Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

Discursos y transcripciones Abril 16, 2020

David Malpass, presidente del Grupo Banco Mundial: Palabras pronunciadas ante el Comité Monetario y Financiero Internacional

CIUDAD DE WASHINGTON, 16 de abril de 2020. El presidente del Grupo Banco Mundial, David Malpass, pronunció hoy las siguientes palabras en la reunión virtual del Comité Monetario y Financiero Internacional:

El Banco Mundial ha estado trabajando para adoptar rápidamente medidas de amplio alcance, en especial en favor de los países más pobres. Para fines de abril, esperamos tener proyectos relacionados con la COVID-19 en 100 países, y estamos avanzando para proporcionar un monto de financiamiento sin precedentes a fin de ayudar a los países a responder a la crisis. 

Agradecemos a nuestros accionistas por el capital y los fondos que brindaron al Banco Internacional de Fomento (BIRF), la Asociación Internacional de Fomento (AIF), la Corporación Financiera Internacional (IFC) y el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA), y los invito y exhorto a realizar sus suscripciones iniciales. Serán de gran ayuda en la respuesta frente a la COVID-19. Agradecemos mucho la suscripción realizada ayer por Estados Unidos, que incrementó el capital suscripto del BIRF en casi USD 9800 millones.

Estoy sumamente satisfecho con el anuncio de ayer del Grupo de los 20 (G-20), que indicó que los países clientes de la AIF que soliciten un período de gracia podrán suspender el pago de sus créditos bilaterales oficiales el 1 de mayo. Contar con el compromiso y el consenso de todos los acreedores oficiales constituye un enorme logro, y felicito a todos los involucrados. 

Kristalina y yo promovimos la iniciativa de la deuda y hemos asumido el compromiso de tomar todas las medidas posibles para respaldarla. Esperamos que los acreedores comerciales ofrezcan un tratamiento similar. El Banco Mundial ha incrementado enormemente las transferencias netas que proporcionará de manera anticipada y en condiciones sumamente concesionarias a los países de la AIF, y el FMI tiene sus propias iniciativas de alto impacto.

Esta es una medida muy potente y de rápida acción que aportará beneficios reales para los habitantes de los países pobres. Por su parte, los países beneficiarios utilizarán los recursos adicionales para responder a la COVID-19 y proporcionarán información completa sobre los compromisos financieros de su sector público. Se está pidiendo al Banco Mundial y al FMI que monitoreen la información que estos países darán a conocer y el uso que harán del espacio fiscal generado por el alivio de la deuda.

Este tipo de amplia transparencia en las inversiones y en la deuda es una prioridad importante para el desarrollo y la recuperación tras la crisis. Reviste además especial urgencia en el contexto de la COVID-19 y en un entorno en el que las tasas de interés permanecerán bajas durante mucho tiempo, tal como describió Kristalina en su alocución de hoy.

Es fundamental crear los principios de transparencia que permitirán invertir el sentido de la cuantiosa salida de capitales de los países en desarrollo y hacer más productivos el endeudamiento y la inversión. Para incrementar la transparencia de la deuda y mejorar la calidad de la inversión será necesario adoptar numerosas medidas complejas. Mencionaré solo cinco:

  1. divulgación de los términos contractuales de los préstamos y los cronogramas de pago;
  2. divulgación completa del volumen de deuda pública y deuda garantizada por el Estado, el pasivo de las empresas estatales y los instrumentos con características de deuda;
  3. avances para que los prestatarios soliciten la flexibilización de las cláusulas que exigen excesiva confidencialidad a fin de poder presentar datos transparentes;
  4. uso eficaz y prudente de las garantías y los gravámenes en los préstamos soberanos;
  5. insistencia para que los prestatarios y los prestamistas eviten infringir los requisitos legales de otros acreedores, como las cláusulas de compromiso negativo.

La transparencia ayudará a atraer nuevas inversiones de calidad, con volúmenes crecientes de inversionistas privados. Los instrumentos financieros de corto plazo serán fundamentales para proporcionar capital de trabajo y financiamiento para el comercio. Los programas de IFC en esta área están creciendo con rapidez durante la crisis. El Grupo Banco Mundial puede ayudar tomando financiamiento a largo plazo y ofreciendo a la vez los préstamos con plazos de vencimiento breves que resultan tan cruciales para las nuevas empresas y los nuevos participantes en los mercados. Ayer el BIRF obtuvo USD 8000 millones mediante un bono de referencia mundial a cinco años que ofrece a los inversionistas un rendimiento del 0,7 %. Se trata de la mayor emisión de bonos denominados en dólares de Estados Unidos realizada por una entidad supranacional, con pedidos de 190 inversionistas que llegaron a los USD 12 500 millones. Felicito también a los numerosos bancos centrales que están elaborando mecanismos para brindar financiamiento a corto plazo con el fin de aliviar en parte la carga desigual que recae sobre las pequeñas empresas como consecuencia del gigantesco descalce de los vencimientos en las enormes carteras a largo plazo de los bancos centrales.

Para concluir, tengo la certeza de que esta semana se han logrado importantes avances en numerosos aspectos en relación con la crisis, y sé también que la rapidez con la que estamos actuando para brindar apoyo será de gran ayuda durante la desaceleración y fortalecerá la recuperación.

Muchas gracias.

Api
Api