Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

Respaldo a los esfuerzos del Líbano para la reconstrucción de la infraestructura y el alivio del impacto del conflicto en los municipios

Junio 03, 2013


Image

El financiamiento adicional para el Primer Proyecto de Infraestructura Municipal fue procesado como una donación a través del Fondo Fiduciario para el Líbano, lo que permite al Banco Mundial responder rápidamente a la petición de ayuda del Gobierno para la reconstrucción de los daños causados a la infraestructura del país por las recientes hostilidades y el alivio del impacto del conflicto en los municipios. El proyecto benefició en forma directa a unas 375.427 personas mediante el restablecimiento de servicios básicos y oportunidades de desarrollo económico.

Desafío

Años de disturbios civiles y conflictos internos entre 1975 y 1990 devastaron la infraestructura del Líbano y afectaron la prestación de servicios básicos. En particular, el sector municipal enfrentó una serie de desafíos, entre ellos la falta de una infraestructura adecuada, dando lugar a un acceso limitado al abastecimiento de agua y alcantarillado. Las carreteras y las redes de drenaje y suministro de agua estaban deterioradas debido a la prolongada falta de mantenimiento. Poco después de la guerra civil, el Gobierno del Líbano priorizó el mejoramiento de la economía del país a través de un importante Programa Nacional de Reconstrucción de Emergencia, centrándose principalmente en la infraestructura regional. En 1993, creó también el Ministerio de Asuntos Municipales y Rurales y financió operaciones mediante el Fondo Municipal Independiente. A pesar de estos esfuerzos, las transferencias a los municipios permanecieron impredecibles, y la base de recursos institucionales y financieros de estos se mantuvo débil. Esta situación llevó al Gobierno a solicitar la asistencia del Banco Mundial para la ejecución de sus programas de infraestructura municipal.


Solución

El proyecto se focalizó en la reconstrucción de la infraestructura pública prioritaria destruida o dañada durante las hostilidades en cerca de 185 municipios, por ejemplo en la construcción y remodelación de caminos urbanos, aceras, muros de contención, alumbrado público, red de abastecimiento de agua y alcantarillado, así como la restauración de edificios municipales y equipos relacionados con la tecnología de la información y las comunicaciones (TIC). Un componente importante del proyecto era dar asistencia para la construcción de nueva infraestructura municipal con el fin de reactivar la economía local, incluido el financiamiento de mercados y el acceso a las instalaciones públicas, y planes de sitios y servicios y mejora de la prestación de servicios. Por último, el proyecto brindó respaldo a la gestión de proyectos, asistencia técnica para la implementación y apoyó el desarrollo de capacidades para mejorar la transparencia en la gestión de transferencias y flujos financieros intergubernamentales del gobierno central a los municipios, mediante el establecimiento de un Observatorio Municipal destinado a proporcionar una adecuada base de conocimientos para una administración municipal sostenible y transparente.


Resultados

El proyecto contribuyó a la reconstrucción y reactivación económica a corto y mediano plazo y benefició en forma directa a unas 375.427 personas mediante el restablecimiento de servicios básicos y oportunidades de desarrollo económico. La asistencia técnica prestada por el proyecto redujo la dependencia que tenían los municipios de las transferencias, fortaleciendo aún más sus perspectivas de ser responsables de los esfuerzos continuos de recuperación. El respaldo del proyecto a la reconstrucción y rehabilitación de la infraestructura fue exitoso dado que 440 subproyectos beneficiaron a 178 municipios, llegando casi a la evaluación estimada de 185 municipios. El proyecto también ayudó a restablecer la infraestructura básica, con lo que el entorno de la ciudad recuperó o superó las condiciones previas al conflicto, se restableció el transporte y el acceso al agua y se proporcionó en un tiempo récord alumbrado público para aumentar la seguridad. Mientras tanto, el proyecto usó talleres y formación práctica para familiarizar a los municipios con los criterios técnicos, sociales, ambientales y económicos para dar prioridad a las necesidades del proyecto. Los logros específicos incluyen:

Reconstrucción de la infraestructura pública

  • 17 edificios municipales reconstruidos.
  • 175 km de caminos rehabilitados y reparados.
  • 4.684 postes de alumbrado público instalados.
  • 10,7 km de desagües de aguas pluviales reparados.
  • 48,7 km de muros de contención.

Recuperación económica y desarrollo local

  • Construcción de 15 instalaciones públicas en 15 municipios.

Creación de capacidades

  • Se realizaron tres estudios financieros municipales.
  • Se construyó y equipó el Observatorio Municipal.

Contribución del Grupo del Banco Mundial

El costo total del proyecto fue de US$30,1 millones, que fueron procesados como una donación adicional a través del Fondo Fiduciario para el Líbano. Este fue establecido originalmente por el Banco en septiembre de 2006 con una transferencia de US$70 millones del superávit del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), para responder específicamente a la solicitud de ayuda del Gobierno para la reconstrucción de la infraestructura del país. La donación suplementaria se vinculó en términos de implementación, pero fue entendida como un proyecto separado debido a las diferencias en las fuentes de financiamiento.

Asociados

El organismo ejecutor en el Líbano fue el Ministerio del Interior y de Municipalidades (MOIM).

Próximos pasos

Los estudios implementados por el proyecto constituyen en la actualidad el marco estratégico de financiamiento municipal del MOIM. Además, y como seguimiento directo del proyecto, el Gobierno está desarrollando un Programa de Desarrollo Local y Gobierno Local gracias a un financiamiento de 20 millones de euros entregado por la Unión Europea (UE).

Beneficiarios

El proyecto benefició a los habitantes de 178 municipios que, en su mayor parte, no se habían visto favorecidos con las inversiones locales en infraestructura y servicios esenciales durante el conflicto, y que no estaban recibiendo apoyo de otros donantes. La población objetivo se benefició directa o indirectamente de: i) la mejora del patrimonio municipal existente, el alcantarillado y los caminos de acceso a los servicios de atención primaria; ii) la provisión de alumbrado público y la mejora de la seguridad vial, y iii) la modernización y reparación de las redes existentes de agua y alcantarillado para mejorar la confiabilidad del servicio. El proyecto también benefició al MOIM y las instituciones locales (municipios) mediante el fortalecimiento de su capacidad en la gestión de proyectos y la mejora de su sistema de manejo de la información a través de la creación del Observatorio Municipal.



MAPA DEL PROYECTO