COMUNICADO DE PRENSA Julio 19, 2019

Grupo Banco Mundial moviliza más de US$14.400 millones para el desarrollo de América Latina y el Caribe durante el año fiscal 2019

Image

WASHINGTON, 19 de julio de 2019 – El Grupo Banco Mundial movilizó más de US$14.400 millones en préstamos y garantías para apoyar el desarrollo sostenible y la reducción de la pobreza en América Latina y el Caribe durante el año fiscal 2019, que finalizó el 30 de junio. Esto incluye un total de US$ 6.400 millones del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y la Asociación Internacional de Fomento (AIF), conocidos como Banco Mundial; una cifra récord de US$6.200 millones de la Corporación Financiera Internacional (IFC) para promover el desarrollo sostenible impulsado por el sector privado; y casi US$1.800 millones en garantías del Organismo Multilateral de Garantías de Inversiones (MIGA).

“Tenemos una prioridad absoluta en América Latina y el Caribe: eliminar la pobreza y mejorar la vida de las personas en la región”, dijo el vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Axel van Trotsenburg. “Esto significa sentar las bases para un crecimiento económico inclusivo, invertir en las personas y desarrollar resiliencia. Estamos apoyando a los países socios para que alcancen sus objetivos a través de un programa financiero de miles de millones de dólares, asistencia técnica, así como servicios de análisis y asesorías. En este contexto, nuestro programa de créditos aumentó en más de un 40 % el último año fiscal”.

El Banco Mundial brindó apoyo financiero a cerca de 40 nuevos proyectos en el año fiscal que acaba de terminar. Estos proyectos se enfocaron en reformas políticas y económicas, inclusión, cambio climático y desarrollo de capital humano. Algunos ejemplos del respaldo del Banco Mundial son el Proyecto Expansión de Finanzas Rurales en México, que ayudó al sistema financiero a cubrir zonas donde la presencia de los bancos tradicionales era escasa o inexistente, proporcionando más de 150.000 préstamos y ampliando el crédito a pequeñas empresas rurales, con un enfoque en las mujeres y áreas marginadas. Otro es el Proyecto de la Primera Línea del Metro de Quito, Ecuador, realizado en conjunto con otros bancos multilaterales para el desarrollo; además, operaciones por US$750 millones para apoyar la agenda de sostenibilidad fiscal y competitividad de Colombia y su atención a la crisis migratoria; y se aprobaron US$27 millones para ayudar a Dominica a recuperarse tras el paso del huracán María, que dañó el 75 % de su red eléctrica, respaldando la construcción de una planta geotérmica de siete megavatios.

El monto de los préstamos de IFC a la región experimentó un fuerte aumento de 26 % en el último año fiscal, focalizado en financiar proyectos innovadores, amigables con el clima y en ayudar a mejorar la inclusión financiera en la región, especialmente entre las pequeñas y medianas empresas (pymes), muchas de ellas propiedad de mujeres, quienes siguen enfrentando obstáculos para obtener préstamos dirigidos a ampliar sus emprendimientos.

Algunos ejemplos de préstamos por parte de la IFC incluyen el financiamiento de un parque eólico en Argentina que suministrará aproximadamente 390 gigavatios hora de electricidad por año a su red eléctrica, contribuyendo al objetivo del país de lograr un 20 % de su generación total de fuentes renovables para el año 2025. Otro es la ampliación de las Clínicas del Azúcar en México, una cadena de clínicas especializadas en diabetes, en un país que tiene una de las tasas más elevadas de personas con diabetes en el mundo y donde las opciones de tratamiento son limitadas. Además, IFC apoya a una institución microfinanciera en Haití para apoyar a las pymes, agronegocios y promover la creación de empleos.

“Redoblamos nuestros esfuerzos en los últimos doce meses para ayudar al sector privado de América Latina y el Caribe a llevar a cabo nuevos proyectos centrados en solucionar algunos de los desafíos del desarrollo más importantes para la región”, dijo Georgina Baker, vicepresidente de la IFC para América Latina y el Caribe. “Estamos trabajando de forma estrecha con el sector privado de la región para ayudar a mitigar el cambio climático, generar más puestos de trabajo, más viviendas asequibles, mejores opciones de transporte y ciudades más habitables”, dijo.

Las garantías del MIGA también aumentaron un 11 % desde 2018. MIGA es el mayor proveedor multilateral de seguros para riesgos políticos, con un mandato centrado en generar un impacto en el desarrollo impulsando la inversión extranjera directa en los países en desarrollo. Un ejemplo de su participación en la región es el parque eólico Vientos Los Hércules en Argentina, donde la cobertura de MIGA movilizó la inversión del grupo Mitsui en el proyecto de energía renovable de 97,2 MW.

“Preparar a la región para adaptarse al impacto del cambio climático y ayudar al sector financiero a expandir sus créditos son áreas prioritarias para MIGA”, dijo el vicepresidente y director de Operaciones del MIGA, S. Vijay Iyer. “Continuaremos trabajando con clientes y gobiernos en estas y otras áreas para ayudar a producir resultados que tengan un impacto tangible sobre el desarrollo”.

Los sólidos resultados del último año fiscal son un testimonio del profundo compromiso del Grupo Banco Mundial con América Latina y el Caribe. El Grupo Banco Mundial continuará trabajando de manera estrecha con los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil para promover el crecimiento inclusivo y ayudar a crear más empleos y oportunidades para todos en la región.


COMUNICADO DE PRENSA N.º 2020/015 LAC

Contacto

Washington, DC
Candyce Rocha
World Bank
+1 (202) 458-4963
crocha@worldbank.org
Bogotá, Colombia
Darcy Crowe
IFC
+57 (1) 313-644
dcrowe@ifc.org
Washington, DC
Vamsee Kanchi
MIGA
+1 (202) 458-9771
vkanchi@worldbank.org
Api
Api