Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

Skip to Main Navigation
COMUNICADO DE PRENSA Mayo 21, 2020

El Banco Mundial anuncia un financiamiento de USD 500 millones para combatir la plaga de langostas, preservar la seguridad alimentaria y proteger los medios de subsistencia

El financiamiento de emergencia para los países afectados por la plaga de langostas ayudará a la población a recuperarse de las pérdidas.

CIUDAD DE WASHINGTON, 21 de mayo de 2020. El Grupo Banco Mundial aprobó hoy un programa de

A través del Programa de Respuesta de Emergencia frente a la Plaga de Langostas, aprobado hoy por el Directorio Ejecutivo del Banco Mundial, También se proporcionará apoyo inmediato a los hogares afectados a través de instrumentos de protección social focalizados, como las transferencias de efectivo, a la vez que se invertirá en la recuperación a mediano plazo de los sistemas de producción agrícola y ganadera y de los medios de subsistencia rurales en los países afectados.

Los primeros países que recibirán fondos durante la fase inicial del programa son Djibouti, Etiopía, Kenya y Uganda, con un paquete total de USD 160 millones.

, dijo David Malpass, presidente del Grupo Banco Mundial. “Esta situación de emergencia en el abastecimiento de alimentos, combinada con la pandemia y la paralización económica de los países avanzados somete a un riesgo aún mayor a las personas más pobres y vulnerables del mundo.

En África oriental ya hay 22,5 millones de personas en situación de inseguridad alimentaria grave y 10,8 millones de desplazados por la fuerza, según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas. El Banco Mundial ha estimado que, si no se aplican medidas de control coordinadas y de amplio alcance para reducir las poblaciones de langostas y evitar que se propaguen a nuevas zonas, los posibles daños y Aun si se contribuye a movilizar una respuesta rápida y se aplican medidas más eficaces de control de la plaga, las pérdidas y los daños previstos se ubicarán en unos USD 2500 millones. Por tal motivo, con el programa se financiarán medidas destinadas a proteger los medios de subsistencia de la población pobre y vulnerable que sufre el impacto de esta crisis.

Además de salvaguardar los medios de subsistencia, los activos físicos y el capital humano de los hogares afectados, el programa permitirá también entregar paquetes de semillas y otros insumos a estos hogares para ayudarlos a restablecer la producción agrícola y sus medios de vida lo más rápido posible. Asimismo, se financiarán inversiones para consolidar los sistemas de vigilancia y alerta temprana, de modo que los países estén mejor preparados para enfrentar episodios futuros.

Ya a comienzos de mayo de 2020, los enjambres de langostas habían infestado 23 países de África oriental, Oriente Medio y Asia meridional. Esta es la mayor invasión registrada en 70 años en algunos de estos países. Las condiciones favorables para la reproducción de este insecto que prevalecerán durante el mes de mayo pueden dar como resultado una nueva tanda de enjambres a fines de junio y en julio, es decir, al comienzo de la temporada de cosecha.

El programa ha sido diseñado a partir de una sólida base técnica conformada por los procedimientos de manejo de la langosta del desierto creados por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que ya está trabajando con los países afectados para garantizar que las operaciones de control de la plaga se lleven a cabo de manera segura y eficaz. El Banco Mundial y la FAO intensificarán su constante colaboración a través de esta iniciativa.

En el Programa de Respuesta de Emergencia frente a la Plaga de Langostas se aplicará un enfoque programático de varias etapas que permitirá preparar rápidamente proyectos similares en el futuro. Con este programa, financiado a través de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo del Banco Mundial para los más pobres, se ofrecerá inicialmente un total de USD 500 millones para los países elegibles que soliciten apoyo. Este paquete de financiamiento flexible implica que el programa puede expandirse con rapidez hacia otros países, según el desplazamiento de los enjambres. Todos los países que reúnen las condiciones para recibir fondos de la AIF y del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) pueden acceder al apoyo de este programa.

Entre los proyectos aprobados inicialmente se pueden mencionar los siguientes:

Djibouti: Se proporcionarán USD 6 millones para ayudar al país a fortalecer su marco regulatorio y su capacidad institucional, de modo que pueda establecer mecanismos de preparación de alerta temprana y de respuesta frente a futuros episodios de invasión de langostas, así como para proporcionar transferencias de efectivo a los hogares afectados.

Etiopía: Además de la ampliación de las medidas de vigilancia y control, el financiamiento por valor de USD 63 millones permitirá entregar paquetes de semillas y fertilizantes a más de 150 000 agricultores para garantizar la siembra durante la próxima campaña y, en las zonas de pastoreo, forraje de emergencia a más de 113 000 hogares para salvaguardar sus activos productivos.

Kenya: Un proyecto de USD 43 millones permitirá financiar donaciones para unos 70 000 hogares de pastores y 20 000 de agricultores a fin de rehabilitar con rapidez los sistemas de producción agrícola y ganadera alterados por los enjambres de langostas.

Uganda: Se otorgarán USD 48 millones para financiar medidas de vigilancia y control. También se financiarán iniciativas dirigidas a proteger y rehabilitar los medios de subsistencia mediante programas de empleo temporario y actividades que incrementen la resiliencia, como las de conservación del agua y el suelo, la adopción de tecnologías y prácticas agroforestales y la ampliación de la infraestructura de mercado.

El apoyo que se otorgará a través del Programa de Respuesta de Emergencia frente a la Plaga de Langostas tiene como punto de partida el financiamiento de emergencia por valor de USD 13,7 millones otorgado anteriormente por el Banco a Kenya y los USD 600 000 que se reasignaron para que Djibouti pudiera responder a la crisis provocada por las langostas.

“El Grupo Banco Mundial, una de las principales fuentes de financiamiento y conocimientos para los países en desarrollo, está adoptando medidas rápidas y de amplio alcance a fin de ayudar a esos países a fortalecer su respuesta frente a la pandemia. En tal sentido, respalda intervenciones de salud pública, trabaja para garantizar el suministro de insumos y equipos clave, y ayuda al sector privado a continuar sus operaciones y preservar el empleo. Destinará hasta USD 160 000 millones en un plazo de 15 meses como apoyo financiero para ayudar a más de 100 países a proteger a los sectores pobres y vulnerables, respaldar a las empresas e impulsar la recuperación económica. Dicho monto incluye USD 50 000 millones correspondientes a nuevos recursos de la AIF que se ofrecerán mediante donaciones y préstamos en condiciones sumamente concesionarias”.


Contacto

En la ciudad de Washington
Xenia Zia Morales
(202) 476-9365
xmorales@worldbankgroup.org
Jing Guo
(202) 473-8060
jguo1@worldbankgroup.org
Api
Api