Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

Skip to Main Navigation
publication

Informe semestral para América Latina y el Caribe: "El costo de mantenerse sano"

Image

Accede al reporte "El costo de mantenerse sano" (disponible solo en inglés - pronto en español)


El informe semestral del Banco Mundial titulado “El costo de mantenerse sano” analiza el impacto económico de la pandemia de la COVID-19 en la región y la necesidad de mejorar la cobertura y la calidad de los sistemas de atención de la salud.

América Latina y el Caribe es la región más afectada por la pandemia de la COVID-19, al sufrir una caída en la demanda externa, una mayor incertidumbre económica, un colapso del turismo y las consecuencias de meses de confinamiento con el fin de contener la propagación de la enfermedad.

Los gobiernos deben enfocarse en mejorar la cobertura y calidad de los sistemas de salud, incluidos medicamentos más baratos, para combatir la pandemia de COVID-19.

Se necesita un alto nivel de gasto en transferencias sociales de emergencia, si bien los países deberán hallar la manera de retomar la consolidación fiscal en el futuro.

::: Puedes descargar el informe aquí :::



MULTIMEDIA

Image
click
VIDEO
Presentación del informe “El costo de mantenerse sano” y las #Perspectivas2021 para la economía de América Latina y el Caribe.

Información detallada

Impacto económico:

  • ALC está siendo impactada por una caída en la demanda externa, una mayor incertidumbre económica, un colapso en los flujos de turismo y, sobre todo, las consecuencias de meses de confinamiento con el fin de contener la propagación de la enfermedad.

- Se prevé que el Producto Interno Bruto (PIB) en la región de América Latina y el Caribe (excepto Venezuela) decrezca un 7,9% en 2020. Se espera un crecimiento de 4% para 2021.

  • Esta crisis llega tras años de crecimiento económico lento, avances acotados en términos de indicadores sociales, e inmediatamente después de una ola de descontento popular.
  • El impacto de las medidas de confinamiento recayó desproporcionadamente sobre los hogares con trabajos informales.

- Debe promoverse la formalidad, a la vez que se necesitan registros poblacionales detallados para que las transferencias sociales lleguen a muchos de aquellos que viven al día.

  • De todas maneras existen señales positivas.

- El comercio mundial de bienes regresa a los niveles anteriores a la crisis y los precios de las materias primas se mantienen relativamente bien.

- Luego de una caída inicial abrupta, las remesas en general son mayores que hace un año.

- Sorprendentemente, son pocos los países que perdieron el acceso a los mercados financieros internacionales.

- Los paquetes de estímulo llevados a cabo por distintos gobiernos fueron notablemente robustos, a pesar de las restricciones fiscales y que buena parte de los recursos adicionales fueran a transferencias sociales.

Costos de salud

  • Muchos países de la región están suavizando los confinamientos y experimentan un número estable o decreciente de fallecimientos en los últimos dos meses.
  • Los gobiernos deben adecuar las normas sanitarias y de seguridad en todos los sectores y actividades, incluida la educación, para que la probabilidad de contagio siga siendo baja mientras la vida continúa. La cobertura y calidad de los sistemas de salud debe mejorar para apoyar a aquellos particularmente vulnerables al COVID-19, como individuos con otras morbilidades.
  • La pandemia de COVID-19 elevó el costo de proteger la salud de la población.
  • Los costos de salud representan una parte significativa de los presupuestos públicos y suponen una carga onerosa para las finanzas domésticas.
  • La distribución de los costos de salud en ALC suele ser regresiva. Reducir esta carga podría sacar a millones de personas de la pobreza.
  • Los medicamentos representan la mayor parte de los gastos de bolsillo en atención médica y los precios varían enormemente tanto dentro como entre países.

Deuda pública

  • Los niveles de deuda pública en la región subieron de forma significativa.
  • Puede que por el momento las transferencias sociales de emergencia sigan siendo necesarias, pero los países deberán hallar la manera de retomar la consolidación fiscal.
  • Se deben reorientar los impuestos y el gasto público para apoyar la creación de empleo, la prestación de servicios y el desarrollo de infraestructura para colocar a la región de nuevo en una senda de crecimiento inclusivo y sostenible.