Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

Skip to Main Navigation
COMUNICADO DE PRENSA Septiembre 24, 2020

Casi la mitad de la población mundial todavía carece de acceso a medios para cocinar con energías modernas

CIUDAD DE WASHINGTON, 24 de septiembre de 2020. En todo el mundo, 4000 millones de personas aún no tienen acceso a formas de energía limpias, eficientes, convenientes, seguras, confiables y asequibles para cocinar, de acuerdo con un nuevo informe del Banco Mundial. Mientras que aproximadamente 1250 millones están en etapa de transición hacia servicios mejorados1, el resto todavía cocina con combustibles y tecnologías tradicionales y contaminantes, que tienen impactos graves en la salud, las cuestiones de género, la economía, el medio ambiente y el clima.

Mediante una metodología ampliada que ofrece una medición más integral del acceso a la energía y las soluciones para cocinar de los hogares, en el informe State of Access to Modern Energy Cooking Services. Estado del acceso a medios para cocinar con energías modernas [MCEM] se señala que la tasa de acceso a fuentes modernas de energía para cocinar es de tan solo el 10 % en África al sur del Sahara, 36 % en Asia oriental y 56 % en América Latina y el Caribe.

“La falta de avances en lo que respecta a cocinar con energías limpias está costando al mundo más de USD 2,4 billones al año, debido a los impactos adversos en la salud, el clima y la igualdad de género. Las mujeres soportan una carga desproporcionada de este costo en forma de deficiencias de salud y seguridad, así como pérdida de productividad”, dijo Makhtar Diop, vicepresidente de Infraestructura del Banco Mundial. “Estas consecuencias se pueden ver exacerbadas durante la pandemia actual, ya que la contaminación del aire del hogar —resultado del uso de combustibles y cocinas altamente contaminantes— puede hacer que las poblaciones expuestas sean más propensas a contraer COVID-19 y otras afecciones respiratorias”.

El informe del Banco Mundial arroja luz sobre un nuevo componente clave para alcanzar la meta 7.1 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. En un esfuerzo por comprender mejor las barreras que frenan el avance, en el informe se utiliza un nuevo enfoque multidimensional para medir el acceso a fuentes modernas de energía para cocinar teniendo en cuenta seis factores; así, se examina no solo si la energía es limpia, sino también eficiente, conveniente, segura, confiable y asequible.

Los compromisos de financiamiento para las formas limpias de cocinar a nivel residencial provenientes de los asociados para el desarrollo y el sector privado recientemente cayeron de USD 120 millones a USD 32 millones2. Según el informe State of Access to Modern Energy Cooking Services, se necesitan USD 150 000 millones anuales para alcanzar el acceso universal a medios para cocinar con energías modernas hacia 2030. De esta cantidad, se requieren aproximadamente USD 39 000 millones de financiamiento público para garantizar que las soluciones de cocina modernas estén al alcance de las personas más pobres, y unos USD 11 000 millones del sector privado a fin de instalar la infraestructura posterior que se requiere para el funcionamiento de los mercados de cocina con energías modernas, como la red de distribución. Los USD 103 000 millones restantes provendrían de las compras de cocinas y combustible por parte de los hogares. En un escenario menos ambicioso en lo que respecta a alcanzar el acceso universal a servicios de cocina mejorados para 2030, se necesitarían USD 10 000 millones al año, incluidos USD 6000 millones del sector público para cerrar la brecha de asequibilidad y el resto, aportado por los hogares.

“El informe presenta una nueva visión matizada de lo que se entiende por acceso a formas de cocinar limpias; va más allá de la eficiencia y las emisiones para contextualizar el acto de cocinar de los usuarios, lo que incluye consideraciones de seguridad, asequibilidad y disponibilidad. El Gobierno del Reino Unido está de acuerdo con los resultados del informe y continúa apoyando el Programa de MCEM para ofrecer prácticas de cocina más asequibles, menos contaminantes y más saludables a personas de todo el mundo”, dijo la profesora Charlotte Watts, asesora científica principal y directora de la División de Investigaciones y Pruebas del Ministerio de Relaciones Exteriores y de la Mancomunidad de Naciones de ese país.

