Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

Skip to Main Navigation
COMUNICADO DE PRENSA Agosto 10, 2020

Las instituciones del Grupo Banco Mundial emiten estados financieros del ejercicio de 2020

CIUDAD DE WASHINGTON, 10 de agosto de 2019. En el ejercicio de 2020, los compromisos del Grupo Banco Mundial (GBM) para ayudar a los países a lograr mejores resultados en términos de desarrollo y abordar los efectos sanitarios y económicos de la enfermedad por coronavirus (COVID‑19) aumentaron a USD 73 400, lo que representa un incremento del 23 % respecto del ejercicio anterior y el nivel más alto en una década. Los estados financieros del ejercicio pusieron de relieve la solidez de la situación financiera del GBM, la fuerte demanda de financiamiento, incluso debido a la COVID‑19, y el constante apoyo recibido de los accionistas y de los mercados de capital.

Estos estados incluyen la discusión y el análisis de la Administración de los resultados financieros de las cuatro instituciones del GBM: el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), que otorga préstamos y brinda asesoramiento a países de ingreso mediano; la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo del Banco Mundial para las personas más pobres; la Corporación Financiera Internacional (IFC), la entidad del GBM que se ocupa del sector privado, y el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA), cuyo mandato es ayudar a generar en países en desarrollo inversiones extranjeras directas que tengan un impacto significativo.

Frente al brote mundial de COVID-19, el GBM trabajó para responder con rapidez y tiene la intención de implementar un paquete de USD 160 000 millones durante un período de 15 meses que finaliza el 30 de junio de 2021. Durante el ejercicio de 2020, proporcionó un total de aproximadamente USD 21 000 millones en apoyo relacionado con dicha enfermedad.

“En un contexto en el que los países en desarrollo enfrentan una crisis sanitaria, social y económica sin precedentes que pone en peligro décadas de avances en términos de desarrollo y que está arrastrando a millones de personas a la pobreza, la misión del Grupo Banco Mundial es más urgente que nunca. Los cuatro conjuntos de estados financieros del ejercicio de 2020 emitidos hoy demuestran que el Grupo Banco Mundial cuenta con las herramientas y la solidez financiera necesarias para ayudar a los países en sus esfuerzos por fortalecer los sistemas de salud, proteger a los hogares más pobres, mantener las bases de la economía, luchar contra la desigualdad y establecer una recuperación resiliente y sostenible”, afirmó el presidente del GBM, David Malpass. “Para mejorar los resultados de crecimiento y desarrollo, el Grupo Banco Mundial está haciendo mayor hincapié en los programas nacionales. En el marco de la realineación operativa del Banco, se promueve la ejecución de programas basada en el desarrollo impulsado por los países y, al mismo tiempo, se fortalece el liderazgo intelectual en cuestiones de desarrollo. Seguimos trabajando para brindar un respaldo cada vez mayor a los países de ingreso bajo y para reorientar recursos hacia los países que atraviesan situaciones de fragilidad, conflicto y violencia. A largo plazo, nuestras prioridades se centran en generar un crecimiento generalizado y en aumentar los ingresos medios ampliando el acceso a infraestructura básica, como electricidad y agua potable, extendiendo el alcance de los servicios financieros digitales, mejorando el Estado de derecho y el crecimiento y desarrollo del sector privado, y promoviendo la transparencia y la sostenibilidad de las deudas y las inversiones”, agregó el presidente Malpass.

Los puntos destacados de los estados financieros de cada institución son los siguientes:

BIRF

  • En el ejercicio de 2020, los compromisos netos del BIRF aumentaron a USD 28 000 millones y los desembolsos, que ascendieron a USD 20 200 millones, se mantuvieron sólidos. Los compromisos con los países de ingreso mediano bajo representaron un 55 % del total.
  • Considerando los reembolsos de préstamos, en el ejercicio de 2020 los desembolsos netos para brindar apoyo a las economías en desarrollo ascendieron a USD 10 600 millones. Esto incrementó la cartera de préstamos del BIRF a USD 202 200 millones, un 5 % más que hace un año.
  • A pesar del crecimiento de la cartera, la relación entre el capital social y los préstamos, la medida de suficiencia del capital del BIRF, se mantuvo estable en un 22,8 %, en parte debido a que se recibieron pagos por suscripciones de capital por USD 1000 millones y a la retención de USD 1000 millones en la reserva general.
  • Durante el ejercicio de 2020, el BIRF emitió deuda a mediano y largo plazo por USD 75 000 millones, USD 21 000 millones más que en el ejercicio anterior. Con los fondos recaudados en los mercados de capital, se financiaron préstamos para el desarrollo, se reforzó la liquidez y se reemplazaron vencimientos de deuda.
  • El BIRF informó pérdidas netas por USD 42 millones para el ejercicio de 2020, lo que contrasta con los ingresos netos por valor de USD 505 millones registrados en el ejercicio anterior. Dichas pérdidas se debieron principalmente a pérdidas a precio de mercado netas no realizadas de la cartera no comercial, compensadas en parte por sólidos ingresos netos derivados de intereses.
  • Los ingresos asignables, la medida que el BIRF utiliza para tomar decisiones relativas a la asignación de ingresos netos, fueron de USD 1400 millones, USD 200 millones más que en el ejercicio anterior, debido sobre todo al aumento de los ingresos netos por intereses.

