Participe en los eventos de las Reuniones Anualesdel 16 al 19 de octubre. ¡Únase a la conversación! Ver todos los eventos

Discursos y transcripciones Junio 04, 2019

Palabras de apertura de David Malpass, presidente del Grupo Banco Mundial, en la conferencia de prensa sobre el informe Perspectivas económicas mundiales

SR. MALPASS:  Buenos días a todos. Soy David Malpass. Gracias por venir.

El crecimiento mundial se ha debilitado desde que se publicó la edición anterior del informe Perspectivas económicas mundiales, en enero, y el impulso sigue siendo frágil.

Como se destaca en esta nueva edición del informe, la confianza empresarial ha caído, se ha acentuado la desaceleración del comercio mundial, y las inversiones en las economías emergentes y en desarrollo han disminuido.

Esto es preocupante porque la inversión deprimida debilita las bases de un crecimiento sostenido. Es esencial lograr un crecimiento económico más sólido para reducir la pobreza y mejorar los niveles de vida. Las perspectivas económicas mundiales, tanto en el corto plazo como en el largo plazo, muestran importantes desafíos.

Los riesgos que amenazan el crecimiento incluyen el aumento de las barreras comerciales, la acumulación de la deuda pública y una mayor desaceleración en las principales economías.

En los mercados emergentes y las economías en desarrollo, el crecimiento también se ve limitado por restricciones estructurales que desvían o desalientan las inversiones, como la presencia de entornos poco favorables para los negocios, los controles de los mercados laborales y de productos, y las deficiencias en la gobernanza.

Debido a la desaceleración del crecimiento mundial, el aumento de la incertidumbre normativa y el limitado espacio fiscal, se espera que el crecimiento de las inversiones en las economías en desarrollo siga siendo escaso y se ubique por debajo de los promedios históricos.

Otro de los motivos de preocupación señalados en el informe es el elevado endeudamiento. La deuda pública de las economías emergentes y en desarrollo ha aumentado desde 2007 en un promedio de entre un 15 % y un 51 % del producto interno bruto (PIB). En un entorno de bajas tasas de interés, estas economías deben lograr un delicado equilibrio que les permita contraer deuda para promover el crecimiento de las inversiones y evitar a la vez los riesgos asociados con niveles excesivos de endeudamiento.

Por último, en nuestro informe Perspectivas económicas mundiales también se detallan las dificultades que enfrentan los países de ingreso bajo que buscan mejorar los niveles de vida de su población. Para abordar estas dificultades, será necesario adoptar políticas integrales, por ejemplo, promover la integración al comercio mundial, alentar la inversión extranjera directa, fortalecer la gobernanza, mejorar el clima para los negocios, impulsar la profundización de los sistemas financieros y promover la inclusión financiera.

Hay una amplia gama de opciones de políticas que pueden mejorar la inversión y las perspectivas de crecimiento. Es urgente que los países implementen reformas estructurales significativas que generen un clima más propicio para los negocios y atraigan inversiones.

También deben dar prioridad a la gestión y la transparencia de la deuda, de modo que el nuevo endeudamiento contribuya al crecimiento y la inversión.

Ahora les cedo la palabra a David Theis y Ayhan Kose para que analicen más detalladamente los mensajes del informe y respondan sus preguntas.

Una vez más, muchas gracias por acompañarnos.

Api
Api