capital observados en 2016. Algunos de los aspectos más destacados son los siguientes:

  • Los flujos financieros netos (deuda y capital) hacia los países de ingreso bajo e ingreso mediano se reactivaron en 2016 y alcanzaron los USD 773 000 millones. La reanudación de la afluencia neta de deuda a largo plazo (desembolsos de préstamos menos pagos del principal), recursos que se elevaron a USD 264 000 millones, y una reversión de los flujos de deuda a corto plazo impulsaron el repunte y compensaron una reducción de 7 % de la afluencia neta de capital.
  • Los saldos de la deuda externa aumentaron 4,1 % en 2016, pero los coeficientes de endeudamiento externo se deterioraron. El promedio del coeficiente deuda externa-INB (26 %) y del coeficiente deuda externa-ingresos de exportación (107 %) sigue siendo moderado, pero el 25 % de los países de ingreso bajo e ingreso mediano registró un coeficiente deuda externa-INB superior al 60 % a fines de 2016, y el 44 % de los países, un coeficiente deuda externa-ingresos de exportación superior al 150 %.
  • La reactivación de la afluencia neta de deuda hacia los países de ingreso bajo e ingreso mediano en 2016 no se extendió a los países más pobres del mundo. La afluencia neta de deuda hacia los países que solo pueden recibir financiamiento de la AIF disminuyó 34 % en 2016, hasta situarse en USD 17 600 millones, su nivel más bajo desde 2011. Esta caída estuvo impulsada por una disminución de la afluencia de recursos de fuentes oficiales y el colapso de los flujos provenientes de acreedores privados.
  • Los nuevos compromisos de préstamo de los acreedores bilaterales aumentaron más del doble en 2016 hasta alcanzar los USD 84 000 millones, impulsados por nuevo financiamiento de otros países de ingreso bajo e ingreso mediano, principalmente los del grupo BRICS, y en particular China, en el contexto de la Iniciativa del Cinturón puesta en marcha en 2013.

El informe International Debt Statistics 2018 presenta datos estadísticos y análisis de los flujos de deuda externa y flujos financieros (deuda y capital) de los países de ingreso bajo e ingreso mediano correspondientes a 2016. La edición de este año contiene una breve reseña y cuadros resumen, que se complementan con un conjunto ampliado y más completo de datos disponibles en línea.  

El Sistema de Notificación de la Deuda al Banco Mundial, principal fuente de los datos sobre la deuda externa de los países de ingreso bajo e ingreso mediano que se presentan en International Debt Statistics, fue creado en 1951. 


Contacto

In Washington:
Tariq Khokhar
+1 (202) 473-3837
Mobile: +1 (202) 247-5064
tkhokhar@worldbank.org
Api
Api