COMUNICADO DE PRENSA Noviembre 12, 2018

Muchos Gobiernos toman medidas para mejorar la inclusión económica de las mujeres, aunque las barreras legales persisten

SANTIAGO, 12 de noviembre de 2018. Los obstáculos legales a la creación de empresa y la inclusión económica de las mujeres fueron objeto de discusión hoy en un evento donde se presentó los hallazgos del informe Mujer, Empresa y el Derecho del Grupo Banco Mundial.

El evento, organizado en colaboración con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), contó con la participación de la Sra. Isabel Plá Jarufe, Ministra de la Mujer y la Equidad de Género de Chile, y la Sra. Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL.

La última edición de Mujer, Empresa y el Derecho, publicado a principios de este año indica que en los últimos dos años los Gobiernos de 65 economías han tomado medidas, aprobando 87 reformas legales, para mejorar la inclusión económica de las mujeres.

No obstante, según el informe bienal, que analiza ahora 189 economías, las mujeres siguen enfrentándose a barreras generalizadas y arraigadas en las leyes, que las excluyen del mundo laboral y les impiden poseer un negocio al restringir su acceso al crédito o al control de los bienes conyugales. Por ejemplo, el informe constata que en 104 economías las mujeres tienen prohibido trabajar durante la noche o en determinados empleos en muchos sectores como la industria, la construcción, la energía, la agricultura, el agua y el transporte, lo que afecta negativamente a las decisiones de más de 2700 millones de mujeres.

En un mensaje a los participantes, la Sra. Sandie Okoro, Vicepresidenta Sénior y Asesora Jurídica del Grupo Banco Mundial, afirmó que “La igualdad legal de género tiene un impacto no solo en las mismas mujeres, sino también en sus familias, comunidades y economías. Avanzar hacia la igualdad de género, añadiría $28 billones de dólares al crecimiento mundial. En América Latina y el Caribe, esto significaría $2.6 billones de dólares adicionales al PIB anual en 2025.”

Las economías de América Latina y el Caribe realizaron 10 reformas en los últimos dos años. Entre los aspectos más destacados de las reformas figuran Colombia, donde la Corte Constitucional eliminó las restricciones laborales al empleo de las mujeres; y el Ecuador, donde se igualaron los derechos a la propiedad de hombres y mujeres -que no permiten que las decisiones del esposo prevalezcan cuando los cónyuges no están de acuerdo en la forma de administrar su patrimonio. Paraguay amplió la duración de la licencia pagada por maternidad de 63 a 98 días y aumentó el porcentaje del salario recibido durante la licencia por maternidad de 50% a 75%. Paraguay también amplió la duración de licencia por paternidad de 2 a 10 días. El Perú y la República Dominicana ampliaron la duración de la licencia por maternidad a 98 días.

Las fortalezas de la región radican en el uso de la propiedad y el acceso a las instituciones, con una puntuación promedio de 98 y 97, respectivamente. En ambos indicadores, casi todas las economías del continente latinoamericano obtienen una puntuación perfecta de 100 y, en las islas del Caribe, puntuaciones variables. La región podría mejorar en el indicador de obtención de empleo. De las 33 economías analizadas en la región, menos de la mitad cumplen con el estándar establecido por la Organización Internacional del Trabajo de 14 semanas o más de licencia remunerada por maternidad. Cerca del 40 por ciento de las 32 economías analizadas tienen una puntuación de 0 en obtención de crédito. Todas las economías de la región, menos Haití, tienen legislación sobre violencia doméstica, y 22 de 33 economías tienen leyes sobre acoso sexual en el empleo.

Chile tiene un buen desempeño en el área de Incentivos al Trabajo con una puntuación de 100, y es una de las 8 economías en América Latina y el Caribe con una puntuación completa en este indicador. México es la economía con el mejor desempeño en la región en la mayoría de los indicadores de Mujer, Empresa y el Derecho.

En su quinta edición, el informe introduce, por primera vez, un sistema de puntuación con una escala de 0 a 100 para informar de manera más clara la agenda de reformas. Se asignan puntuaciones a las economías analizadas en cada uno de los siete indicadores del informe: acceso a las instituciones, uso de la propiedad, obtención de empleo, incentivos al trabajo, presencia en los tribunales, obtención de crédito y protección de la mujer contra la violencia.

Aunque ninguna economía obtiene la puntuación perfecta de 100 en los siete indicadores, entre las economías con un buen desempeño en todos los indicadores incluyen el Reino Unido, Nueva Zelandia y España. En general, las economías de ingreso alto de la OCDE tienen la puntuación promedio más alta en la mayoría de los indicadores.

Para consultar el documento completo y los datos complementarios, visite: http://wbl.worldbank.org.


COMUNICADO DE PRENSA N.º 2018.12.11

Contacto

Sandra Arzubiaga
+51 6222339
sarzubiaga@worldbank.org
Api
Api