Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

Skip to Main Navigation
Declaraciones Abril 15, 2020

David Malpass, presidente del Grupo Banco Mundial: Palabras pronunciadas ante los ministros de Finanzas del G-20

CIUDAD DE WASHINGTON, 15 de abril de 2020. El presidente del Grupo Banco Mundial, David Malpass, dio a conocer hoy las declaraciones que pronunció en la reunión virtual de los ministros de Finanzas del Grupo de los 20 (G-20).

“Gracias, señor presidente.

El Grupo Banco Mundial ha estado trabajando para adoptar rápidamente medidas de amplio alcance, en especial en favor de los países más pobres. Para fines de abril, esperamos tener proyectos relacionados con la COVID-19 en 100 países, y estamos avanzando para proporcionar financiamiento por valor de USD 160 000 millones durante los próximos 15 meses. Les agradecemos por el capital y los fondos que brindan al Banco Internacional de Fomento (BIRF), la Asociación Internacional de Fomento (AIF), la Corporación Financiera Internacional (IFC) y el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA), y los invitamos a realizar sus suscripciones iniciales.

Nuestros objetivos son los siguientes:

  • ayudar a los países en desarrollo a implementar operaciones sanitarias de emergencia;
  • proteger a los hogares más pobres;
  • preservar empleos y empresas. IFC y MIGA están trabajando con clientes del sector privado para brindar apoyo a las líneas de financiamiento para el comercio y el capital de trabajo.

Todo esto permitirá acortar el tiempo que se necesitará para lograr una recuperación económica sostenible y de base amplia.

Los demás bancos multilaterales de desarrollo (BMD) han comprometido aproximadamente USD 80 000 millones para este período, lo que conforma un total de USD 240 000 millones. Hemos estado trabajando en estrecha coordinación con ellos para actuar con eficacia y lograr impacto en gran escala. Invitamos a sus programas de asistencia bilateral y a los otros BMD a sumarse mediante préstamos paralelos y cofinanciamiento para nuestros 100 programas de emergencia, y a sacar provecho de la adquisición conjunta de equipos y suministros médicos facilitada por el Banco Mundial.

Estoy sumamente satisfecho con los esfuerzos del G-20 por permitir que los países clientes de la AIF suspendan el pago de sus créditos bilaterales oficiales el 1 de mayo. Esperamos que los acreedores comerciales ofrezcan un tratamiento similar. Por su parte, los países beneficiarios deberían comprometerse a utilizar los recursos adicionales para responder a la COVID-19 y proporcionar información completa sobre los compromisos financieros de su sector público. Se está pidiendo al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional (FMI) que analicen las necesidades de liquidez de los países elegibles e informen al respecto, y que monitoreen el uso que dan estos países al espacio fiscal generado por el alivio de la deuda.

Esta es una iniciativa muy potente y de rápida acción que aportará beneficios reales para los pobres.

Por otro lado, se está solicitando a los BMD que analicen opciones para suspender los pagos del servicio de la deuda sin perder su calificación crediticia. Kristalina y yo nos reunimos ayer con los dirigentes de estos bancos para analizar este tema y nuestros esfuerzos de apoyo coordinado. Me pidieron de manera unánime que registrara el requisito de mantener la calificación crediticia, así como nuestra preocupación por el riesgo de que la suspensión de los pagos a los BMD (si no se compensa plenamente mediante nuevas contribuciones de los accionistas) perjudique a los pobres, tanto en el corto plazo, debido a que se limita nuestra capacidad de brindar asistencia por adelantado, como en el largo plazo, como consecuencia de la reducción de nuestra capacidad de apalancamiento.

El Banco Mundial y el FMI harán todo lo que esté a su alcance para respaldar la iniciativa de la deuda. Kristalina y yo la promovimos y hemos asumido el compromiso de tomar todas las medidas posibles para ayudar a los pobres. El Banco Mundial ha incrementado enormemente las transferencias netas que proporcionará de manera anticipada y en condiciones sumamente concesionarias a los países de la AIF (más de USD 50 000 millones durante los próximos 15 meses), y el FMI tiene sus propias iniciativas de alto impacto.

El Comité para el Desarrollo, que incluye numerosos representantes de los países más pobres, analizará el viernes las diversas iniciativas de apoyo. Sé que agradeceremos a Arabia Saudita por liderar con firmeza los esfuerzos de alivio de la deuda durante su presidencia del G-20, y que agradeceremos a todos los acreedores por sus esfuerzos.

Tengo la certeza de que esta semana se han logrado importantes avances en el tema de la deuda, y sé también que la rapidez de nuestro apoyo en la crisis ayudará durante la desaceleración y fortalecerá la recuperación. Muchas gracias”.

ENLACES RELACIONADOS:

Declaración conjunta del Grupo Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional sobre el resultado de la reunión de ministros de Finanzas del G-20


Contacto

David Theis
(202) 458-8626
dtheis@worldbankgroup.org
Api
Api