Mientras los países y sus asociados de los sectores público y privado trabajan para ampliar los esfuerzos dirigidos a alcanzar el acceso universal a medios para cocinar con energías modernas, el informe ofrece tres recomendaciones clave:

  • Crear coaliciones entre líderes políticos de alto perfil para priorizar el acceso a medios para cocinar con energías modernas, tanto a nivel mundial como nacional.
  • Incluir formalmente la demanda de energía para cocinar en las estrategias nacionales de planificación y aprovechamiento de la energía, a fin de alcanzar un acceso universal que refleje las necesidades de los distintos usuarios, las condiciones de los mercados locales y las ventajas comparativas de cada nación en cuanto a recursos energéticos.
  • Incrementar exponencialmente el financiamiento dirigido a los medios para cocinar con energías modernas, de modo que pase de decenas o cientos de millones de dólares a decenas de miles de millones de dólares.


El informe State of Access to Modern Energy Cooking Services fue preparado por el Programa de Asistencia para la Gestión del Sector de la Energía (ESMAP) en colaboración con la Universidad de Loughborough y la Alianza sobre Formas Limpias de Cocinar. Es producto de los esfuerzos de investigación implementados en virtud del Programa de Medios para Cocinar con Energías Modernas (MCEM) y presenta nuevas evidencias e ideas compiladas para orientar la continuación de los avances hacia el logro de la meta 7.1 de los ODS para 2030.

[1] El Marco Multinivel sobre los medios para cocinar es un enfoque multidimensional en niveles que se utiliza para medir el acceso de los hogares a soluciones para cocinar, teniendo en cuenta seis atributos técnicos y contextuales: conveniencia, asequibilidad, seguridad, disponibilidad de combustibles, exposición y eficiencia, en una categorización que va desde el nivel 0 (sin acceso) al nivel 5 (acceso completo). Se considera que un hogar tiene acceso a medios para cocinar con energías modernas (MCEM) cuando sus prácticas de cocina cumplen, como mínimo, el nivel 4 del Marco Multinivel. Un hogar cuyas prácticas de cocina cumplen el nivel 2 o 3 se considera en transición con acceso a servicios para cocinar mejorados.

[2] Energizing Finance: Understanding the Landscape 2019, SEforALL.

 

Acerca del ESMAP:

El ESMAP es una alianza entre el Banco Mundial, los asociados en la tarea del desarrollo y organizaciones privadas sin fines de lucro que ayuda los países de ingreso bajo y mediano a reducir la pobreza e impulsar el crecimiento a través de soluciones energéticas sostenibles. Los servicios analíticos y de asesoría del Programa están plenamente integrados dentro del diálogo de políticas y financiamiento para los países del Banco Mundial en el sector de la energía. A través del Grupo Banco Mundial (GBM), el ESMAP trabaja para acelerar la transición de los usos de energía que se necesita para alcanzar el ODS 7, que consiste en garantizar el acceso a una energía asequible, confiable, sostenible y moderna para todos. Ayuda a determinar las estrategias y los programas del GBM para cumplir los compromisos de políticas de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) y las metas del Plan de Acción sobre el Cambio Climático del GBM.

 

Acerca del Programa de Medios para Cocinar con Energías Modernas (MCEM):

El Programa de MCEM es una iniciativa a cinco años financiada por UK Aid, del Ministerio de Relaciones Exteriores y de la Mancomunidad de Naciones del Reino Unido, y encabezado por la Universidad de Loughborough y el ESMAP del Banco Mundial. Tiene como objetivo acelerar la transición mundial de las formas de cocinar tradiciones con biomasa a soluciones basadas en energías modernas.

 

El Grupo Banco Mundial, una de las principales fuentes de financiamiento y conocimientos para los países en desarrollo, está adoptando medidas rápidas y de amplio alcance a fin de ayudar a los países en desarrollo a fortalecer su respuesta frente a la pandemia. Con tal objetivo, respalda intervenciones de salud pública, trabaja para garantizar el suministro de insumos y equipos esenciales, y ayuda al sector privado a continuar sus operaciones y mantener el empleo. Destinará hasta USD 160 000 millones en asistencia financiera durante un período de 15 meses para ayudar a más de 100 países a proteger a los sectores pobres y vulnerables, respaldar a las empresas e impulsar la recuperación económica. Dicho monto incluye USD 50 000 millones correspondientes a nuevos recursos de la AIF, que se asignarán en forma de donaciones y préstamos en condiciones sumamente concesionarias.

 


COMUNICADO DE PRENSA N.º 2021/028/EEX

Contacto

En la ciudad de Washington
Anita Rozowska
+1 (202) 473-4782
arozowska@worldbankgroup.org
Para pedidos de contenido multimedia
David Young
+1 (202) 473-4691
dyoung7@worldbank.org
Api
Api