Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

COMUNICADO DE PRENSA Octubre 21, 2019

Para contribuir al crecimiento de la actividad de los agricultores, 47 países realizan 67 reformas

En 4 países de África se registraron grandes mejoras

CIUDAD DE WASHINGTON, 21 de octubre de 2019. Según un informe publicado por el Banco Mundial, 4 países de África al sur del Sahara se encuentran entre los 10 países de todo el mundo que más reformas introdujeron para promover regulaciones beneficiosas para los agricultores en una serie de áreas evaluadas en el estudio.

De acuerdo con Enabling the Business of Agriculture 2019 (Facilitando los negocios en la agricultura 2019), (i) el clima de negocios para la agricultura está mejorando en todo el mundo: de los 101 países analizados, 47 pusieron en marcha 67 reformas regulatorias en dos años, lo que facilitó a los agricultores el manejo de brotes de plagas, la obtención de semillas de calidad y el acceso a créditos para invertir en la producción. Francia, Croacia y la República Checa combinan una buena reglamentación con procesos eficientes en todas las áreas medidas, aunque ningún país obtuvo una puntuación perfecta.

La agricultura es la columna vertebral de la economía de muchos países en desarrollo, aportando alrededor del 25 % del producto interno bruto (PIB) en los países de ingreso bajo, y el 80 % de las personas extremadamente pobres viven en zonas rurales. En el informe se subraya la necesidad de acelerar las reformas para abordar las disposiciones legales obsoletas que no satisfacen las necesidades de los agricultores, así como la conveniencia de eliminar los obstáculos burocráticos que limitan los procesos empresariales.

“Sabemos que el crecimiento agrícola es de dos a tres veces más eficaz para reducir la pobreza que el crecimiento en otros sectores. Es necesario hacer más para apoyar a los agricultores a través de reformas regulatorias para que puedan hacer crecer sus negocios y prosperar”, dijo Simeon Djankov, director superior de Economía del Desarrollo del Banco Mundial.

Se espera que la producción agrícola mundial crezca un 20 % durante la próxima década a medida que aumente la eficiencia de las técnicas agrícolas. Considerando que suele ser mayor la productividad de los países que cuentan con procesos reglamentarios eficientes en la agricultura, corresponde a los Gobiernos decidir qué cambios regulatorios son los más factibles.

“Aumentar la productividad agrícola de manera sostenible es una prioridad en la carrera para transformar los sistemas alimentarios, de modo que los agricultores puedan producir alimentos de mayor calidad, alimentar a las poblaciones en crecimiento y mejorar sus medios de subsistencia, reduciendo al mismo tiempo el impacto de la agricultura en el clima y los recursos naturales”, manifestó Martien Van Nieuwkoop, director mundial de Agricultura y Alimentación del Banco Mundial. “El funcionamiento eficiente de los actores a lo largo de toda la cadena alimentaria también facilita la productividad de los agricultores y la venta de alimentos de calidad, al tiempo que evita la pérdida y el despilfarro de alimentos”.

Una forma en que los responsables de formular las políticas pueden apoyar a los agricultores es promulgar reglamentaciones que permitan un suministro más eficiente de insumos agrícolas como semillas, fertilizantes, piensos, medicamentos veterinarios y agua; promuevan el acceso al financiamiento, y faciliten las transacciones comerciales.

En el informe se evalúa si las reglamentaciones de los Gobiernos apoyan la actividad de los agricultores en ocho áreas: suministro de semillas, registro de fertilizantes, obtención de agua, registro de maquinaria, mantenimiento del ganado, protección fitosanitaria, comercio de alimentos y acceso al financiamiento.

Según el informe, a partir de los datos recopilados entre julio de 2016 y junio de 2018, más de la mitad de las reformas que afectan a los agricultores se promulgaron en las áreas de protección fitosanitaria, suministro de semillas y acceso al financiamiento. Las reformas en la protección fitosanitaria se centraron en el manejo de plagas, y en un tercio de los países en proceso de reforma se estableció el requisito de que los ciudadanos informaran sobre los brotes de plagas.