AIF

  • La decimonovena reposición de los recursos de la AIF (AIF-19) fue aprobada por la Junta de Gobernadores en marzo de 2020. Los miembros acordaron que, durante el período de reposición de tres años (ejercicios de 2020-23), la AIF asumirá nuevos compromisos por USD 82 000 millones, destinados, en particular, a países que mejoren la transparencia de su deuda y adopten prácticas sostenibles con respecto a los préstamos.
  • En el ejercicio de 2020, los compromisos netos de la AIF fueron de USD 30 400 millones, un 39 % más elevados que en el ejercicio anterior. Los desembolsos netos fueron de USD 15 100 millones, lo que representó un aumento del 24 % respecto del ejercicio anterior, con lo que el saldo neto de préstamos pendientes de reembolso aumentó a USD 161 000 millones, un 6 % más que hace un año.
  • Como parte de sus actividades de financiamiento, durante el ejercicio de 2020 la AIF también emitió bonos en mercados internacionales de capital, así como deuda a mediano y a largo plazo por USD 5000 millones.
  • La AIF informó pérdidas netas por valor de USD 1100 millones, cifra inferior a los USD 6700 millones registrados en el ejercicio anterior. El cambio en las pérdidas netas obedece a la adopción de un nuevo estándar contable que afecta el reconocimiento de los gastos relacionados con donaciones.
  • El coeficiente de capital estratégico utilizable, la medida de suficiencia de capital de la AIF, fue del 35,8 %, cifra ligeramente más alta que la registrada en el ejercicio anterior. El capital de la AIF continúa siendo suficiente para respaldar sus operaciones.
  • Los ingresos netos ajustados, la medida de sostenibilidad financiera que la AIF utiliza para hacer un seguimiento de los resultados económicos de sus operaciones, fueron de USD 724 millones, USD 499 millones más que en el ejercicio anterior. Este aumento se debió principalmente a la reducción de las previsiones de préstamos incobrables y al aumento de los ingresos derivados de los intereses de los préstamos, lo que refleja la existencia de actividades de regularización de atrasos, y se vio contrarrestado, en parte, por la reducción de las ganancias a precio de mercado no realizadas de la cartera de Comercio de Inversiones.

IFC

  • En el ejercicio de 2020, los compromisos de financiamiento a largo plazo de IFC aumentaron a USD 22 000 millones. Los compromisos por cuenta propia alcanzaron los USD 11 000 millones, y se movilizaron USD 11 000 millones. Además, IFC ofreció financiamiento a corto plazo por USD 6500 millones.
  • Los compromisos totales de IFC incluyen USD 2100 millones en el marco de su paquete de ayuda relacionado con la COVID-19, USD 1500 millones por cuenta propia y una movilización de USD 600 millones. El financiamiento a corto plazo incluye USD 2000 millones para responder a la pandemia del nuevo coronavirus.
  • IFC informó pérdidas netas por valor de USD 1672 millones para el ejercicio de 2020. En dicho ejercicio, las pérdidas netas no realizadas de la cartera de inversiones ascendieron a un total de USD 1603 millones (en el ejercicio anterior fueron de USD 918 millones). En el ejercicio de 2020, las previsiones por pérdidas en la cartera de préstamos ascendieron a un total de USD 638 millones (en el ejercicio anterior fueron de USD 87 millones).
  • Al final del ejercicio de 2020, el coeficiente de capital estratégico utilizable, la medida de suficiencia de capital de IFC, aumentó del 11,6 % registrado al final del ejercicio 2019 al 17,9 %, debido en gran parte a que se redujo el volumen de capital necesario para respaldar las actividades de IFC.
  • Durante el ejercicio de 2020, IFC emitió deuda a mediano y largo plazo por valor de USD 12 millones.

MIGA

  • En el ejercicio de 2020, los compromisos de MIGA ascendieron a un total de USD 4000 millones (destinados a respaldar 47 proyectos), cifra inferior a los USD 5500 millones del ejercicio de 2019 (destinados a respaldar 37 proyectos), lo que refleja el especial hincapié de MIGA en los países que pueden recibir asistencia de la AIF y en las zonas frágiles y afectadas por conflictos. 
  • Como parte de su respuesta a la COVID-19, MIGA emitió garantías por valor de USD 2100 millones (lo que representa el 53 % del nuevo volumen comercial del organismo para el ejercicio de 2020) para ayudar a inversionistas y prestatarios del sector privado en economías emergentes y países en desarrollo a abordar los efectos de la pandemia.
  • A finales del ejercicio de 2020, la exposición neta en garantías de MIGA alcanzó los USD 9200 millones, lo que refleja un aumento del 11 % con respecto a los USD 8300 millones registrados a finales del ejercicio de 2019. 
  • En el ejercicio de 2020, MIGA informó ingresos netos por valor de USD 57,2 millones, cifra muy inferior a los USD 82,4 millones del ejercicio anterior. La reducción obedece a que la reserva para reclamaciones aumentó USD 25,9 millones y los ingresos operativos (ingresos netos por primas menos gastos administrativos) se redujeron USD 1,3 millones, lo que se compensa, en parte, con el aumento de USD 1,8 millones que registraron los ingresos por inversiones.
  • El coeficiente de utilización del capital, la principal medida de suficiencia del capital de MIGA, fue del 47,5 %, es decir, no varió demasiado con respecto al ejercicio anterior, lo que refleja la constante aplicación de la capacidad de reaseguro del sector privado por parte de MIGA para gestionar su capital.

 

Para obtener las versiones completas de los estados financieros y de la discusión y el análisis de la Administración de las cuatro instituciones del GBM, visite:


COMUNICADO DE PRENSA N.º 2021/016/EXC

Contacto

En la ciudad de Washington
David Theis
(202) 458-8626
dtheis@worldbankgroup.org
Api
Api