De todas las regiones, los agricultores de África al sur del Sahara son los que se enfrentan a los retos regulatorios más difíciles. No obstante, muchos países se esfuerzan por mejorar el clima de negocios, especialmente mediante acuerdos regionales facilitados por su pertenencia a uniones políticas y económicas regionales, como la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO). Sierra Leona, Burundi, Mozambique y Malawi se encuentran entre los 10 países que más han mejorado a nivel mundial, aunque aún les queda un largo camino por recorrer.

Aspectos regionales destacados

Economías avanzadas: Los países de ingreso alto cuentan con un entorno de negocios favorable para los agricultores, especialmente en las áreas de registro de fertilizantes y de maquinaria, y protección fitosanitaria. Francia, Croacia y la República Checa recibieron las puntuaciones más altas a nivel mundial, exhibiendo buenas prácticas regulatorias, así como procesos administrativos eficientes en toda una serie de indicadores.

Asia oriental y el Pacífico: Tailandia fue uno de los países que introdujo reformas en el área de la protección fitosanitaria, mientras que la República Democrática Popular Lao promulgó reformas que afectaban a la disponibilidad de agua. Myanmar se encuentra entre los países con mejores resultados en materia reglamentaria a la hora de registrar una nueva variedad de maíz o cereal, mientras que China se encuentra entre los países con mejores resultados reglamentarios en cuanto al costo de registrar maquinaria. Vietnam se encuentra entre los países con mejores resultados en materia de reglamentación en cuanto a la calidad de los piensos fabricados para el ganado.

Europa en desarrollo y Asia central: Rumania y Serbia tuvieron un buen desempeño. Armenia y Georgia figuraron entre los 10 países que más han mejorado en el periodo comprendido entre 2016 y 2018. Armenia, Bosnia y Herzegovina, y Rumania han establecido normas generales sobre el agua, mientras que Ucrania ha publicado información exhaustiva en línea sobre plagas y enfermedades. La República Kirguisa hizo públicas las tasas de registro de tractores.

América Latina y el Caribe: Colombia logró una puntuación alta al combinar una sólida protección fitosanitaria y unas reglas de acceso al financiamiento con regulaciones efectivas para el manejo del agua. En Haití ya se dispone oficialmente de catálogos de semillas, y en Chile los agricultores se están beneficiando de la mejora de los requisitos de etiquetado para los piensos. La República Dominicana ha introducido solicitudes electrónicas para la presentación de certificados fitosanitarios, mientras que Perú ha introducido un sistema digital que incluye solicitudes de certificados fitosanitarios, así como información sobre su emisión y los intercambios con los socios comerciales.

Oriente Medio y Norte de África: Marruecos es uno de los países con mejor desempeño en esta región, al promulgar procesos eficientes de registro de maquinaria y leyes integrales de gestión del agua que requieren que la información sobre los recursos hídricos esté disponible al público. Marruecos también se encuentra entre los países con mejores resultados en el indicador de protección fitosanitaria.

Asia meridional: Asia meridional registró las mayores mejoras promedio. Pakistán fue uno de los países que más mejoraron a nivel mundial gracias al establecimiento de un sistema amplio de recibos de almacén. India fue uno de los países que estableció los mejores sistemas de regulación para el acceso al financiamiento y Bangladesh mejoró considerablemente su capacidad de certificación de semillas. Nepal fue uno de los países que obtuvo los mejores resultados en la categoría de costos de registro de una nueva variedad de maíz.

África al sur del Sahara: Muchos países africanos se esfuerzan por mejorar el clima de negocios para los agricultores, pero estos siguen enfrentándose a los desafíos legales y regulatorios más difíciles a nivel mundial. Sierra Leona, Malawi, Mozambique, Burundi, Kenya y Nigeria han mejorado en términos generales. Níger, Sierra Leona y Togo han elaborado reglamentos nacionales en los que se adoptan las directrices sobre fertilizantes de la CEDEAO, lo que supone un avance hacia la mejora de la calidad de los fertilizantes.

Facebook: https://www.facebook.com/bancomundial

Twitter: https://twitter.com/bancomundial

YouTube: https://www.youtube.com/worldbank (i)


COMUNICADO DE PRENSA N.º 2020/066/DEC/AG

Contacto

In Washington
Chisako Fukuda
(202) 473-9424
cfukuda@worldbank.org
For Broadcast Requests
Marcela Sanchez-Bender
(202) 473-5863
msanchezbender@worldbankgroup.org
Api
Api